Bojan Dubljevic, Antoine Diot / Carlos Calvillo (SB)

El Valencia Basket se luce antes de la Copa del Rey

Valencia Basket 100-67 Tecnyconta Zaragoza

Valencia Basket
Bojan Dubljevic, Antoine Diot / Carlos Calvillo (SB)

El Valencia Basket se mostró superior en todo momento, especialmente desde el tramo final del primer cuarto, cuando comenzó a despegarse en el electrónico. Esta victoria les da alas para afrontar con una motivación mayor la Copa del Rey que se disputará la semana que viene en Vitoria. No destacó un jugador en particular, sino que fue la suma de todos ellos la que acabó dictaminando el triunfo.

Luke Sikma con 16 puntos y Fernando San Emeterio con 8 puntos, 7 rebotes y 4 rebotes fueron los mejores estadísticamente, teniendo en cuenta que el cántabro una ventaja de 30 puntos con él en pista. Por el bando visitante, Stevan Jelovac finalizó su actuación con 20 puntos.

Los taronjas aprovechaban su superioridad en la pintura desde el comienzo, tratando de desajustar la defensa maña para anotar puntos cercanos a la canasta. Un inteligente Sikma se mostraba claramente superior al joven Fotu, mientras que en el otro lado era el lituano Martynas Gecevicius el que armaba el brazo con soltura, asumiendo la responsabilidad ofensiva de los suyos. Los locales no se quedaron atrás y encestaron tres lanzamientos consecutivos desde más allá del arco, obra de Diot, por partida doble y Sikma. Entre ambos conjuntos completaron un soberbio 8/11 en el primer cuarto desde la larga distancia, situando el 31-23 en los primeros diez minutos.

Sam Van Rossom deslumbraba con su juego en cada una de las acciones en las que participaba, rememorando aquel gran playmaker que fichó el club de la capital del Túria y que hoy se ha medido a su ex equipo. Con la entrada de Guillem Vives, incrementó el espectáculo gracias a sus magistrales asistencias a Viacheslav Kravtsov para que reventase el aro. El Tecnyconta Zaragoza buscaba la superioridad física de Robin Benzing, pero el alemán no lograba sacar provecho de su cuerpo. La sólida defensa sobre este jugador y el acierto en la toma de decisiones ofensivas permitió a los de casa llegar al descanso por delante, 47-35.

Tras el paso por los vestuarios, los bases Van Rossom y Bellas comandaban a sus escuadras en busca de la victoria con una majestuosa dirección. Sin embargo, la diferencia se incrementaba tímidamente en favor de los valencianos. El entendimiento en la zona entre Sikma y Dubljevic, y posteriormente Oriola, fue determinante para mantener la distancia necesaria para mantener la renta adquirida. Stevan Jelovac trataba de reducir la diferencia perdida en el electrónico, pero la superioridad entre ambos bloques se hacía notar.

El poderío interior seguía vigente en el partido, al trío mencionado anteriormente, se unía el ucraniano Kravtsov imponiendo su ley con autoridad en todo momento. El muro llegado con la temporada iniciada no tuvo piedad a la hora de medirse a los que fueron sus compañeros. Pedro Martínez puso en marcha una zona 2-3 con vistas a Vitoria. Una zona que terminó de desconcertar a los maños y acabó siendo clave para finiquitar el encuentro por 100-67.

La semana que viene no habrá Liga Endesa porque se disputará la Copa del Rey, el evento más atractivo del baloncesto nacional. Los taronjas se medirán al Herbalife Gran Canaria el viernes a las 19h y el ganador de este encuentro se enfrentará en las semifinales al vencedor del FC Barcelona Lassa – Unicaja Málaga.