Nil Alemany (SB)

Brandon Jennings y Carmelo Anthony no están en sintonía

Los Knicks van a arrancar una nueva gira fuera de casa

Brandon Jennings-Nil Alemany (SB)
Carmelo Anthony deberá aprender a compartir más el balón / Nil Alemany (SB)

Luego de la derrota en Navidad ante los Boston Celtics, Brandon Jennings argumentó que las críticas hacia el equipo estaban bien justificadas. Recordemos que en el partido, los Knicks repartieron únicamente 11 asistencias. A Jennings le gustó un tweet de una cuenta en la que se lee «Los Knicks se apoyan mucho en el tiro de mediana distancia, necesitan mover más el balón». Ésto desató la polémica.

Carmelo Anthony, previamente, había dicho que el equipo jugaba bien con su estilo actual, ya que es importante para él que Kristaps Porzingis y Derrick Rose creen problemas de emparejamientos en las defensas rivales. Jennings seguramente no opinaba igual, ya que se retiró del vestuario sin dar declaraciones. Repartió únicamente dos asistencias.

Kristaps Porzingis, por su parte, añadió que podrían haber hecho algunos pases más, pero esa no fue la razón por la que perdieron. Courtney Lee, además, añadió que las bajas asistencias se deben a la poca efectividad que tuvo el equipo en sus tiros, a los emparejamientos duros que propone Boston, y a los pocos espacios que otorgaba la defensa. Dijo, sin embargo, que el equipo iba a mejorar y seguir pasando el balón.

Claramente, no es una cuestión de que Brandon Jennings y Carmelo Anthony están enojados uno con el otro. Simplemente el partido fue muy intenso y la derrota muy dolorosa, y Jennings estaba enojado consigo mismo por su modesta actuación. Ambos tienen algo de razón: en el ataque a veces es necesario recurrir menos a los tiros aislados, pero tampoco desaprovechar los tiros abiertos para hacer un pase de más.

Será cuestión de encontrar el punto justo entre ambos. El principal foco de crítica, de todas maneras, se encuentra en la defensa. El equipo no pierde generalmente por la pobre selección de tiro, sino por las canastas fáciles que se permiten en defensa. Recién van 30 partidos en la temporada, pero es tiempo que pongan cartas en el asunto.