Fuente: ESPN

Brandan Wright: “Puedo ayudar al equipo a ganar”

El pívot asegura que no puede estancarse en la negatividad

Brandan Wright
Brandan Wright está de vuelta de su lesión y llega con ganas. Fuente: ESPN

Más de un año después de su última aparición portando el dorsal 34 en la espalda, Brandan Wright ha vuelto a vestir la camiseta de la franquicia. El center norteamericano firmó ante los San Antonio Spurs 9 puntos, 3 rebotes y 3 tapones en su decimosexto encuentro oficial con los Memphis Grizzlies, tras superar dos cirugías. La primera, para sanar una osteoartritis —desgaste del cartílago— en su rodilla derecha, que sufrió tras fichar por el equipo en el mercado veraniego de 2015; y la segunda, con la misión de recuperarse de la rotura de tobillo izquierdo que le apartó del parqué desde la pretemporada de 2016.

El jugador asegura tener “sus piernas de vuelta” y  en el estado de forma óptimo para afrontar lo que resta de temporada. Brandan Wright repasó ayer en una entrevista para The Comercial Appeal la actualidad que le rodea en la mejor liga del mundo desde su incorporación, para la cual dispone del apoyo tanto de su entrenador, David Fizdale, como de sus compañeros.

“Va a ser una buena campaña. Tener un jugador que puede anotar por encima del aro es bueno. Yo soy bueno. No te puedes quedar atrapado en la negatividad, solo hay que salir ahí fuera y jugar. Sé lo que tengo que hacer, sé que puedo ayudar al equipo a ganar a lo grande. Solo tengo que hacer lo que mejor hago”, declaró el jugador, en respuesta a la pregunta formulada por Ronald Tillery, periodista del medio, sobre su estado físico.

Pero el natural de Nashville afirma que se no se trata solo de un estado físico, sino “mental”, el proceso de un todo, ya que “le queda mucha carrera por delante” y tiene que “seguir perseverando”. Motivo por el que el jugador decidió reaparecer una vez desaparecieran las restricciones de minutos.

“He estado entrenando muchos meses. Quería volver y no tener limitaciones. Si el entrenador quiere que juegue 30 minutos, estaré listo”, puntualizó.

Paro cuando ese momento llegue, el jugador de 29 años tendrá que recuperar sensaciones con antiguos emparejamientos dentro de la cancha. El año pasado se encontró “cómodo”  jugando con Zach Randolph  y “ese puede ser el futuro”, pero no descarta la libertad que le puede aportar jugar junto a Marc Gasol, después de que el español haya ampliado los horizontes de su juego:

“No es nada fácil para la defensa tenerme a mí jugando hacia la canasta y a él martilleando desde la línea de tres puntos”, sentenció el norteamericano.