Greg Monroe ha sido cortado por los Suns - Keith Allison (CC)

Greg Monroe, candidato a Mejor Sexto Hombre de la liga

Continúa saliendo del banquillo y sus números son destacados

Buenos números para el bueno de Greg Monroe – Keith Allison (CC)

Verano del 2016, Milwaukee. Todos las informaciones alrededor de Greg Monroe señalaban la salida inminente del pivot, fichado en 2015 como estrella para fortalecer el flojo juego interior de los de Wisconsin.

Se realizaron numerosos intentos por parte de Hammond y Kidd por incluir al pívot en traspasos, pero ninguno que fuese satisfactorio. Este hecho hizo replantearse la estrategia y finalmente Greg Monroe se quedó en la plantilla para liderar al equipo saliendo del banco.

Ya de inicio se hizo patente que el banquillo de los Bucks tenía necesidad de puntos interiores, ya que ninguno de los pivots con los que Kidd inicia los partidos suma en ataque. Con este hecho muy visible se ha revitalizado al bueno de Monroe, que, ya mentalizado de su rol, es una pieza de las más importantes en el equipo.

Los números lo dicen todo, a pesar de ser inferiores al año pasado (normal por el menor número de minutos), el pívot promedia 11,6 puntos y 6,7 rebotes en 22 minutos (por 29 el año pasado). Cuando él está en el campo el equipo suma mucho más, a pesar de ser todavía un poco blando en el aspecto defensivo. Aspecto defensivo el cuál, a pesar de ser todavía un handicap en la mente del coach Kidd, la verdad es que ha mejorado mucho en relación al año pasado. La pintura en los partidos del curso anterior era un juego de niños para los pívots rivales, cosa que a día de hoy no es así. Tanto Monroe como Maker están defendiendo a mejor nivel y eso se nota en las anotaciones de los «5» rivales. En el caso de Greg Monroe, está utilizando las manos de manera muy eficaz, lo que le permite robar muchos balones.

En palabras del entrenador Kidd:

«Moose (así llaman en el vestuario a Monroe) está jugando a un nivel muy alto, siendo esa estrella del banquillo que necesitamos. Está siendo el líder con ese grupo. Creo que está más cómodo con sus compañeros de equipo y con lo que le pedimos que haga en la cancha».

De igual manera, el mismo jugador expresaba sus impresiones por el hecho de ser jugador de banquillo:

«Es una decisión del entrenador, eso está claro. Yo me siento cómodo en esta situación. Creo que tenemos un mayor equilibrio y un mayor control».

«Confío en mis compañeros, los roles cambian durante la temporada, ahora tengo claro que mi rol es el de sexto hombre y tengo que dar el máximo y jugar lo mejor que pueda».

Con los números que está promediando y su incidencia en el juego, los expertos lo sitúan como candidato a mejor sexto hombre de la liga. En la NBA muchas veces se miran únicamente los números en anotación para decidir el ganador de este premio, en el caso de Monroe quizá sea necesario ir más allá. Su presencia, su adaptación a un nuevo rol y su +/- en los partidos ganados hablan de su importancia vital dentro del grupo.

Los fans de Milwaukee nunca hubiesen pensado que el fichaje estrella de 2015 fuera a salir del banquillo, pero una vez decidido (Jason Kidd no modificará el esquema) se frotan las manos con la aportación extra y el compromiso mostrado por Monroe.

LOS COMPETIDORES AL PREMIO: LOU WILLIAMS y ERIC GORDON

Actualmente los dos jugadores con más números para alzarse con este título (aparte de Monroe) son Lou Williams, actualmente en Houston Rockets (empezó en Lakers) y Eric Gordon, también en los Rockets. Son dos jugadores totalmente distintos al pívot de Milwaukee, ya que al ser exteriores tienen los focos mediáticos mucho más encima y su juego es más vistoso. Estas condiciones hacen que partan como favoritos al premio.

Si miramos en años anteriores, el jugador que más veces ha ganado el 6th Man Of the Year ha sido Jamal Crawford, perfil muy similar al de Williams y Gordon. Los números que barajan estos dos jugadores son espectaculares, en resumen:

  1. Lou Williams = 18,3 PPP y 3 APP (24 Minutos)
  2. Eric Gordon = 16,9 PPP y 2,7 APP (30,5 Minutos)

TRAMO FINAL DE TEMPORADA

Ahora queda lo mejor de la temporada, los partidos que pueden decidir la presencia o no de Milwaukee Bucks en los Playoffs, actualmente a 1,5 partidos del octavo clasificado, los Detroit Pistons. En este tramo final es cuando Greg Monroe debe seguir con su buen juego y, si sube un poco su presencia en cancha, seguro que los números aumentarán. Los Bucks lo necesitan y mucho.

Una buena opción para el tramo final de temporada sería salir con Spencer Hawes de inicio y Greg Monroe en segunda unidad, junto a Thon Maker en algún momento puntual. John Henson se ha quedado ya sin opciones.

Los dos próximos partidos en casa son muy importantes, visitan el BMO Bradley Center los Wolves y los Pacers. Dos victorias darían una confianza necesaria al joven equipo de Wisconsin.