Basket Streaming (CC)

De Azul y Naranja: El histórico «amaño» de los Knicks en el draft

LOS KNICKS ELIGIERON A EWING EN PRIMER LUGAR

draft
¿El sorteo del 85 está decantado para los Knicks?/Basket Streaming (CC)

«Nunca he ganado nada, al menos nada importante. Horas antes recé algunas oraciones pero eso lo hago todos los días, y luego pensé, voy a ser un poco egoísta y pedir que Dios nos bendiga con Patrick Ewing», Dave DeBusschere, directivo de los Knicks en el 85.

Estos fueron las primeras palabras que el ex jugador y directivo de los Knicks, Dave DeBusschere, pronunció de inmediato, después de que sus New York Knicks ganaran la primera lotería del draft en la historia de la NBA.

Y es que, en estos tiempos tan convulsos, pocas son las buenas noticias a las que un seguidor de los Knicks puede agarrarse. Sin embargo, rescatar lo que pasó aquella polémica noche de primavera hace 30 años, puede suponer un pequeño impulso para albergar algo de esperanza.

Pero primeramente, vayamos por partes.

Temporada 1984-1985.

Corría la temporada 1984-85, concretamente la trigésimonovena en la NBA, una temporada que no dejaría indiferente a nadie.

Hagamos una breve recopilación, y es que aparte de que fuimos testigos de la llegada del mejor jugador de todos los tiempos, Michael Jordan, vimos debutar a Charles Barkley, John Stockton y Hakeem Olawujon.

Dijimos adiós a dos ciudades, Kansas y San Diego, que verían como sus Kings y sus Clippers se trasladarían a Sacramento y Los Angeles respectivamente.

Nos encontramos con nuevas reglas, como el formato 2-3-2 de las finales y la implantación de una lotería en el draft como antídoto al tanking.

Observamos a la vez que llorábamos, como Bernard King se alzaba como máximo anotador de la NBA habiendo sufrido la peor lesión en la historia reciente de este deporte.

Nos rendimos ante el talento y  la inteligencia de Larry Bird.

Presenciamos el primer All- Star en Indianapolis y como los Bad Boys tenían que trasladarse de estadio.

Y por último, el 9 de Junio de 1985 vimos como los Lakers arrebataban el anillo a los Celtics con un estelar Abdul-Jabbar que rozaba ya la cuarentena.

El draft de 1985

La temporada regular de la NBA había llegado a su fin pero la llegada de la primavera parecía infundir un halo de esperanza en la siempre caótica Nueva York.

Los New York Knicks habían tenido una temporada desastrosa, y es que habían acabado con un lamentable 24-58, el segundo peor récord de ese año, solo superado por los Pacers.  A todo esto, había que sumarle la desgracia de que el hijo prodigo de Nueva York, Bernard King, el máximo anotador de la liga, había caído lesionado y su regreso a las canchas parecía prácticamente imposible.

En 1985, Patrick Ewing estaba listo para aterrizar en la NBA tras marcar época en la NCAA como jugador de la prestigiosa universidad de  Georgetown. Todo esto como he dicho anteriormente, venía de la mano del  lottery pick o lo que es lo mismo, del nuevo sistema que determinaría el orden de elección en el draft.

Nueva York, volvía a tener esperanza y esa esperanza media 7 pies y tenia nombre y apellidos: Patrick Ewing.

12 de Mayo de 1985, Hotel Waldorf-Astoria.

Las ciudades de Nueva York, Atlanta, Oakland, Sacramento, Los Angeles , Indinapolis y Seattle permanecían pegadas al televisor, concretamente al canal CBS que en el descanso de la eliminatoria de playoffs entre los Celtics y los Sixers retransmitirían la primera lotería del draft.

Y allí, en el piso 18 del Waldorf-Astoria, en Nueva York, las 7 ciudades poseedoras de los peores récords de la NBA, se reunían con sus respectivos representantes, cruzando los dedos para que la fortuna les ayudara a cambiar el porvenir de sus franquicias.

David Stern fue sacando uno por uno los sobres con el emblema de las distintas franquicias allí presentes, el ultimo sobre sería, en este caso, el equipo en elegir primero en el draft. Para sorpresa de muchos, el ultimo sobre que sacaría sería el de los New York Knicks, y digo para sorpresa, porque inmediatamente, los medios de Indianapolis y algunos dirigentes de los Hawks quisieron justificar su poca suerte alegando que el sobre de los Knicks estaba marcado y que todo estaba amañado para que los de Nueva York eligieran en primer lugar.

«Está todo arreglado, el número 1 va para los Knicks», dijo un directivo de los Hawks.

Acto seguido, Dave Debusschere, ex jugador y representante de los Knicks en el sorteo, posaba con la camiseta neoyorquina, el numero 33 y el apellido Ewing.

Sin ninguna duda, Dios parecía ser fan de los Knicks.

18 de Junio de 1985, Madison Square Garden.

Mientras en la soleada California aun perduraba la resaca de la victoria y en la pobre Indiana aun seguían creyendo inútilmente en conspiraciones, llego la noche del draft.

«Los New York Knicks, en primera posición, seleccionan a Patrick Ewing desde Georgetown»dijo David Stern.

A medida que Ewing cruzaba el Felt Forum del Madison Square Garden hasta llegar al podio, los aficionados de los Knicks vitoreaban y saltaban de  pura felicidad.

Y es que como dijo Dave DeBusschere:

 «Este es un gran día para Nueva York y para la franquicia de los Knicks».

Leave A Reply

Your email address will not be published.