Los Denver Nuggets encuentran la rotación perfecta

Michael Malone quiere seguir como en los dos últimos encuentros

Denver Nuggets
Los Denver Nuggets ganaron bien los últimos dos partidos – Laura Cristaldi (SB)

La profundidad del roster y la versatilidad de muchos jugadores de los Denver Nuggets hicieron que no fuera nada fácil para el coach Michael Malone acertar con las rotaciones adecuadas para sacar el mejor provecho de cada uno de los hombres a disposición. Tras varios experimentos y con la vuelta de Gary Harris después de un mes de lesión, el entrenador de la franquicia de Colorado parece que ha encontrado la mejor manera de encajar las piezas de su peculiar puzzle.

En los dos últimos encuentros de los Denver Nuggets, frente a los Portland Trail Blazers y a los New York Knicks, vimos desde luego una mejor imagen del equipo en general, que fue acompañada por dos excelentes victorias. En estos dos encuentros los Nuggets salieron a la cancha con un quinteto formado por Emmanuel Mudiay, Gary Harris, Danilo Gallinari, Wilson Chandler y Nikola Jokić. Este resultó el quinteto más efectivo de toda la temporada, además hombres como Kenneth Faried y Will Barton demostraron poder aportar lo mejor de sí saliendo desde el banquillo.

Está claro que estamos hablando de tan solo dos partidos y que igual esta misma noche las cosas volverán a cambiar según como vayan las cosas en la cancha para los hombres de Malone, pero nadie quita que las victorias frente a Portland por 132-120 del jueves y el éxito contra los New York Knicks por 127-114 fueron hasta el momento los dos mejores partidos del año. En ellas los Denver Nuggets anotaron mucho y ganaron sin apuros a dos equipos que ocupan posiciones de Playoffs, dominando los encuentros durante los 48 minutos, algo que no había ocurrido en los 25 encuentros precedentes.

Analizamos cómo han influido las nuevas rotaciones en cada uno de los componentes del equipo, empezando por el quinteto titular:

Emmanuel Mudiay

  • Frente a Portland: 10 puntos (50% TC), 4 asistencias en 22 minutos
  • Frente a New York: 22 puntos (66.7% TC), 5 asistencias, 7 rebotes en 32 minutos

A Emmanuel Mudiay la vuelta de Gary Harris le hizo muy bien. El base congoleño tiene una química consolidada con el escolta y las capacidades defensivas de Harris ayudan a Mudiay a cubrir mejor su zona y sobre todo a concentrarse en la que tiene que ser su tarea: organizar el juego y repartir asistencias. Igual Mudiay tira menos a canasta, pero lo hace mejor, es decir que no toma tiros difíciles, sino que lanza a canasta cuando lo ve claro. Frente a New York jugó más minutos también en el último cuarto, debido al golpe en la mandíbula de Nelson que hizo que el veterano base tuviese que abandonar la cancha, y en 32 minutos tan solo perdió un balón: fue el mejor partido de Mudiay en la temporada con diferencia; volvimos a ver al jugador del último mes de la temporada pasada, confiado y concentrado.

Gary Harris

  • Frente a Portland: 18 puntos (63.6% TC), 6 asistencias, 4 rebotes en 32 minutos
  • Frente a New York: 16 puntos (66.7% TC), 2 asistencias, 3 rebotes en 30 minutos

Ya hablamos de la importancia de la vuelta de Gary Harris en la economía del juego de los Denver Nuggets tras su regreso frente a los Blazers, y el partido contra los Knicks no hizo más que corroborar las declaraciones del coach y de sus compañeros y las sensaciones generales dejadas por lo visto en la cancha: “Garris” parece la clave que hace que la arquitectura de los Denver Nuggets aguante y, si la quitas, el edificio se viene abajo, como vimos en ocasión de varios partidos anteriores durante su periodo de lesión.

Danilo Gallinari

  • Frente a Portland: 27 puntos (61.5% TC), 3 asistencias, 4 rebotes en 36 minutos
  • Frente a New York: 13 puntos (44.4% TC), 3 asistencias, 2 rebotes en 28 minutos

Con la nueva alineación volvimos a ver a la mejor versión de Danilo Gallinari, el que el año pasado rozó los 20 puntos de promedio durante la temporada y activo en todas las facetas del juego. Frente a los Knicks jugó menos porque se metió pronto en problemas de faltas: pero esto también es un síntoma de que el alero italiano está jugando con una actitud más agresiva en defensa, uno de los reproches que se le hicieron a principio de temporada. Tener al lado a un buen defensor de perímetro como Gary Harris y otro anotador polivalente como Wilson Chandler, además de un Mudiay más concentrado en asistir y un pívot pasador como Nikola Jokić, hace que las opciones ofensivas de “Gallo” se multipliquen y pueda anotar de todas las maneras posibles, tanto desde la larga distancia como penetrando y/o sacando tiros libres. Frente a Portland disputó el mejor partido del año.

