La primera mitad de temporada de los Warriors

¿Balance positivo?

Los Warriors marchan primeros en la Conferencia Oeste – Michael Tipton (CC)

Para analizar la primera mitad de temporada de los Golden State Warriors, vamos a tener que dividir el artículo en cuatro conceptos: el récord, las estadísticas, el juego y, brevemente, el nivel de los jugadores durante el curso. Y, ya que estamos, vamos a comparar lo transcurrido de la regular season con la anterior.

  • El récord

De momento, el equipo posee un récord de 36 victorias y 6 derrotas, nada mal. Con un porcentaje de victorias de .857, los Golden State Warriors poseen el mejor ratio de toda la NBA. Lo siguen los San Antonio Spurs (.780), los Houston Rockets (.733) y los Cleveland Cavaliers (.732). Sin lugar a dudas, y más teniendo en cuenta que el equipo se propuso dosificar esfuerzos para llegar de la mejor manera a los playoffs (lo que no sucedió el año pasado dado que se buscó -y se logró- el récord histórico del 73-9), es una excelente marca para un róster que se está conociendo. Creo que nadie tiene dudas de que los Golden State Warriors van a terminar la regular season con el mayor porcentaje de victorias de toda la liga, por lo que en esta sección se realizó una gran primera mitad de temporada.

  • Las estadísticas

En cuanto a las tan famosas stats, sin lugar a dudas, los Golden State Warriors también están arrasando. En muchos apartados lideran la liga, como se detallará a continuación. Dividiremos la cuestión estadística en la parte ofensiva y la defensiva.

Estadísticas ofensivas: son el equipo más anotador con 117.8 puntos por partido y el de mayor diferencia de puntos con el rival, sacándole a su contrincante de turno un promedio de 12.8 puntos. También son el equipo con la mayor eficacia en tiros de campo, promediando un 50% en esta categoría. En cuanto a los triples, poseen el tercer mejor porcentaje de acierto de la liga con un 39%, teniendo en cuenta que lanza bastantes tiros más que los equipos con las mejores marcas en esta faceta (San Antonio Spurs y Toronto Raptors). También posee un buen porcentaje de acierto en los tiros libres (séptimo mejor de la liga, un 79%). El aspecto a mejorar en la parte ofensiva es, indudablemente, el de los rebotes ofensivos: el equipo captura solamente 9,1 por partido, siendo el sexto peor en esta categoría. Sería muy importante mejorar esto de cara a los playoffs. Otra faceta a mejorar es la de las pérdidas: el equipo de la Bahía es el séptimo que más balones pierde por partido (15,2). No obstante, es totalmente entendible este pequeño déficit, ya que los de San Francisco son, al mismo tiempo, el equipo que más asistencias reparte por partido, alcanzando números históricos en este apartado (31,4 por partido ante las 25,6 de los Houston Rockets, su más inmediato perseguidor en cuanto a pases gol se refiere).

Estadísticas defensivas: en cuanto a la anotación permitida, el equipo recibe 105 puntos por partido, lo que lo deposita en la mitad de la tabla. No obstante, como se especificó antes, el equipo posee el mayor diferencial (+12,8 puntos por partido), por lo que esto, hasta el momento, no supone un inconveniente. Los Golden State Warriors son, también, el equipo que más roba y tapona balones por partido. Roba 9,5 balones por partido y bloquea otros 6,3 por contienda. Números realmente envidiables. Más increíbles son estos datos si agregamos que son el conjunto que más rebotes defensivos capturan por partido con 36,2 por partido. Esto logra contrarrestar el problema en el apartado ofensivo en cuanto a los rebotes, llevando al equipo a ser el sexto de la liga con más rebotes totales por juego.

  • El juego de los Warriors

Este es un apartado un tanto subjetivo. Personalmente yo disfruto viendo jugar a este equipo. Cada vez se ve más asentados a los fichajes de la agencia libre, por lo que a medida que pasan los partidos se nota más la química que se está logrando en el equipo de la Bahía. Este dato no es menor, ya que la superpoblación de estrellas no siempre es positiva. El mayor miedo era que no se adaptara bien Kevin Durant al lado de Stephen Curry y Klay Thompson. Decían que los Golden State Warriors iban a necesitar tres balones para satisfacer a sus estrellas. Los integrantes del Big-Three (Four si contamos a Draymond, jugadorazo pero con menos presencia en lo que a anotación se refiere) se llevan a la perfección y ninguno tiene problema en ceder pelotas a sus compañeros. Se nota que todos tiran para el mismo lado en búsqueda del tan ansiado anillo. Esto es algo más que destacable. Si este equipo triunfa, será normal, pero si fracasa (entendiendo por fracasar no levantar el trofeo Larry O’Brien)… la que se vendrá.

En cuanto a lo que respecta precisamente al juego, los de Oakland ofrecen show constante: triples, mates, jugadas de ensueño y bandejas exquisitas forman parte del repertorio de un equipo que está marcando una era. La denominada Death Lineup (el quinteto formado por Steph, Klay, Iguodala, KD y Green) utiliza un más que interesante y efectivo small-ball, que también es más que vistoso para el espectador. Claro está que jugadores de este calibre hacen más fácil esto, pero sin duda Steve Kerr es uno de los principales responsables: desde que llegó a San Francisco pudo inculcar su idea en los jugadores, que evidentemente dio y da resultados increíbles (un anillo, el récord histórico de victorias en una temporada regular y una final perdida por un minuto). Definitivamente, esta franquicia es de las que más show brinda en el parqué.

