Shane Larkin y Sito Alonso. Foto: Noticias de Álava.

El Baskonia tira de oficio y Larkin para vencer en Zaragoza

Tecnyconta Zaragoza 88 - 99 Baskonia

Shane Larkin fue deterinante pese a sus molestias (Foto: ACB Photo/J. Marqués)

Fantástico encuentro el vivido entre el Tecnyconta Zaragoza y el Baskonia, en el Pabellón Príncipe Felipe de la ciudad maña. Un Baskonia que llegaba de un partido de Euroliga sin apenas tiempo para recuperar, y al final consiguió llevarse la victoria más ajustadamente de lo que refleja el marcador 88-99 para los de Sito Alonso. El partido tuvo varias fases de ida y venida, pero una vez que cogio el mando en el luminoso el equipo visitante, este no volvió a cambiar de dueño. Los Zaragozanos lucharon por dentro con un gran Fotu, apoyado por Benzing que disputó 36 minutos del partido. Se echaron en falta a jugadores como Adam Hanga, pero Budinger hizo un buen trabajo en las ausencias del Húngaro. Casadevall planteó un partido muy ordenado pero no fue suficiente para vencer al Baskonia y a Larkin que nuevamente estuvo en modo MVP.

El Tecnyconta Zaragoza no depuso su actitud en ningún momento, e intentaron recortar las distancias antes del descanso dejando el marcador cinco puntos abajo. En la reanudación los Baskonistas imprimieron ritmo a su ataque, donde se vió a un Bargnani muy participativo y atrevido. El Baskonia se llevó al final el gato al agua, pese a la insistencia del equipo de Zaragoza, que nunca se rindió y luchó hasta el final.

Shane Larkin a nivel MVP

Como decíamos Shane Larkin fue el punto de inflexión en el primer cuarto del partido, contribuyendo con un parcial de 0-14, que desestabilizó los planes que tan bien estaban realizando hasta el momento los locales. Pero tres triples consecutivos del americano hicieron poner la directa al Baskonia y quedarse ya todo el partido por delante. El susto del encuentro lo dio también Shane Larkin, que tras una entrada a canasta en el tercer cuarto, se le vio cojear levemente. A falta de un minuto y medio para el final del encuentro al luchar un balón dividido Larkin volvió a quedar tendido en la cancha por un problema muscular en su gemelo.