Ed (CC)

Un traspaso entre Lakers y Sixers beneficiaría a ambos

Te explicamos las claves tras esta posibilidad

Los Lakers pasaron de este jugador en el Draft de 2015 para draftear a Russell, ahora podrían hacerse con él mediante un traspaso. Fuente: USA Today (CC)

En los últimos días se han acentuado los rumores sobre un posible traspaso de Jahlil Okafor a diversos equipos, y aunque no se ha hablado en exceso de los Lakers, han salido rumores como es costumbre cada vez que un jugador de calidad puede ser traspasado. Quizás no sean rumores muy acentuados, pero en su momento, una de las nuevas caras visibles de la directiva Laker, el mítico Magic Johnson, reconoció estar enamorado del pívot, admitiendo que le habría drafteado en lugar de Russell en el Draft de 2015.

El principal problema de hacerse con este jugador para los Lakers, que continúa siendo un gran prospect, y un jugador que puede tener un gran futuro, es su escasa capacidad defensiva, lo cual haría que juntándose en pintura con Randle, o Zubac, dos jugadores que no son muy potentes en defensa, sus carencias pudiesen acentuarse.

Puede ser que leyendo este artículo estéis pensando que es algo que no beneficia a alguno de los equipos, pero os animo a leerlo, pues voy a explicaros por qué este traspaso puede tener beneficios significativos para ambos equipos, y en resumen, por qué cobraría sentido para ambas franquicias.

¿Qué pueden ofrecer los Lakers por este jugador?

Los Sixers están tratando de traspasar a Okafor debido a que apenas cuenta en la rotación de Brett Brown, tan solo teniendo participación en los partidos en los que Joel Embiid no está disponible. Evidentemente su situación no puede continuar así, puesto que su precio en el mercado cada vez se ha ido devaluando más, pero ello no supone que este jugador con un potencial magnífico deba valer tan solo jugadores mediocres, como se comenta según los rumores que surgen del interés de Chicago y Pelicans, y las posibles ofertas que estarían enviando.

El jugador con más calidad que los Lakers podrían incluir en el traspaso para tratar de convencer a los Sixers es Lou Williams; sí, «Lucifer» ha sido el mejor jugador durante esta temporada, pero esto no quita que su presencia en cancha reste protagonismo a Russell y Clarkson, que son los dos jugadores que deben liderar el backcourt de la franquicia californiana.

Recordemos que Lou Williams ya jugó durante 7 temporadas en la franquicia de Philadelphia, donde llegó a disputar durante 4 temporadas los Playoffs, convirtiéndose especialmente en la última temporada en uno de los jugadores más importantes en el juego exterior de la franquicia liderada desde el banquillo por aquel entonces por Collins. El escolta fue elegido en el número 45 del Draft de 2005.

En cualquier caso hay varios jugadores que los Lakers podrían tratar de ofrecer a los Sixers por este jugador, pero siempre incluyendo a un  jugador interior en el traspaso. Tarik Black o Thomas Robinson, uno de los dos tendría que ser el hombre que se marchara a Philadelphia o a otro equipo que se incluyese en el traspaso para dejar sitio al jugador de Arkansas. La razón por la que Black ha empezado a contar como titular en la rotación de Walton puede deberse a un aliciente para poder intentar colocarle en un hipotético traspaso antes del cierre del mercado de traspasos; incluir a Black o Robinson es debido a la superpoblación en el puesto de jugadores interiores.

Respecto a tocar la protección de esta ronda del Draft, y enviarles a un jugador de la calidad de Lou Williams, quien pudiera liderar a un equipo falto de puntos desde el juego exterior, debería bastar para que los de Philadelphia se pensaran aceptar este traspaso, pero quizás sea algo que podría hablarse.

¿En qué beneficiaría el traspaso a los Lakers y los Sixers?  

El beneficio que ambas franquicias sacarían de este traspaso sería dispar, a unos les beneficiaría el hecho de incluir más talento y desprenderse de un jugador con gran calidad pero que resta protagonismo a jóvenes como Clarkson y Russell, y por otro lado, los Sixers obtendrían un excelente sexto hombre, que les ayudaría con bastantes puntos saliendo del banquillo, aportando una necesaria profundidad.

En resumen, ambos equipos tienen en demasía lo que el otro equipo puede buscar, y es por esta razón por la que deberían de ponerse de acuerdo. Los Lakers tienen un exceso de jugadores con capacidad de anotación, y Lou Williams parece el mejor, mientras que Okafor parece el jugador interior con más posibilidades de salir del equipo de Brown.

Ganarían todos. Lakers, Sixers, Okafor… tal vez el único que perdería con este traspaso sería Lou Williams, que tendría que hacer las maletas a Philadelphia y abandonaría los Lakers, aunque los Sixers desde la irrupción de Embiid se han convertido en un equipo bastante más apetecible que en años anteriores.

Beneficio de los Lakers de realizar este traspaso

Partiendo de la base de que perder a Lou Williams sería un duro golpe para los Lakers, puesto que ha sido el mejor jugador de los Lakers esta temporada, y está siendo el mejor sexto hombre de la liga en anotación, los Lakers tendrían que hacer este traspaso. Si quieres obtener talento, debes dar talento a cambio.

