Los jugadores del Fenerbahçe abandonando la cancha tras la lluvia de objetos al final del partido - Fenerbahçe.org

Gigi Datome, golpeado por un objeto tras da victoria del Fenerbahçe en el derbi

LAMENTABLE SUCESO TRAS EL GALATASARAY 75 – 79 FENERBAHÇE

Fenerbahçe Gigi Datome
Los jugadores del Fenerbahçe abandonando la cancha tras la lluvia de objetos al final del partido – Fenerbahçe.org

En Turquía, los encuentros entre Fenerbahçe y Galatasaray nunca son partidos cualquiera, sea el deporte que sea. La rivalidad entre los dos clubes de Estambul, situados en los dos lados de la ciudad (el Galatasaray en la parte europea, el Fenerbahçe en la asiática) es histórica y el público suele calentarse mucho durante los enfrentamientos directos.

En baloncesto, en estos últimos años el Fenerbahçe de Zeljko Obradovic dio un gran paso adelante, convirtiéndose en uno de los conjuntos punteros de Europa, mientras el Galatasaray, cómplices también unos problemas económicos, se ha quedado lejos de la lucha por los títulos, tanto en Euroliga (ya está matemáticamente eliminado) como en el campeonato turco, donde ocupa la actual sexta plaza, mientras que el Fenerbahçe va primero, por delante del Anadolu Efes.

El Fenerbahçe ganó los derbis disputados en todas las competiciones en los últimos dos años; de ahí que, cuando en la Abdi İpekçi Spor Arena (la casa del Galatasaray) los de Ergin Ataman se encontraron +15 arriba a principio del tercer cuarto, veían cercana la victoria frente a los eternos rivales. Pero los equipos de Obradovic nunca mueren, y los suyos lograron una increíble remontada, a la cual el escolta croata Bogdan Bogdanovic, que posiblemente el año que viene veremos en la NBA con los Sacramento Kings, dio un golpe sobre la mesa con un triplazo descomunal, que fijaba el marcador en el 70-76 a falta de 20 segundos. El partido terminó 75-79.

https://twitter.com/hizlihucum/status/840936920171581440

Los jugadores del Fenerbahçe estaban celebrando el inesperado e importante éxito en su banquillo, cuando una lluvia de todo tipo de objeto, sobre todo monedas y mecheros, empezó a caer desde las gradas en dirección de los jugadores del equipo ganador, que tuvieron que correr hacia los vestuarios. Fue durante este trayecto que algo, posiblemente un mechero, impactó en la cabeza del alero italiano Gigi Datome, provocándose una vistosa herida a forma de rayo en la frente.

El carismático jugador transalpino, tras condenar lo sucedido (un hecho muy lamentable, que jamás debería de vivirse en ningún recinto deportivo), bromeó en las redes sociales acerca del parecido de su “herida de guerra” con la famosa cicatriz de Harry Potter, provocada por Lord Voldemort cuando intentó matarle. Gigi Datome, que es un gran apasionado de la saga, espera tener ahora la posibilidad de conocer en persona a J.K. Rowling, la autora de la exitosa serie de libros que han entusiasmado a lectores de todas las edades.