  • El nivel de los jugadores

Indudablemente, Kevin Durant se lleva todas las luces. Es, tras 42 partidos disputados, el MVP de los Golden State Warriors. Se asentó de la mejor manera -aceptando un protagonismo menor que en Oklahoma y sabiendo que no es el líder del equipoy tiene unos números excelentes, los que lo catapultan a ser considerado un candidato al MVP, aunque este seguramente se lo vayan a entregar a Russell Westbrook o a James Harden. KD promedia 26.2 puntos, 8.6 rebotes, 4.7 asistencias, 1.7 tapones y 1.1 robos por partido. Además, demostró agrandarse en las difíciles, realizando grandes partidos ante Cleveland Cavaliers y Oklahoma City Thunder, con lo que estos rivales implican (para los Warriors y Durant respectivamente). Algo positivo para los jugadores es que Steve Kerr no los está cargando de minutos (en parte porque a veces se llega al final del partido con el marcador sentenciado y, además, porque posee un interesante banquillo) y que también el entrenador reconoció que no dudará en darles descanso, como ya hizo en alguna ocasión.

kevin durant warriors
Kevin Durant es el mejor jugador del equipo en lo que va de temporada – Nil Alemany (SB)

Stephen Curry y Klay Thompson vieron afectada su cantidad de tiros, por lo que promedian menos puntos que la temporada pasada, consagratoria para ambos. De todas maneras, mantienen un gran nivel y son, con sus infalibles muñecas, las principales armas de tiro del perímetro del equipo. Curry promedia 24.6 puntos, 4.2 rebotes, 6.1 asistencias, 1.8 robos y 0.2 tapones. No hay nada para agregar. Al llegar Durant, Steph cedió una importante cantidad de tiros; a pesar de esto y salvo algún bache que protagonizó, está realizando una muy buena temporada. Klay, por su parte, tiene un promedio de anotación muy similar al del curso pasado: 21,2 puntos, 3.7 rebotes, 2 asistencias, 0.8 robos y 0.5 tapones por partido. Sin lugar a dudas, los Splash Brothers siguen siendo determinantes, aunque ahora el equipo tenga más variantes.

Steph y Klay ceden tiros pero siguen siendo fundamentales para la franquicia – Brennan Browne (CC)

El perfil de Draymond Green no se modificó: es el jugador que se sacrifica por el resto, puede casi no tomar tiros, pero es siempre de suma importancia su presencia en el parqué. Dueño de un gran carácter, se agranda en las difíciles. En lo jugado de la temporada 2016-17, Green promedia 10.7 puntos, 8.7 rebotes, 7.7 asistencias, 2 robos y 1 tapón por partido. Uno de los jugadores más completos de la liga. Zaza Pachulia llegó para suplantar a Andrew Bogut y, aunque a mi parecer no tiene el nivel del australiano, está cumpliendo más que correctamente su función (5.5pts-6reb-2.1ast-0.8rob-0.4tap).

El banquillo sigue siendo importante para este equipo. Liderado por Shaun Livingston (5.4pts-2reb-1.7ast-0.4rob-0.2tap) y Andre Iguodala (5.9pts-3.5reb-3.3ast-0.9rob-0,4tap), sigue dando la talla. Shaun aporta mucho en defensiva por su altura y su característico tiro de media distancia, mientras que Andre es una bestia en defensa. Buenas aportaciones de Ian Clark (6.9pts-1.4reb-1.2ast-0.5 rob-0.1tap), David West (4.1pts-2.1reb-2.1rob-0.8rob-0.8tap) y JaVale McGee (5.3pts-2.4reb-0.2ast-0.2rob-0.6tap) conforman las armas secundarias de la segunda línea. Y, como a esas armas se le agregan pequeños -pero necesarios- aportes de otros jugadores, como del rookie Patrick McCaw (y en menor medida del resto de la plantilla como Kevon Looney, Anderson Varejao y James McAdoo), nos podemos quedar tranquilos, ya que hay una segunda línea más que convincente. Se espera a Damian Jones, el otro rookie, un poco más afianzado en el primer equipo también.

  • Comparación con la temporada pasada

En cuanto a los resultados, evidentemente la temporada 2015-16 fue mejor, pero personalmente creo que este equipo en los playoffs va a ser de temer, ya que no busca ningún récord en este curso, solo llegar en óptimas condiciones para lograr el verdadero objetivo: ganar el anillo. Opino que no tiene sentido comparar, son dos equipos distintos con rósters totalmente diferentes: cada uno tenía sus ventajas y sus debilidades. De todas maneras, les facilito dos artículos en los que compañeros opinan y argumentan si este equipo es peor o mejor que el de la temporada pasada. De todas maneras, viéndolo desde un punto de vista estadístico, en la regular season 2015-16 se lograron mejores resultados, aunque todos sabemos que lo más importante es el anillo.

  • Opinión personal sobre la primera mitad de temporada

Yo creo que los Golden State Warriors realizaron una gran primera mitad de regular season, principalmente porque no se sabía cómo se iba a adaptar Kevin Durant y cuál iba a ser la química del equipo con tantas estrellas juntas. Irrevocablemente, están dando la talla: salvo imprevistos, serán el mejor equipo de la temporada regular y, son, bajo mi punto de vista, el gran favorito a quedarse con el anillo de la temporada 2016-17. De esta manera, el balance de la primera mitad de la temporada regular es positivo.

¿Cómo calificarías la primera mitad de la temporada regular de los Golden State Warriors? ¿Están dando la talla o te esperabas más? ¿Qué modificarías (tácticas, traspasasos, minutos)? ¿Serán los Warriors el equipo con mejor récord en la regular season? ¿Serán los dubs campeones de la NBA? ¡Dejá tu opinión!