Los Lakers sacarían un beneficio por partida doble. Por un lado, obtendrían un jugador con un alto potencial, que podría formar pareja en la pintura con Julius Randle o con Larry Nance Jr, quien quizás, podría ayudarle al ser un correcto defensor en la pintura. Quizás Okafor no sea un buen jugador defensivo, pero tiene una capacidad de anotación en la pintura difícil de encontrar a su edad en la liga, y el resto de su juego puede pulirse en el futuro. En el caso de que este traspaso no tuviera éxito, el precio pagado sería pequeño, pero si funciona, los Lakers podrían cambiar su futuro.

La pintura de los Lakers está necesitada de puntos, y Okafor daría desde su llegada a la franquicia los puntos que a los Lakers podría faltarles en anotación. El problema de juntar a Okafor con Randle llegaría en defensa, pero aún son dos jugadores jóvenes, y es de esperar que con el paso del tiempo ambos puedan aprender a defender, ya que físico no le falta a ninguno. Juntar a Randle con Okafor sería algo extraordinario para el futuro de los angelinos.

La otra razón de este traspaso sería la salida de Lou Williams; D’Angelo Russell y Clarkson necesitan ganar protagonismo en la cancha, y esta salida se vería traducida en un incremento considerado de minutos para ambos cada noche, lo cual les ayudaría a terminar de formarse como jugadores, obteniendo la oportunidad de demostrar el talento que tienen.

Esto podría recordar al traspaso que hicieron los Warriors en 2012, cuando decidieron traspasar a Monta Ellis a los Mavs, un traspaso que en su momento pareció un error pero que a la postre se ha demostrado como un gran acierto, puesto que esto permitió que Curry y Thompson desarrollaran todo su juego. Algo similar es lo que ocurriría con una hipotética salida de Lou Williams de los Lakers, tanto Clarkson como D’Angelo podrían demostrar si tienen el potencial que la mayoría pensamos que tienen, especialmente en el caso de Russell.

Los Lakers perderían a un gran jugador, su mejor jugador esta temporada, pero seguirían contando para la anotación con Clarkson y Nick Young. A cambio sumarían al equipo a un jugador que podría hacer de titular nada más llegar. Okafor supondría un gran refuerzo para el equipo de Walton, y un jugador que ilusionaría a sus aficionados por su potencial.

Beneficio para los Sixers

A día de hoy, Okafor tan solo es el tercer pívot en la rotación de los Sixers, ese es su valor de mercado actual. Los Sixers le consideran por debajo de Noel y de Embiid, por lo que hay que partir de la base de su actual nivel para pensar en lo que la franquicia puede pedir por este joven jugador. Los Sixers necesitan traspasarlo ya, porque saben que su valor va a seguir cayendo en el mercado. La situación del ex de Duke puede llegar a ser complicada en la franquicia, y esto lo saben en las oficinas de Philadelphia.

El valor de Okafor cada vez ha ido decayendo más e incluso se rumorea que Pelicans y Chicago podrían ofrecer poco más que rondas protegidas (+16) del draft, y jugadores poco convincentes para la franquicia de la ciudad del amor fraternal. Con este traspaso, al menos obtendrían un jugador que les aportaría bastantes puntos desde el banquillo, e incluso podría actuar como titular en la rotación de Brett Brown, ya que probablemente sería el mejor jugador exterior del que dispusieran.

Desde el punto de vista de Philadelphia, su General Manager podría intentar forzar a que los Lakers le mandaran esta ronda del Draft (quitar la protección), tratando de incluir alguna pieza más en el traspaso, mientras que los Lakers deben de mantenerse firmes en mantener esta protección. Quizás los aficionados de los Sixers puedan pensar que tan solo Lou Williams puede ser poco para un jugador drafteado en el número 3 del Draft, pero el valor de Okafor ha ido decayendo mucho debido a su escaso protagonismo en la pista.

Los Sixers carecen de un jugador con el talento de Lou Williams en el juego exterior; es algo que la franquicia angelina debería de aprovechar para poder realizar este traspaso. El mayor potencial de los Sixers reside en el juego interior; precisamente por ello la necesidad de dejar salir a Okafor antes de que su valor de mercado caiga demasiado.

El mejor exterior de los Sixers durante la temporada, Gerald Henderson, firma números muy por debajo de los que Lou Williams está promediando, es por esto la razón por la que los Sixers podrían estar bastante interesados en lograr obtener un jugador con el talento del escolta de Tennessee. El bueno de Lou seguro que ayudaría a que los Sixers ganaran aquellos partidos en los que les ha faltado anotación exterior, y siempre es un jugador capaz de encender a la que fuera su afición durante 7 temporada.

La vuelta de Lou Williams a Philadelphia podría suponer un incremento considerable en la anotación exterior del equipo, y el refuerzo que a los Sixers les puede faltar; Los 76ers obtendrían un jugador que podría liderar la anotación del equipo y ser un referente en el juego exterior del equipo durante los próximos años, a cambio de un jugador que tan solo ha disputado 22 partidos como titular este año, y que ha empeorado bastante sus números respecto a la pasada temporada.