Fuente: Keith Allison (CC)

Mark Cuban, disconforme con el sistema de elección del All-Star

Piensa llevar a cabo una investigación

Mark Cuban ha realizado una declaraciones en contra del nuevo sistema de votación para el All-Star Game. Keith Allison (CC)
Mark Cuban ha realizado una declaraciones en contra del nuevo sistema de votación para el All-Star Game. Keith Allison (CC)

El próximo All-Star, celebrado en Nueva Orleans, llegará con una principal novedad en cuanto a la confección de los equipos se refiere. Por primera vez en la historia de la NBA, los jugadores que forman los quintetos titulares han sido escogidos por tres estamentos de la liga bien diferenciados: los aficionados, los medios de comunicación y los propios jugadores. En este punto, hay que aclarar que los votos de los aficionados representan el 50%, mientras que los medios y los jugadores tienen un 25% cada uno.

Como es habitual, Mark Cuban siente la necesidad de pronunciarse en todo cambio o en todo tema de debate presente en el entorno de la NBA. En este caso, la novedosa decisión ha encontrado en él a uno de sus principales detractores. Para el dueño de los Dallas Mavericks, el sistema ha promovido el «fraude electorar», ya que considera que los jugadores se han reído de este método al seleccionar a compañeros que han jugado muy poco o ni siquiera lo han hecho en esta temporada.

Cuban destaca el ejemplo de JaVale McGee, que recibió cuatro votos pese a disputar una media de 8,2 minutos por partido (5,5 puntos por encuentro). Tal es su enfado, que el excéntrico propietario piensa investigar esto.

«Voy a sentarme con Adam Silver y vamos a llegar al fondo de esto. Realmente eso creo. Si no podemos proteger la integridad de la votación del All-Star, esta liga tiene serios problemas. Creo que hasta el Fantasma del Espacio consiguió un voto», bromea Mark Cuban.

Otro dato que apoya su teoría es que, de los 324 jugadores que han votado, 128 han dejado fuera a LeBron James del quinteto titular; mientras que 154 han hecho lo propio con Kevin Durant. Cuban termina argumentando que según un estudio, hay una gran diferencia entre los votos digitales de los aficionados y lo que él llama el Colegio Electoral de la NBA.