Fernando Lataillade (SB)

Los Warriors regalan un partido que tenían controlado

MEMPHIS GRIZZLIES 128-119 GOLDEN STATE WARRIORS

mike conley memphis grizzlies
Mike Conley completó la remontada de los Grizzlies, que acabaron ganando en la cancha de los Warriors. Fernando Lataillade (SB)

Anoche, los Golden State Warriors recibían a los Memphis Grizzlies como colofón final a la racha de partidos seguidos en casa tras su gira por el este a finales de diciembre. En este último partido en casa de la racha de cinco seguidos, los dubs recibían a su penúltimo verdugo, los Memphis Grizzlies, que en su anterior enfrentamiento dieron un correctivo a los de Oakland en el FedEx Forum. Sin embargo, las circunstancias eran diferentes; los Warriors estaban afrontando una mala racha, jugaban fuera de casa… Excusas que no debían valer en este encuentro.

El encuentro comenzó muy intenso, con unos Warriors que aprovecharon la más mínima para ponerse por delante en el marcador, ante unos Grizzlies que habían entrado contestones, pero que poco podían hacer ante la locomotora del triple que son estos dubs. Manejando unas ventajas cercanas a los 10 puntos, Curry y la banda afrontaron cuarto tranquilo, que terminó 34-27. Los Grizzlies no estaban teniendo el comienzo deseado ante el líder, y lo anunciado en el primer cuarto se intensificó en el segundo, con los locales acechando ventajas ya de 15 y hasta 20 puntos, en un partido que se estaba volviendo algo insulso, rutinario para los locales, que ya marchaban 67-55 al descanso.

Tras el descanso, los Warriors mostraron su imagen más fiera, y fue un no parar de canastas y canastas, a lo que los de Tennessee solo podían sentarse y ver el show que estaban ejerciendo los Warriors, poniendo énfasis en el partido de Curry, que tuvo varía acciones que recordaron al MVP unánime. Llegando a ponerse 24 puntos arriba, los dubs se fueron camino al último cuarto con un 98-79 en el marcador. El último cuarto fue una mera demostración de por qué los Grizzlies se encuentran tan alto en el Oeste, y es porque redujeron al mínimo a los dubs, hasta consumir su ventaja a cero. Prueba de ello son los números; 16% en tiros de campo de los dubs, siete tiros libres fallados en el último cuarto… Una heróica remontada grizzlie dejaría el marcador en 111-111 el último cuarto.

Ya en la prórroga, el espíritu de los Grizzlies era una apisonadora, imposible de parar para los Warriors, que poco pudieron hacer por salvar el partido, a pesar de los esfuerzos de un heróico Green que se fue por acumulación de faltas. Partido de diez que se llevaron los Grizzlies finalmente por 128-119.

El mejor jugador del partido fue Mike Conley, que con 27 puntos y 12 asistencias fue el héroe de Memphis. Por parte de los dubs, Curry tuvo una gran noche, anotando 40 puntos y dando 6 asistencias. Los Warriors jugarán su próximo partido el domingo ante los Kings en Sacramento, mientras que los Grizzlies recibirán a los Jazz el mismo día.