Keith Allison (CC)

Varios jugadores de los Wizards, increpados a la salida de un club

Tanto Jennings como Wall mantuvieron la cabeza fría

Varios jugadores de los Wizards fueron increpados al salir de un club en Los Angeles. Keith Allison (CC)
Varios jugadores de los Wizards fueron increpados al salir de un club en Los Angeles. Keith Allison (CC)

Horas después de ganar a los Lakers en el Staples, varios jugadores de los Washington Wizards salieron a degustar la noche de Los Angeles, concretamente  al club nocturno llamado 1 Oak. Sin embargo, al marcharse les esperaba una anecdótica y desagradable situación a la salida del local, que fue grabada por algunos de los testigos allí presentes

Un tipo visiblemente enfadado y con actitud intimidatoria empezó a increpar primero a Jennings, a quien tildó de «mark-ass ho'»-que podría traducirse como perra blandengue y fácil de dominar- mientras se vanagloriaba de ser de Compton para reforzar su actitud de pandillero. Brandon Jennings, oriundo también del mismo conflictivo barrio de Los Angeles, ignoró la provocación y mantuvo la compostura de una forma digna de elogio.

Al poco rato el mismo hombre se dirigió haciendo galas de las mismas formas a John Wall, quien también dejó pasar la situación sobriamente sin responder y sin caer en la misma provocación que minutos antes había antes había sufrido su compañero. Tiempo después, se pudo ver a Bradley Beal conversando en un tono mucho más tranquilo con dicho individuo, a quien despidió con un saludo.

Dejando al margen lo profesional que pueda parecer salir de madrugada en medio de un back to back en la ciudad angelina, la actitud de los jugadores de los Wizards fue ejemplar en este pequeño altercado y evitó montar una polémica alrededor del equipo para lo que resta de la gira por el Oeste que, tras la derrota contra los Clippers, tendrá sus próximas paradas en Salt Lake City y Oakland para enfrentarse a Jazz y Warriors respectivamente.