Wilson Chandler

  • Frente a Portland: 17 puntos (37.5% TC), 3 asistencias, 8 rebotes en 35 minutos
  • Frente a New York: 12 puntos (35.7% TC), 3 asistencias, 1 rebote en 27 minutos

Wilson Chandler es, hasta momento, el máximo anotador del equipo. Tras haber sonado su nombre como posible candidato al premio al 6MOY (Sexto Hombre del Año), Michael Malone decidió mover a Wilson donde se merecía: en el quinteto titular; y fue un éxito. Wilson Chandler y Danilo Gallinari son dos jugadores con características parecidas, pero no iguales, que han demostrado poder coexistir y no tener que ser obligatoriamente el uno el reemplazo del otro. Normalmente en ataque Wilson ocupa el rol de ala-pívot en situaciones de small-ball, mientras que en defensa se suelen intercambiar los roles y Gallinari utiliza su mayor altura para cubrir al cuatro rival. Aunque los porcentajes de acierto no hayan sido las mejores en estos dos encuentros, su presencia aumenta las opciones ofensivas y da una referencia más a Mudiay en fase de construcción de juego.

Nikola Jokić

  • Frente a Portland: 13 puntos (83.3% TC), 5 asistencias, 4 rebotes en 19 minutos
  • Frente a New York: 10 puntos (62.5% TC), 5 asistencias, 9 rebotes en 20 minutos

Nikola Jokić está deslumbrando al mundo entero por sus capacidades de pasador, algo muy raro en un pívot de 2.11 metros. Solo los problemas con las faltas personales restringieron sus minutos en campo; si el talentoso pívot serbio lograra limitar las faltas y estar más tiempo en la cancha, podría convertirse en firme candidato a los triples-dobles. Sus cualidades ayudan tanto a Mudiay en el trabajo de base como al resto del equipo, lo que aumenta las posibilidades de anotación para sus compañeros. Normalmente en un equipo de baloncesto cuando la pelota termina en manos del cinco es para que remate a canasta; con “Joker” no es así: con un balón entre las manos puede inventarse cualquier magia.

Pasamos ahora a la segunda unidad, que también tiene su mucho mérito y hasta el momento ha sido el motor de los Denver Nuggets. Dos hombres, sobre todo, han demostrado saber sacar lo mejor de sí mismos saliendo desde el banquillo:

Will Barton

  • Frente a Portland: 15 puntos (37.5% TC), 2 asistencias, 1 rebote en 23 minutos
  • Frente a New York: 17 puntos (60%), 2 asistencias, 8 rebotes en 32 minutos

Lo vimos el año pasado y lo repetimos esta temporada: Will Barton es un “sexto hombre” fantástico. La lesión de Gary Harris hizo que empezara muchos partidos en el quinteto titular y, pese a hacerlo bien ofensivamente, bajo el punto de vista defensivo no daba esa seguridad necesaria y el equipo a menudo se encontraba muchos puntos abajo durante los primeros cuartos. No es que fuera toda culpa de Barton, ni mucho menos, pero no cabe duda que “Will The Thrill” ofrece lo mejor de sí mismo saliendo desde el banquillo, dando velocidad y energía y garantizando una anotación variada estilo microondas.

Kenneth Faried

  • Frente a Portland: 11 puntos (60% TC), 9 rebotes en 25 minutos
  • Frente a New York: 25 puntos (90.9% TC), 7 rebotes, 3 tapones en 29 minutos

El uso de Kenneth Faried en los Denver Nuggets hasta el momento había sido un show: partidos en los cuales ni jugó, otros con pocos minutos disputados, otros saliendo en el quinteto titular pero peleando con el acierto bajo canasta o sufriendo en defensa. La característica principal de Kenneth Faried es la reconocida energía que un jugador tan peculiar puede llegar a meter en el campo en determinados momentos, y esto hace que también su dimensión ideal sea la de salir desde el banquillo, cuando puede convertirse en un revulsivo y empujar el equipo hacia adelante, como hizo frente a los Knicks. Malone emplea “Manimal” a menudo en posición de center en situaciones de small ball y sus saltos y su velocidad se hacen aún más resultones y efectivos con cuatro compañeros más pequeños al lado que le pueden pasar la pelota.

La vuelta de Gary Harris y el nuevo planteamiento del equipo también tiene sus “víctimas”, jugadores que han visto reducidos sus minutos en la cancha.

