SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
Nil Alemany (SB)

Los Timberwolves arrollan a unos Bulls entre algodones

Chicago Bulls 89 - 117 Minnesota Timberwolves

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Las lesiones impidieron competir a los Chicago Bulls en Minnesota y los Timberwolves se llevaron una cómoda victoria. Desde el primer minuto los de Thibodeau fueron superiores y la incertidumbre no estuvo presente en ningún momento.

Los Timberwolves pasaron por encima de los Bulls realizando un buen trabajo en equipo - Nil Alemany (SB)
Los Timberwolves pasaron por encima de los Bulls realizando un buen trabajo en equipo – Nil Alemany (SB)

Partido entre Chicago Bulls y Minnesota Timberwolves marcado por las lesiones, pues a la ya conocida de larga duración de Zach LaVine (y la de Adreian Payne), se unían las importantes de Jimmy Butler y Dwyane Wade, Mirotic y Zizic para los visitantes, con lo que el quinteto y rotación de Fred Hoiberg quedaba muy tocada. Tanto que el partido no tuvo historia y los locales lo resolvieron por la vía rápida.

Ante este quinteto de circunstancias, los Wolves salieron a morder de la mano de un Ricky que disputó seguramente sus mejores minutos de la temporada (o muy cerca) y pronto consiguieron una ventaja alrededor de la quincena, terminando el primer cuarto 17-34. Los Bulls estuvieron superados en todo momento y ni en energía e intensidad llegaron a igualarse con los locales. La segunda unidad que sacó Thibodeau recogió el testigo y mantuvo la intensidad y eficiencia a muy alto nivel, mientras que Hoiberg iba gastando tiempos muertos sin ser capaz, ni él ni sus jugadores, de solucionar la situación. Cuando la diferencia al descanso parecía que iba a ser escandalosa un pequeño parcial final de los Bulls de 13-4 les permitió maquillar y marcharse al descanso “solo” 17 abajo, 40-57.

En la reanudación los Bulls lo intentaron a base de triples, cosa extrañísima en ellos, y estuvieron muy cerca de reducir la distancia por debajo de la decena; pero nunca lo consiguieron y, en cuanto dejaron de entrarles esos triples, la diferencia volvió a subir hasta el 65-84 con el que terminó el tercer periodo. Los Timberwolves se mantuvieron serios en el inicio del último cuarto y los de Hoiberg no tardaron en bajar los brazos, con lo que los últimos minutos se convirtieron en un mero trámite hasta certificar el 89-117 final.

Las lesiones pasaron demasiada factura a los Bulls

Chicago Bulls no está desplegando el mejor baloncesto de su historia precisamente, ni siquiera están en un buen momento dentro de la temporada, pero con las lesiones de Butler, Wade, Mirotic y Zizic el equipo quedó tan en cuadro que no pudo ni competir en ningún momento. Solo los ramalazos de McDermott desde el triple o alguna buena canasta de Lopez o Grant mantuvieron un mínima esperanza; pero al final del día este equipo depende sobremanera de sus estrellas y nada pudieron hacer.