SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes

Los Detroit Pistons se regalan una victoria ante Hornets

CHARLOTTE HORNETS 114-115 DETROIT PISTONS

Andre Drummond debe estar centrado, por difícil que sea. Keith Allison (CC)
0 1

En la noche de reyes, los Detroit Pistons se enfrentaban a unos Charlotte Hornets que, a pesar de estar jugando muy bien, venían de un agotador partido que ganaron agonizando a los Thunder de Westbrook, cosa que aprovecharon Van Gundy y sus chicos. Sin embargo, el partido no sería para nada coser y cantar.

Andre Drummond Detroit Pistons
Los Pistons consiguieron una gran victoria, aunque con un final agónico. Keith Allison (CC)

En la noche de reyes, los Detroit Pistons debían enfrentarse en el Palace de Auburn Hills ante unos Charlotte Hornets que venían de conseguir una agónica victoria contra los Oklahoma City Thunder de Russell Westbrook la noche anterior. Con un partido que exigió tal esfuerzo físico, los Detroit Pistons tenían la oportunidad de sacar provecho de la situación de desventaja de la que partían sus rivales, y regalarse una gran victoria, a pesar de que no se hayan portado como debían durante el mes de Diciembre.

Ya desde el inicio los de la Motown demostraron que salían en serio a jugar para ganar el partido, y no tardaron demasiado en hacer efectiva una ventaja sobre sus rivales, estableciéndose en los 7 e incluso 8 puntos de diferencia. Acercándose hacia la mitad del cuarto, los Hornets tuvieron un par de arreones y casi igualan a los Pistons, pero éstos supieron reaccionar a tiempo y salvar el cuarto, terminándolo 37-26. El segundo parcial empezó como un correcalles, ya que en apenas cincuenta segundos de juego del mismo, los dos equipos ya habían intercambiado siete puntos. En ese cuarto los Hornets sí que llegaron más espabilados, aunque los Pistons estaban centrados y defendiendo bien, pero las canastas no les estaban entrando, pero pasado el ecuador del cuarto estuvieron más acertados, y se mantuvieron en los 10 puntos de diferencia el resto del cuarto, yéndose a los vestuarios 58-48.

A la vuelta del intermedio, los Detroit Pistons siguieron un poco la línea de lo que habían estado haciendo hasta el momento. Estaban manteniendo una excelente defensa sobre Kemba Walker, y esto se estaba haciendo sentir en el partido de los Hornets, que a lo largo del tercer cuarto vieron como los Detroit Pistons se iban alejando en el marcador, concluyendo el mismo con un triple de Marcus Morris que dejaba el resultado en 85-70 para jugar el último cuarto. En el cuarto final, los de Charlotte hicieron una meritoria carrera por intentar llevarse el partido, ya que, en vez de rendirse y regalárselo a los chicos de Van Gundy, fueron remontando progresivamente hasta igualar el resultado en el último minuto de juego. En un agónico final, los Hornets tuvieron bola para ganar el partido, anotando la canasta ganadora, aunque fuera de tiempo. (Muy a pesar de Marco Belinelli, que se inventó una forma magistral de anotar el tiro). Por tanto, los Detroit Pistons se llevaron la victoria por 115-114.

El mejor jugador del partido, por méritos propios, fue Boban Marjanovic, ya que en tan sólo 22 minutos de juego anotó 15 puntos y atrapó 19 rebotes, aunque también fue muy bueno el partido de Tobias Harris, con 25 puntos. Por parte de los Hornets, el mejor fue Kemba Walker, con sus 32 puntos, 5 asistencias y 7 rebotes. Los Detroit Pistons jugarán su próximo partido el sábado en Portland, mientras que los de Charlotte irán a San Antonio el mismo día.