¿De verdad los Kings necesitan a Jahlil Okafor?

Su posible llegada al equipo siembra dudas debido a su actitud y encaje

Los Kings posible destino de Okafor. (Wikimedia CC)
Los Kings, posible destino de Jahlil Okafor. (Wikimedia CC)

Tras el traspaso de DeMarcus Cousins a los New Orleans Pelicans, los Sacramento Kings siguen tanteando el mercado en busca de jugadores jóvenes que puedan encajar en un proyecto a largo plazo. Recientemente acaba de ser relacionado el nombre de Jahlil Okafor con la franquicia púrpura, un posible traspaso que de completarse animaría a la afición ya que tendríamos una pieza importante para reconstruir y hacer un equipo en torno a la estrella de Duke. Aunque a mi dicha llegada me genere dudas por pequeños detalles que voy a comentar a continuación.

 

¿Por qué no ir a por Jahlil Okafor?

Se que parece un disparate dudar sobre este trade, ya que en principio Sacramento ganaría uno de los mejores talentos salidos de la NCAA de los últimos años, con una facilidad pasmosa de crearse sus propios tiros de cara al aro y que con todo el potencial que tiene más su corta edad (21 años) lo tiene todo para ser una futura estrella en la liga. Pero a pesar de todo lo mencionado anteriormente hay cosas que siembran dudas de si llegada sería beneficiosa, para empezar su actitud. Sé que parece sorprendente que este redactor que ha seguido toda la carrera de DeMarcus Cousins en la NBA diga esto, pero la gran diferencia para mí es que Cousins se dejaba la piel en los partidos, quería con ansia la camiseta púrpura que llevaba puesta en cada partido y quería triunfar con el equipo que le dio la oportunidad de ser una estrella en la NBA. Con Okafor pasa lo contrario, la cara que se le quedó en la noche del draft cuando lo seleccionaron los Sixers fue para el recuerdo, mal recuerdo del aficionado Sixer diría yo. Cierto es que si nos ceñimos solo a las estadísticas no son horrendas viendo que promedia 11’1 puntos y 4’8 rebotes en 23 minutos, pero su pasotismo en los partidos no hace presagiar nada positivo sobre él. Nos da a entender que puede hacer mucho más y que no está motivado porque Philadelphia no es una franquicia ganadora como si lo era en Duke cuando jugaba en NCAA. En Sacramento le va a pasar igual, con el trade de Cousins vamos a seguir varios años más en el pozo y parece que eso con Okafor no le va en el sentido que no se sentirá motivado como ha demostrado en Pensylvania.

Otro dato interesante por el que no iría a por Okafor es que seguiríamos con los problemas de estructura. Nos sobrarían pívots y lo peor es que tendríamos cuatro diamantes en bruto todavía por explotar en ese puesto (Okafor, WCS, Labissiere y Papagiannis) por lo que sería imposible que los cuatro tuvieran los minutos necesarios para formarse. La franquicia debería dar salida a uno de ellos por precio bastante bajo al pick que se le seleccionaron, opción bastante mala porque se perdería el trabajo en el trade, aunque de eso la franquicia está acostumbrada.

Y luego está Dave Joerger, un entrenador que se ha caracterizado por dos cosas desde su llegada a la NBA, defensa y experiencia, algo en lo que el bueno de Jahlil no destaca, su defensa es nula y es un sophomore de 21 años. Para poneros un ejemplo, Willie Cauley-Stein, jugador que se caracteriza por ser un gran defensor y que a pesar de ser sophomore ha pasado cuatro años en la universidad (no como Jahill), hasta enero no ha empezado a tener importancia en la rotación, así que el pívot de Arkansas lo tendría bastante difícil entrar desde el principio en la dinámica del equipo.

¿Por qué ir a por Jahlil Okafor?

Aparte de su calidad en la pista, el ex de Duke sería el exponente principal de los Kings para hacer un equipo competitivo (aunque el dueño diga que es Buddy Hield), cosa que en Sixers no ha tenido esa oportunidad, seamos sinceros aficionados de Philly, Okafor siempre ha sido el segundo plato tanto en el draft (queríais a D’Angelo Russell y Lakers os lo quitó) como en el roster (Embiid primera opción desde el principio). Es entendible que eso afecte a la moral de un jugador, y más aún un joven que recién llega a la NBA y ha sido la principal estrella de sus equipos tanto en high school como en universidad. Si el jugador ve que Sacramento le da la oportunidad de ser la pieza principal del proyecto, seguramente rinda como se esperaba en su desembarco a la NBA.

Otro punto a favor es respecto al sistema ofensivo que propone Joerger, Okafor encaja como anillo al dedo en el estilo actual de ataque con el que juega Sacramento, un sistema de ataque lento y pausado buscando al hombre grande en todo momento, le daría oportunidades de hacer lo que mejor sabe, buscar puntos en la pintura con su juego de pies, además que en defensa siempre estará acompañado tanto de Cauley-Stein como Koufos, dos cumplidores en lo que se refiere a que no se acerquen el equipo rival a la zona.

Conclusión

Jahlil Okafor está en el mercado y los Kings necesitan un diamante en bruto en el que reconstruir, tal vez en estos momentos sea la mejor opción, además según los rumores lo que ofrece la franquicia es Darren Collison y Ben McLemore por él. Dos jugadores que si pensamos en una reconstrucción a largo plazo no encajan y seguramente los Sixers los necesiten más, pero hay cosas del chico de Arkansas que me hace dudar de si sería un gran refuerzo para el equipo. Aún así tanto Ranadive como Divac tienen la última palabra.

Comments