Estrella Roja: Un matagigantes de cantera inagotable

Todos los clubes fuertes de Europa han caído en Belgrado

El Estrella Roja de Belgrado, un club histórico en Europa. Foto: Crvena Zvezda

Serbia. Cuna del baloncesto europeo desde hace años o incluso siglos, para muchos el lugar de origen del basket del viejo continente y una cantera inagotable de talentos en el panorama deportivo, sobre todo en el baloncesto desde sus inicios sobresaliendo las canteras de dos clubes principalmente: Partizan de Belgrado y Estrella Roja de Belgrado. Ambos clubes tienen mucha historia y una gran rivalidad entre ellos por ser el mejor equipo de Serbia y de la Liga Adriática desde hace años. Desde el año 2000 en adelante los dos clubes se han repartido el poder en Serbia y Europa, ostentando Partizan el poder hasta el año 2014 cuando el Estrella Roja tomó su relevo en la Euroliga. A partir de ahí el Estrella Roja ha ido creciendo poco a poco gracias sobre todo al trabajo de cantera, dando un paso más cada año que pasa en liga Adriática y sobre todo en Euroliga, teniendo como base un equipo basado en su gran mayoría en jugadores serbios, incrementando el potencial con una o dos piezas americanas cada temporada, teniendo un presupuesto un poco inferior a 3 millones de euros esta temporada.

En las últimas temporadas, el club presidido por Nebojsa Covic ha logrado una solidez y una madurez impropia para un club de cantera como ellos, que siempre sacan algún jugador de categorías inferiores desde muy joven para que se foguee entre los más grandes, con vistas al futuro dándole al jugador la confianza necesaria para que progrese cada vez más con su ética de trabajo, esfuerzo y dedicación. Además, la confección de plantilla y la confianza en el entrenador montenegrino Dejan Radonjic ha hecho que el equipo serbio se supere cada año alcanzando una cota más alta cada vez, además de seguir sacando jugadores de cantera muy interesantes o incorporando a jóvenes de equipos balcánicos debido a su bajo presupuesto( 2,8 millones de euros), que le hacen ser uno de los presupuestos más bajos de los 16 clubes que forman la nueva Euroliga desde hace un par de temporadas. Sin embargo, a pesar de tener ese bajo presupuesto, los resultados con el paso del tiempo son cada vez mejores, teniendo a día de hoy su mejor registro de victorias y derrotas en Euroliga de su historia. Esta tradición del basket serbio por trabajar con los jóvenes hacen que sea una de las principales razones por las que la Euroliga a decidido que la Final Four de la próxima temporada se celebre en Belgrado.

La temporada de Estrella Roja está siendo impecable. En liga Adriática están en lo alto de la clasificación no habiendo perdido ningún partido hasta ahora, habiéndose disputado 18 jornadas de liga. Además, la mayoría de los partidos los han resuelto de forma holgada y demostrando un potencial y dominio incontestable. Sin embargo, la trayectoria en Liga Adriática es bastante mejor que en Euroliga, a pesar de que en la competición continental han ganado a todos los clubes importantes de Europa(salvo Olympiacos) en Belgrado con autoridad. Estas victorias llegaron gracias a un juego grupal  y de equipo (aunque destacan Jovic, Simonovic y Kuzmic) apoyándose en la fiel y ardiente afición de Estrella Roja que les ha servido para ser reconocidos como la afición más ruidosa y animosa de Euroliga para los General Managers de Euroliga, en una encuesta realizada por la organización recientemente. Esta trayectoria en Europa hace que los dirigidos por Dejan Radonjic tengan muy cerca la clasificación para el playoff de Euroliga a la espera de ganar algún partido más y llegar a las 14 victorias que le darían el pase a la antesala de la Final Four de Estambul el próximo mes de Mayo. El paso de las jornadas definirán el futuro de lo de Belgrado.

Foto: Eurohops

El Estrella Roja no es solo un equipo profesional de basket. Como he remarcado más arriba, es uno de los mejores equipos de Europa en formación de jóvenes talentos, siendo clave la metodología serbia de formación. Es decir, la repetición constante de un gesto técnico. Esta forma de ver el basket ha hecho que poco a poco jóvenes promesas de la cantera vayan subiendo al primer equipo. Jugadores como Dobric, Rebic(ahora en Mega Leks), Lazic, Guduric o Simanic son un claro ejemplo de que el método de formación de los Balcanes es un éxito total teniendo en cuenta también la confianza del entrenador jefe del primer equipo en las jóvenes promesas. El último claro ejemplo no es exactamente un jugador formado en Serbia pero sí que es un caso particular. FMP(filial de Estrella Roja) ha contratado hace pocas semanas al interior americano de 18 años Isaiah Austin procedente de la universidad de Baylor. La peculiaridad de este jugador es que tras ser apartado del basket en USA por una enfermedad llamada síndrome de Marfan, no fue elegido en el Draft a pesar de que fue invitado a ir. Fue entonces cuando a pesar de que ninguna franquicia NBA le eligió, en ese Draft había alguien que se fijo en el, y ese fue el FMP de Belgrado. Ahora, solo queda ver la progresión del jugador.

 

https://www.youtube.com/watch?v=p-zz-q9H_98