Los Rockets lo tendrán más complicado para mantener la primera plaza - Nil Alemany (SB)

Rockets y Lakers avanzan hacia sus objetivos

LOS ANGELES LAKERS 100-139 HOUSTON ROCKETS

james harden houston rockets
James Harden consiguió un triple-doble muy plácido ante los Lakers/Nil Alemany (SB)

Los Rockets pasan por encima de los Lakers en un partido sin mayor historia en el que jugaron con  diferencias importantes en el marcador desde el primer cuarto. James Harden hizo otro triple-doble más, como el que ficha cuando llega a la oficina (18-12-13)

Empezaba el partido, intensidad muy baja por parte de ambos equipos pero que a los Rockets les valía para irse 11 puntos arriba al final del primer cuarto. ¿Qué queda de aquellos Lakers de inicio de temporada? Absolutamente nada, el equipo de Walton parece más centrado en perder partidos y ganar opciones para el día del draft que en cualquier otra cosa. La cantidad de balones perdidos, pero sobretodo como dicen en el tenis, errores no forzados era escalofriante.

Lo más interesante del partido parecía estar en las gradas, con la visita de  ilustres ex Rockets que participaron en aquella increíble racha de hace unos años de 22 partidos seguidos sin derrota. Entre los elegidos se encontraban Tracy McGrady, Carl Landry, Chuck Hayes y Rafer Alston. Al descanso, recibirían un merecido homenaje y todo el cariño del público del Toyota Center

El segundo cuarto seguía por la misma tónica, Lou Williams parecía estar disfrutando machacando a sus antiguos compañeros. Por el otro lado Corey Brewer, en su primera visita al Toyota Center como jugador angelino, era de los pocos que intentaba poner ese mínimo de intensidad y no que el partido fuera una continuación del último all star.

Capela estaba disfrutando, anotaba y reboteaba como si jugara contra niños hasta que reaccionó el orgullo de Randle, en la misma jugada golpeaba a Capela, Anderson y Harden y desde esta muestra de carácter, tomaba el liderato de los suyos (22 puntos al descanso) y era el protagonista de casi todos los ataques de los amarillos acompañado un poco por el larguiducho de Clarkson, Que buena pinta tienen estos dos jugadores para un futuro cercano.

Al descanso los Rockets ganaban 66-52 con un James Harden bastante desapercibido que parecía que estaba haciendo un partido muy normalito, después miras la estadística y 14-6-10… increíble la facilidad y el peso que tiene la barba en estos Houston Rockets.

Tras el respiro de ambos equipos en el intermedio, Randle siguió asumiendo el peso ofensivo de los Lakers y pegó un par de coletazos para acercar a los suyos pero todo quedó en un espejismo, los Rockets siempre tuvieron controlado el partido y la renta nunca bajó de 8 puntos. De hecho, al final del tercer cuarto, la ventaja se había vuelto a incrementar y se llegaba al último asalto con el partido resuelto para los texanos.

El último cuarto fue una pesadilla para los de Hollywood, la ventaja se fue incrementando y los últimos minutos sirvieron para las oportunidades a los menos habituales, Bobby Brown, Wiltjer… hasta el definitivo y contundente 139-100.

Los Lakers perdieron el partido en el primer cuarto, con esa intensidad es imposible ganar a estos Rockets que si tiran solos te suelen matar. Randle aprovechó el partido para mostrar su potencial ofensivo (32 puntos) Ingram y Clarkson también dejaron destellos, el resto nada de nada. Por parte de los Rockets, muchos jugadores participaron, la aportación fue más coral pero destacó Lou Williams ante los que eran sus compañeros hace un par de meses, 30 puntos y 7 de 9 en triples.

Ariza, Capela, Eric Gordon, Nene y Harrell también anotaron 10 o más puntos.  Los Rockets con esta victoria van asegurando el tercer puesto sin perder de vista a los dos de arriba e intentando mantener a ralla a Jazz y Clippers.

Lakers por su parte, siguen siendo el segundo peor equipo de la NBA y todo parece indicar que ese es su camino para llegar con más opciones al Draft.