Lou Williams salió traspasado de los Lakers. Johro77 (CC)

Lou Williams, el anotador que llegó a los Lakers en el momento inoportuno

fue traspasado para favorecer un proceso de reconstrucción

Lou Williams, Los Angeles Lakers utah jazz
Lou Williams fue traspasado pese a su nivel mostrado durante la temporada en un movimiento dirigido al futuro. Johro77 (CC)

El pasado martes llegó el momento de decir adiós a Lou Williams; poco negativo se puede decir de la trayectoria de Lou en los Lakers. El escolta de Tennessee llegó a la franquicia californiana en el verano de 2015 procedente de los Raptors, después de haber sido elegido Sexto hombre del año, y en tan solo temporada y media, demostró su buen hacer en la pista, convirtiéndose en uno de los hombres más importantes durante las dos temporadas (temporada y media, más bien) que disputó con la camiseta púrpura. Entre ambas temporadas, el escolta promedió más de 16 puntos, con un porcentaje en tiros superior al 40 por ciento, y con números cercanos al 40 por ciento en tiros de 3, los mejores de su carrera.

A pesar de todo esto, Lou Williams fue traspasado a Houston Rockets por una primera ronda del Draft, y los derechos de Corey Brewer, un jugador que a priori tendrá una presencia casi nula en la nueva rotación que tenga que inventarse Luke Walton tras el trade deadline. Se espera un mayor protagonismo para los jugadores jóvenes, más derrotas, y mayores posibilidades de mantener esta ronda del Draft, lo que parece un objetivo claro ahora mismo, ya sea para quedarse con el drafteado o incluirle en un traspaso.

El problema de ‘’Lucifer’’ en el equipo no ha sido su rendimiento, que ha sido magnífico saliendo desde el banquillo, sino el momento en que este excelso anotador aterrizó en la franquicia. Los Lakers han decidido basar todo su futuro en talentos aún por descubrir y desarrollar, conocidos como la young core, basada especialmente en Russell, Clarkson, Randle, Brandon Ingram y Larry Nance, y el gran rendimiento de Williams lastraba los minutos de Clarkson y Russell, al igual que el protagonismo de estos dos jugadores.

Lou Williams, en el lugar idóneo en un momento poco propicio

Precisamente ha sido el tempo lo que ha fallado a la corta etapa de Lou Williams en la franquicia californiana, porque su rendimiento ha sido envidiable. En el 90 por ciento de equipos ganadores de los Lakers, el escolta habría tenido un protagonismo importante debido a su capacidad anotadora saliendo desde el banquillo. Sin embargo, estos Lakers no están en disposición de pelear siquiera por puestos de Playoffs, y en la situación que se encontraban, era necesario su traspaso para favorecer el proceso de los Lakers, que puede sufrir variaciones importantes este próximo verano, pero eso ya lo analizaremos con el tiempo…

Cuando los Lakers firmaron a Lou Williams estaban condicionados porque iba a ser la última temporada de Kobe Bryant. Probablemente esperaban darle a la mamba un compañero de perímetro de gran calidad para poder retirarse con un récord superior al que finalmente los Lakers terminaron obteniendo el curso pasado.

No hace falta decir que Lou Williams ha sido el mejor jugador del equipo durante la presente temporada, a pesar de partir desde el banquillo en todos los partidos. Su edad es lo que ha inclinado la balanza hacia su traspaso, y mantener a Jordan Clarkson en el equipo pese a que está promediando los peores números de su carrera.

Al parecer la franquicia angelina confía con este movimiento en un perímetro basado en D’Angelo Russell y Jordan Clarkson, dos jugadores que tendrán ahora la obligación de demostrar su verdadero nivel en la NBA. Están obligados a aumentar sus números ostensiblemente para no verse con un pie y medio fuera de los Lakers en el próximo Verano, donde se espera que haya movimientos desde la nueva dirección deportiva de los Ángeles Lakers para hacerse con Paul George, agente libre en 2018 que pudo haber torpedeado su posible traspaso a Boston el último día del mercado.

¿Le han malvendido los Lakers?

Esta es la única pregunta que me puedo realizar al traspaso de Lou Williams. Está bien, aceptando que este draft es profundo y se puede obtener talento hasta altas elecciones en el Draft, pero, viendo los posibles interesados en Lou Williams, quizás la oferta de Houston podría haber sido mejorada el último día del deadline, quizás no; probablemente eso es lo que pensó Magic Johnson cuando decidió hacer este traspaso. Magic no quiso arriesgarse a perder una primera ronda del Draft, pero probablemente los Lakers han sacado poca tajada de un jugador con un valor de mercado superior a lo ofrecido por los Rockets.

Houston Rockets tiene actualmente el 4º mejor record de la liga, tan solo por detrás de Warriors, San Antonio y Cleveland, como mucho (y lo veo difícil), les veo cayendo 2 posiciones, lo cual dejaría la ronda del Draft en el puesto 25, algo irrisorio por un jugador que es capaz de darle a un equipo prácticamente 20 puntos por noche, como demostró en su debut. Lou Williams es un jugador que encaja a la perfección en el sistema de Mike D’Antoni de aquel run&gun.

Desde mi punto de vista, los Lakers se precipitaron en traspasarle a Houston, puesto que su ronda del Draft puede ser más elevada de lo que hubiera sido la que nos hubiesen entregado otros equipos que sonaron como candidatos a ficharle; (Washington, Utah, Hornets…), especialmente Washington Wizards, que terminó haciéndose con Bogdanovic, un jugador peor, a cambio de entregar su ronda del Draft a los Nets, que será más baja. Las únicas ofertas que no hubiera tenido en consideración eran las de Hornets y Pelicans, que querían poner una protección de lotería por esta ronda; en las próximas semanas habrá que hacer balance sobre qué jugador podrían draftear los Lakers con esta elección, o el uso que se le podría dar en el caso de ser traspasada.

Por todo esto, mi respuesta es SÍ, Los Lakers han malvendido a Lou Williams a pesar de que desconocemos las negociaciones y lo que pedían otros equipos. Este jugador valía más que una ronda del Draft que presumiblemente será bastante alta y un jugador que prácticamente no tendrá minutos en la rotación, que además está jugando el peor baloncesto de su carrera, y que tiene contrato para la próxima temporada.

Un fichaje al estilo de los Rockets de D’Antoni

El fichaje realizado por los Rockets cambia mucho todo el panorama en el Oeste, si había un jugador en la NBA con posibilidades de salir de su equipo que fuese del estilo de D’Antoni, este era Lou Williams. El escolta encaja a la perfección en el sistema orquestado por Mike D’Antoni, que ya tuviera éxito en los Suns a principios de siglo.

Mucho ojo con estos Rockets, porque aunque nadie contaba con ellos tras la salida de Howard, y el cambio de entrenador, D’Antoni se ha sacado de la chistera su run&gun. Ha conseguido hacerles creer a los jugadores que éste era el camino hacia unas posibles finales de la NBA, y Houston se convierte, si no lo era ya, en un candidato claro al título, o al menos, a pelear a Warriors y San Antonio la posibilidad de estar en las finales de Conferencia Oeste.

Todavía es pronto para ver el potencial que son capaces de sacarle a Lou Williams en Houston, pero lo que es seguro, es que los aficionados de los Rockets estarán emocionados con su nueva adquisición, y más aún después del debut soñado en el que metió cerca de 30 puntos, incluyendo 7 triples. No sabemos hasta dónde llegará el equipo de D’Antoni, pero lo que está claro es que su antiguo equipo le ha regalado la posibilidad de pelear por todo al traspasarle a Lou Williams a cambio de nada de valor.