Jameer Nelson

  • Frente a Portland: 15 puntos (54.5% TC), 3 asistencias en 26 minutos
  • Frente a New York: 4 asistencias en 15 minutos

Jameer Nelson esta temporada estaba siendo muy utilizado por Michael Malone como base suplente y también en los últimos cuartos; y cabe decir que frente a los Knicks sufrió un golpe a la mandíbula que le hizo abandonar la cancha prematuramente. Esto hizo que Mudiay volviera a ocupar su sitio también en el clutch time y el congoleño lo hizo tan bien que quizás el rol de Nelson volverá a ser un poco más marginal.

Jamal Murray

  • Frente a Portland: 4 puntos (16.7% TC), 1 asistencias, 2 rebotes en 16 minutos
  • Frente a New York: 6 puntos (40% TC), 3 rebotes en 13 minutos

Con la vuelta del escolta titular a su sitio era lógico imaginarse que el rookie del mes de noviembre de la Conferencia Oeste viese reducidos sus minutos en la cancha. El roster es profundo y los partidos solo duran 48 minutos. Jamal tendrá que tener paciencia y saber aprovechar los minutos de los cuales disfrutará en campo.

Jusuf Nurkić

  • Frente a Portland: 2 puntos (50% TC), 4 rebotes en 4 minutos
  • Frente a New York: 5 puntos (40% TC), 1 rebote en 8 minutos

Tras empezar los primeros 25 partidos como titular, primero al lado de Nikola Jokić en el experimento fallido llamado “Jurkić” y luego al lado de Faried o Darrell Arthur, en los dos últimos partidos “Bosnian Beast” jugó muy poco. Nurkić parecía el único beneficiado de los Denver Nuggets al jugar al lado de Nikola Jokić, en cuanto a principio de temporada sacó lo mejor de sí mismo, con varios doble-dobles. Ahora su rol parece haber pasado a ser bastante marginal.

Aún “peor” parece pintar la cosa para otros jugadores; por ejemplo Darrell Arthur no jugó ni un minuto en estos dos encuentros y Michael Malone habló sobre el tema tras la victoria frente a los Knicks:

“La palabra que utilizó Darrell a este propósito es sacrificio.» – explicó el coach de los Denver Nuggets – «No puedo hacer jugar a 15 jugadores y Arthur es un chico que ha demostrado ser muy bueno en esta liga, pero se sacrifica para el bien común y es el primero en soportar a cada uno de sus compañeros que juegan. Hay que ser altruistas y apoyarse el uno al otro”.

Lo mismo se puede decir también hablando de Malik Beasley y Juancho Hernangómez, que con el roster al completo no tienen espacio suficiente en las rotaciones pese a haberlo hecho muy bien cuando han sido utilizados. Juancho jugó dos minutos frente a los Knicks, con el partido casi acabado, con Gallinari y Chandler con 4 faltas cada uno y con su familia en España reunida delante de la tele para el gran “derbi familiar”. El coach ya adelantó que los dos rookies tendrán partidos en D-League para no perder el ritmo de la competición.

“Necesitamos que los jugadores entiendan qué es lo mejor para los Denver Nuggets, mantenerse positivos y estar listos… El hecho es que tenemos una plantilla muy profunda y llena de talento: esta es la dirección que hemos decidido tomar en este momento”.

Eso sin contar ya que también están Alonzo Gee y Mike Miller, que se unen a Darrell Arthur en el rol de “agitatoallas” del equipo. Las exitosas rotaciones de los dos últimos encuentros parecen satisfacer al entrenador jefe, que concluyó:

“Llevamos dos partidos consecutivos sin encontrarnos abajo en el marcador y anotando muchos puntos. Cuando tu quinteto inicial empieza los partidos jugando de esta manera, esto hace que el trabajo de la segunda unidad sea mucho más fácil. Me encanta lo que he visto. Son solo dos partidos, lo sé, pero me gustaría seguir por este camino y que esta sea nuestra nueva identidad”.

“Espero que no tenga que seguir cambiando en cada partido. Me gustaría tener continuidad y encontrar el justo ritmo con nuestra rotación, tanto con el quinteto inicial como con la segunda unidad, aunque todos sabemos que en el transcurso de una temporada de 82 partidos las cosas van a ser diferentes”.

Finalmente parece que los Denver Nuggets ven la luz al final del túnel. No ha sido fácil, pero el nuevo quinteto inicial ha aportado una inyección de energía y alegría que ha llevado al equipo a meter en la cancha lo que todos se esperaban al principio de la temporada y a volver a luchar seriamente para el objetivo de los Playoffs.

Comments