Nil Alemany (SB)

Los Charlotte Hornets poseen promesas con valor en la plantilla

Kaminsky, Weber, O’Bryant o Barber, los seleccionados

Frank Kaminsky, una de las promesas de la franquicia de los Hornets - Nil Alemany (SB)
Frank Kaminsky, una de las promesas de la franquicia de los Hornets – Nil Alemany (SB)

Un equipo de la NBA puede construir una base con unos cimientos definidos en la liga de muchas maneras, siendo la principal las elecciones del Draft, otra los traspasos, donde se intercambiarían assets con valor por jugadores jóvenes que comiencen y desarrollen un proyecto, y la última es la posibilidad de aunar talento procedente de otras ligas, como la D-League o Europa.

Cada vez son más los equipos que obtienen activos por este último medio, siendo los San Antonio Spurs los pioneros, los Brooklyn Nets, como ejemplo reciente, y ahora parece que los Charlotte Hornets se están uniendo a esta tendencia. Por esto, páginas como Bleacher Report, HoopsHabit o Scout.com han realizado análisis de los jóvenes con potencial para desarrollar sobre los que el equipo posee derechos.

Vamos a comenzar primero con los activos conseguidos por métodos que reportan más mérito a la front office de la franquicia, como son los obtenidos por medio de la D-League. Aquí nos encontramos con jugadores como Briante Weber, Johnny O’Bryant o Cat Barber, encontrándose los dos primeros en el equipo, y el último en la liga de desarrollo, de momento.

Weber y O’Bryant fueron firmados con contratos de diez días, y terminaron convenciendo a la directiva y cuerpo técnico, consiguiendo contratos multianuales con los Hornets. Hay que dar el crédito de adiciones como estas a los ojeadores de la liga de desarrollo, ya que sin ellos no habría sido posible ‘robar’ estos jugadores con talento NBA y firmarles a precio de risa. Solo el tiempo dirá si los destellos que han mostrado se terminan convirtiendo en algo cotidiano, por medio del desarrollo y explotación del potencial oculto que poseen los dos jugadores. La esperanza de Charlotte es que amplíen su plantilla, llevando la calidad hasta los últimos puestos de la segunda unidad, cosa que les ayude a lograr el sueño de los Playoffs esta temporada, que está bastante lejano, aunque todavía se posean posibilidades.

Cat Barber es otro asunto. El jugador ha actuado muy bien en los Greensboro Swarm, filial de los Hornets en la liga de desarrollo, promediando hasta ahora 18 puntos y 5.5 asistencias en 14 partidos. Los de Charlotte siguen ojeándolo cada partido y, aunque todavía no ha cumplido el sueño de debutar en la mejor liga del mundo, es muy probable que, o esta temporada o la próxima, algún equipo se interese por sus servicios, ya sean los Hornets, o otro de los 29 conjuntos que rondan la liga. 

Por último, definimos el mejor activo con el que cuenta la franquicia de Jordan, elegido en el Draft. Este es Frank Kaminsky, que está explotando esta campaña, demostrando ser una pieza valiosa para la rotación del conjunto. En los 12 partidos anteriores a su lesión, el jugador registró 18 puntos, 6.6 rebotes y 1.2 robos por encuentro, en 32.6 minutos por noche, y tras recuperarse ha disputado cuatro encuentros, anotando en dobles figuras en los tres últimos, con unos bagajes de 16 puntos, 3.7 rebotes y 2.7 asistencias en ellos.

De no haberse lesionado y perdido cinco encuentros, muy probablemente hoy los Charlotte Hornets tendrían muchas más posibilidades de acceder a una plaza en postemporada. Lo importante no es este final de temporada, sino que los Hornets saben que cuentan con un cuatro anotador, del más puro perfil Ryan Anderson, joven y con carrera por delante, que será importante si le mantienen en el roster, con minutos por delante.