Nuggets ganan a Lakers, Jokic se confirma como estrella

Denver Nuggets 127 - 121 Los Angeles Lakers

nikola jokic denver nuggets
Nikola Jokic ha vuelto a cuajar un tremendo partido en la victoria de los Nuggets en LA. Laura Cristaldi (CC)

Victoria de Denver Nuggets, en el Staples Center más púrpura, ante Los Angeles Lakers, en lo que significa la quinta derrota consecutiva de los chicos de Luke Walton. Encuentro marcado por la enorme actuación de Nikola Jokic, uno de los interiores llamados a ser dominantes en la NBA en un futuro no muy lejano.

Llegaban los Lakers con la necesidad imperiosa de volver a ganar, cuatro derrotas consecutivas, con la inoportuna lesión de Luol Deng, hoy baja por un esguince en la muñeca derecha, todo parecían pulgas para uno de los perros mas flacos de la  liga. Mientras, su rival, estaba en su mejor momento, los Nuggets habían empezado a ganar, con buen juego, y sobre todo yendo de menos a más, y entrando en la lucha por ser de Playoffs.

Las sensaciones y emociones de los dos equipos se notaron desde el primer momento, los Lakers con los ánimos por los suelos se dejaron dominar desde el inicio por los de Denver. Así, el partido estuvo en las manos de los visitantes hasta el final del tercer cuarto. Los Nuggets llegaron a tener diferencias que rondarían los +20, fue toda una paliza que dejaba ver las situaciones reales de los dos equipos.

Ya en el último cuarto, Lakers intentaría la machada, darle la vuelta a este charco o barrizal donde se encuentra desde hace ya demasiados partidos. Con Nick Young y Lou Williams como mejores hombres, lo intentarían pero no llegarían, como consecuencia, su intentona de remontada se convirtió en el peor de los maquillajes. Los de púrpura y oro volvían perder un partido más.

Entre los más destacados, debemos destacar la figura inmensa de Nikola Jokic, uno de los jugadores más ilusionantes que plagan la NBA. Jokic firmaría aquí 29 puntos, 15 rebotes y 3 tapones, sin lugar a dudas, dominaría el partido a su antojo. Acompañándole, Will Barton y Kenneth Faried. El primero sería el gran equilibrador del juego visitante, con 26 puntos, 4 rebotes y 8 asistencias, dirigiría a los suyos hacia la victoria en el Staples.

Mención especial merece Kenneth Faried, un jugador al que los Nuggets han buscado su salida de manera apresurada, por momentos, y que hoy dejó, una vez más, muestras de su enorme calidad. El interior de los Nuggets, firmaría 20 puntos y 7 rebotes, y sería una de las piezas clave en este partido para los suyos.

En el lado de la derrota, una vez más el de púrpura y oro, debemos destacar a la vieja guardia. Y es que, lo único realmente destacable de los de LA sería Nick Young y Lou Williams. Pese a que estos dos jugadores no dejan de ser dos más en el engranaje de Walton, volverían a estar por encima de los 20 puntos en anotación, y haciendo más destacable la mala productividad de las jóvenes estrellas púrpuras.

Distinto fue la participación de Brandon Ingram, que con la ausencia de Deng llegaba a la titularidad. Ingram firmaría 15 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias. El jovencísimo jugador de Lakers, sigue demostrando que en un futuro será una de las piezas más codiciadas de la liga. Por desgracia, no es presente, sino futuro.

Los Nuggets se cuelan en puestos de Playoffs

En conclusión, los Nuggets siguen ganando, demostrando que la juventud también puede traer victorias, y una buena cara en la NBA. Los de Denver ya son de Playoffs, pasando por delante de Sacramento Kings y Portland Trail Blazers, y parece que lucharán por un octavo puesto muy abierto por el Oeste. Mientras, los Lakers siguen perdiendo, esta era ya su quinta derrota en línea, y la vieja excusa de la reconstrucción empieza ya a no tener validez, y múltiples enemigos, en LA.

Comments