Dirk Nowitzki, podría volver ante los Rockets/Scott mecum (CC)

Dirk Nowitzki cumple 18 años en la NBA

En su debut ante Seattle apenas anotó dos puntos

Dirk Nowitzki Dallas Mavericks
Nowitzki busca cumplir su palabra y llegar a 20 temporadas – Scott Mecum (CC)

En la NBA, allá por el año 1999, pocos confiaban en que un jugador extranjero, con un estado físico aún por desarrollar, estaría en la liga una extensa cantidad de tiempo. Sin embargo, los Dallas Mavericks vieron en Dirk Nowitzki lo que las otras franquicias pasaron por alto. Tal es así que el alemán llegó a los Mavs mediante un traspaso con Milwaukee en una temporada que tardó en iniciar por un cierre patronal que azotaba a la NBA. Y a partir de entonces, a pesar de un primer juego para el olvido, Nowitzki comenzaba a construir un camino soñado que lo llevaría a convertirse en el mejor jugador europeo de la historia, anulando todas las dudas que había sobre él cuando entró por primera vez en un partido oficial.

El pasado 5 de febrero, el alemán cumplió 18 años en la liga y, a pesar de admirar su propio legado, Nowitzki admitió que no recuerda esta fecha como un día para destacar en su gloriosa carrera.

«Todavía lo recuerdo como uno de mis peores partidos. Fue ante Detlef Schrempf en Seattle. Había mucha prensa de Alemania ahí. Estaba nervioso y atemorizado, como que no pertenecía ahí. Fue un sentimiento raro. Todo era nuevo».

El primer partido le dio la bienvenida a Nowitzki al exigente mundo de la NBA. En dicho encuentro, que Dallas terminó perdiendo por 92 a 86, registró apenas dos puntos en 16 minutos de juego, fallando los cinco tiros de campo que tiró. Desde entonces, la carrera del alemán fue en constante ascenso, ganándose minutos y aumentando su efectividad.

«Cuando tuve 20 años era la sensación en Alemania, y lo que sigue es tener 30 y ver la luz al final del túnel. Ahora, estoy viendo el final de mi camino. Ha sido una genial, divertida y gran carrera, pero, obviamente, el tiempo vuela».

A pesar de sufrir una notoria desventaja física ante los hombres más fuertes del equipo rival, Dirk Nowitzki fue revolucionando la posición de ala-pivot y expandiendo su juego, obteniendo así el respeto de sus marcadores y creando su propio tiro, que hoy en día numerosas estrellas de la era moderna imitan. Tras cumplir 18 años en una liga de exigente competencia diaria, Nowitzki ha establecido su nombre en los libros más prestigiosos de la NBA, y, aunque actualmente no esté desplegando su mejor versión, es momento de disfrutar cada minuto que esté en cancha y valorar su sentido de pertenencia e identificación, que reafirmó con su deseo de alcanzar las 20 temporadas en Dallas.