Fuente: Keith Allison (CC)

Jason Kidd se autoinculpa en la derrota frente a Wizards

El coach se hace responsable de las malas decisiones

 

Jason Kidd
Jason Kidd hace autocrítica por las desconexiones del equipo Fuente: Keith Allison (CC)

Quien haya visto partidos de Milwaukee Bucks este año, no se extrañará al oír a Jason Kidd diciendo que en el último partido en casa, éstos perdieron por desconexiones y malas decisiones en tramos vitales de partido.

Jason Kidd ha salido al paso después del último partido, y ha comentado que la salida del tercer cuarto (donde perdieron 21-33) fue por culpa de malas decisiones suyas.

«Hemos entrenado este tipo de situaciones estos últimos días, y no han salido bien. Llevamos seis o siete partidos jugando mal en estas situaciones de partido. Esto es culpa del entrenador, debo inculcar a los jugadores las decisiones correctas, y ahora mismo no lo estoy haciendo.«

Los jugadores, a pesar de las declaraciones de Jason Kidd, no están de acuerdo y piensan que es responsabilidad suya el ejecutar lo que entrenan. Es obvio que, viendo los partidos de los jóvenes Bucks, se puede vislumbrar la bisoñez de sus jugadores. Buena parte del trabajo de Kidd es hacer ver a los jugadores que deben mantener la energía alta durante los cuatro cuartos del partido.

Los errores se deben más a aspectos mentales que de aspecto físico, ya que el físico de este equipo es imponente, y no se puede justificar como falta de energía. Jason Kidd es un tipo de entrenador que siempre protege a sus jugadores, y éstos deben dar un paso adelante si quieren llegar a la post-temporada.

El enfado de Kidd era tal que sus declaraciones a la prensa después del partido, al preguntar por el juego de Malcolm Brogdon (22 puntos) y Jabari Parker (28), fue un escueto:

«Increíble, fue espectacular esta noche.«

Está claro que la ausencia de Giannis Antetokounmpo merma mucho al equipo, y que necesitan estar todos a gran nivel para competir los partidos, pero también es cierto que cuando están centrados son muy difíciles de ganar. Los actuales Milwaukee Bucks pecan de juventud, es cierto, pero parte de su éxito viene por el mismo motivo.

Jason Kidd tiene mucho trabajo, pero a la vez tiene un equipo que, si logra asegurar los tramos finales de partido, dará mucho que hablar.