Derrick Rose, sorprendido ante su inesperada suplencia

El base pasó los últimos minutos en el banquillo

Derrick Rose fue suplente en los minutos finales del último partdo-Nil Alemany (CC)
Derrick Rose no esperaba ausentarse los últimos minutos de partido. Nil Alemany (CC)

En la última victoria de los New York Knicks fuera de casa, Derrick Rose estuvo sentado en el banquillo en gran parte de esos minutos finales. Bien es cierto que el partido fue bastante raro en cuanto a cambios. Pudimos ver con minutos a Marshall Plumlee, Sasha Vujacic y Maurice Ndour. Pero lo que más sorprendió (incluido a D-Rose) fue esa ausencia en los momentos finales de la victoria del equipo.

Quizás enfrentarse a su antiguo entrenador Tom Thibadeau tuvo algo que ver. Rose jugó probablemente su peor partido con los New York Knicks. 11 puntos (5/12 tiros de campo, 41%), sin rebotes y 2 asistencias (las mismas que Kyle O´Quinn). Y por ello jugó tan solo 23 minutos. Pero lo cierto es que Brandon Jennings le superó en el último partido. El llamado a ser sexto hombre de los Knicks repartió 7 asistencias y anotó 12 puntos, sus ganas le hicieron jugar 34 minutos. Pero lo cierto es que Rose y Jennings comparten minutos en la pista. De hecho, a falta de 3:59 para que terminara el partido ambos estaban jugando. Pero Minnesota tuvo un parcial de 20-3, y la lesión de Courtney Lee hizo que Justin Holiday se preparara para entrar para un necesario cambio defensivo. Y el propio Rose se mostró sorprendido con eso:

«Es algo que tendrás que preguntar al entrenador. Yo solo hago lo que él me pida. Por tanto, si juego o si me sienta en el banquillo es una cuestión que tendrás que preguntarle a él».

Y funcionó. Con Jennings y Holiday el equipo acabó con +8 mientras que con Rose hubo un -9. Sin embargo, la estadística dice que Rose juega mejor con Holiday que con Jennings. Con Holiday tiene un +2.6 por 296 posesiones, mientras que Jennings y Holiday tienen -4.9 por 422 posesiones.

El frío dato es que cuando Rose anota 15 o menos puntos, los Knicks van 7-1. Si por el contrario el MVP anota 15 o más, los Knicks van 2-8. Derrick fue preguntado por estos números, y respondió:

«No hago caso a esa estadística. Yo salgo a jugar y lo hago de la forma que puedo y cómo sé hacerlo. Pero no leo eso. Es la nueva era. Yo no escucho eso.»

En los próximos partidos se verá si Derrick Rose sigue mejorando, porque a pesar de la estadística, el base está cumpliendo con las expectativas por el momento.

Comments