SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
Fuente: Michael Typton (CC)

Los Magic y un 2016 con sabor a poco

Los de Florida siguen sin dar ese salto de calidad

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Desde el equipo de redacción de SomosBasket que sigue la campaña de Orlando Magic, opinamos sobre lo que fue el año 2016 para la franquicia. Sin grandes cambios a la vista, solo fue una continuidad de este proceso de reconstrucción que empezó hace 4 años y donde los resultados aún se hacen esperar.

Orlando Magic y otro año que pasó en deuda Fuente: Michael Typton (CC)

Cuando comenzó el año 2016,  allá en enero, el equipo venía de un diciembre de 2015 exitoso, encontrándose en el sexto lugar de la conferencia del Este, con un récord de 19-13 y con Scott Skiles, entrenador en ese entonces, elegido como el “Coach of the Month“. Pero todo lo bueno dicen que dura poco y en el caso de Orlando fue demasiado poco. El equipo tuvo un  inicio de año brutal, con un encuentro disputado en Londres ante los Raptors,  y esa caída en el nivel de juego y resultados  hicieron que el Magic nunca más pueda recuperarse hasta ni siquiera llegar a la última semana de temporada regular con posibilidades de Playoffs.

Todo siguió como en los últimos cuatro años, sin playoffs, sin evolución en el juego, poco desarrollo en los jóvenes jugadores y un nuevo cambio de entrenador. En mayo de este año que se termina se anunció la llegada del ex entrenador de los Pacers, Frank Vogel, de gran trabajo en ese equipo y con la bandera de un estilo de juego basado en la defensa, algo que era prioridad para el GM Rob Hennigan, además de tener a un entrenador que sepa como guiar y hacer crecer a jugadores jóvenes. Las incorporaciones realizadas por el nuevo cuerpo técnico guardaban relación con este nuevo estilo que se quiere instaurar en la franquicia. Se pretendía un equipo fuerte defensivamente, con jugadores que intimiden en la pintura y que aprovechen los contraataques. Los resultados muestran que en muy pocos partidos se ha conseguido la eficiencia buscada, el equipo ha atravesado rachas de todo tipo; con problemas en defensa pero también ofensivos durante diferentes momentos de la temporada.

En esta segunda mitad de año, con la llegada de Vogel, los nuevos jugadores como Biyombo, Ibaka, Jeff Green, DJ Augustin, y la implementación del juego de defensa, los resultados no han variado y con un récord de 16-19, y la posición n° 11 en el Este, son muestras que todo sigue igual que en el año 2012, cuando comenzó la reconstrucción post Dwight Howard, pero con 4 años más en el recorrido de la franquicia y sin encontrar aún ese salto de calidad que se busca hace fácil un año.

Malas decisiones en los despachos hasta hacen dudar desde hace meses la continuidad en la gerencia de Rob Hennigan, y lógico, sin playoffs a la vista, irregularidad en lograr el nuevo estilo de juego y jugadores nuevos que no lograron elevar la calidad de juego del equipo, hacen ver los avances no han llegado y que la llegada de este 2017 no genera entusiasmo. Ni siquiera los pergaminos de Frank Vogel hacen pensar en una evolución del equipo. 

¿Por qué pensamos que este año 2016 que pasó tuvo sabor a poco? Básicamente por lo primordial que debe tener un equipo es un estilo de juego definido, y eso es algo nunca se consolidó. El cambio de entrenador sorpresivo, porque nadie se esperaba que Skiles se vaya, jugadores que se pensaban que iban a ser la cara del equipo durante años se han ido, y nos referimos a Victor Oladipo y repetimos, el desarrollo lento de jugadores que esperábamos más como Aaron Gordon, Mario Hezonja y Elfrid Payton, todo esto y con el fracaso principal que suponemos debe plantearse la Gerencia general desde el punto de reconstrucción/evolución de la franquicia.  En un plano más inferior, creemos que las llegadas de los nuevos jugadores no han sido lo que el equipo realmente necesitaba, pues un jugador para defender la zona se necesitaba, pero gastar el dinero en dos era innecesario, Ibaka o Biyombo sobrán y el equipo necesita un anotador de calidad, Evan Fournier como única opción no es la mejor garantía.

¿Qué esperemos para este nuevo año que se inicia? Que Frank Vogel pueda moldear al equipo según su filosofía de juego y partir de ahí se genere una regularidad en el rendimiento, y dejando de lado los resultados obtenidos, el tener una identidad definida, con roles bien marcados entre los jugadores es el punto de inicio para volver a ser competitivos. De nada sirve ganarle a los Spurs, si después pierden partidos con Bucks, Hornets o Pelicans. Esperamos también que la gerencia concrete alguno de los tantos rumores que se escuchan y puedan contratar un anotador y por ende, acercarse a PlayOff pese a que el Este hoy día está muy parejo, pero al menos llegar a la última semana de temporada regular con la posibilidad de alcanzarlos. Para destacar el lado positivo de la situación, también hay que decir que Orlando Magic se encuentra en una posición no demasiado alejada del ansiado PlayOff. Por lo tanto esperamos que el equipo centre todos sus esfuerzos en trabajar duro para estar cerca o entrar entre los ocho primeros del Este. El nivel de la conferencia ha subido considerablemente en los últimos años y exceptuando tres equipos ligeramente descolgados, los doce restantes pelearán por estos puestos de privilegio tan disputados. Equipos como Miami Heat, Brooklyn Nets o Philadelphia 76ers tienen ya demasiada distancia con el resto, precisamente los Magic y Detroit Pistons son los que se encuentran justo por encima en la clasificación.

Desde la redacción de Orlando Magic para SomosBasket, les deseamos a todos un muy feliz año 2017 y ojala sigan acompañándonos como todo este ultimo año. Salud para todos y fuerza Magic!!!