Especial Navideño: Lo esperado Conferencia Oeste

Estos cumplen, ya sea para bien o para mal

Lo esperado - Conferencia Oeste

La Conferencia Oeste en la NBA está siendo algo decepcionante en comparación con otros años atrás. Ya sea por muchos equipos que están en plena reconstrucción, el gran nivel de los cuatro de arriba u otros aferes, hay una gran desigualdad. No como en el Este en el que ganas tres partidos y subes cinco puestos en la clasificación. Sin embargo, hay varios equipos que están cumpliendo con sus expectativas y siguen los pasos que esperábamos por su parte una vez iniciada la temporada. Estos equipos son los Golden State Warriors, los San Antonio Spurs, los Utah Jazz, los Denver Nuggets y los Sacramento Kings.

Golden State Warriors

Kevin Durant disfruta de una nueva vida en la Bahía. Nil Alemany (SB)
Kevin Durant disfruta de una nueva vida en la Bahía. Nil Alemany (SB)

Los Golden State Warriors tuvieron en su roster el que, sin duda, fue el movimiento del verano. Quizá de los últimos tiempos. Kevin Durant llegaba a Oakland para formar uno de los equipos con más hype de la historia. Para ello, tuvieron que renunciar a varios componentes de una de las grandes armas del equipo: el banquillo. Marresse Speights, Festus Ezeli, Leandro Barbosa o Andrew Bogut abandonaron el equipo de una manera u otra. Sin embargo, llegaron otros. Zaza Pachulia, JaVale McGee, David West se unían al superequipo de los Golden State Warriors. Además, estos renovaban a Ian Clark y Anderson Varejao.

Poco hay que decir acerca de sus expectativas. El anillo es el objetivo. Y el récord, se las trae al pario. Con un banquillo muy eficiente padecieron para conseguir ese ansiado récord de victorias en una temporada. Con este banquillo no tan solvente, van a tener que levantar el pie del acelerador muchos días.

Pese a que por rating, el ataque de los Toronto Raptors está siendo el más eficiente de la historia, el de los Golden State Warriors asusta mucho más. Son el equipo que promedia más puntos, tiros anotados, porcentaje en tiros de campo y asistencias. Además de estar prácticamente en el TOP5 de todas las estadísticas tradicionales ofensivamente hablando. Son una apisonadora. Sin embargo, su eficiencia defensiva, especialmente en la zona,, está bajando un poquito esta temporada. Pese a ello, dominan también en estadísticas como los robos o los tapones. Además,  siguen jugando a un ritmo estratosférico, que pocos equipos pueden aguantar. Con los jugadores que tienen, son letales desde el perímetro, media distancia, en el poste, en penetraciones… No quedan territorios por explorar ofensivamente hablando para estos Golden State Warriors.

Sin embargo, la defensa está muy condicionada por la aportación de Draymond Green. Es un jugador del que quizá dependen demasiado, es el pegamento perfecto a la par que único y cuando está mal o causa baja, se les ven mucho más las costuras a los de la Bahía. Lo que habla mejor de estos nuevos Warriors es la capacidad que tienen entre Kerr, sistema y compañeros, de recuperar jugadores. JaVale McGee está siendo una de las sorpresas este año por su buen rendimiento. Kevin Durant es ya el mejor jugador de este equipo pero los Splash Brothers siguen a lo suyo.

Con casi total seguridad, cuatro de los cinco titulares del equipo irán al All-Star (Stephen Curry, Klay Thompson, Kevin Durant y Draymond Green).  Además, Curry y KD podrían optar incluso al MVP. Sin duda es un equipo con mucha estrella pero no parece que se estén tapando entre sí, si no todo lo contrario. ¿Aguantarán con este nivel toda la temporada?

San Antonio Spurs

Manu Ginobili renovó por una gran cantidad este verano. Michael Tipton (CC)

Los San Antonio Spurs tuvieron un verano bastante complicado. Si bien es cierto que la llegada de Pau Gasol se olía desde España de hacía meses, no es oro todo lo que reluce. Tim Duncan se retiró al final de la pasada campaña dejando atrás un hueco demasiado grande. Un hueco no sólo deportivo, sino emocional. Además, se tuvieron que enfrentar a una muy dura decisión: «sobrepagar» a Manu Ginóbili.  El argentino no está ni mucho menos al nivel que indican las cifras de su contrato pero la competencia por él era muy real. El propio Greg Popovich admitió que hubiera sido muy duro perder a Timmy y a Manu la misma temporada, por lo que se dejaron toda la carne en el asador con el argentino. Entonces, les quedó un equipo algo pendiente de ciertas mejoras, que no se pudieron llevar a cabo debido a ese espacio salarial desviado hacia el argentino. Hay que comentar también que Dewayne Dedmon está resultando una buena incorporación bajo el radar, además de las llegadas de David Lee y Laprovittola. La baja de Diaw es muy sensible en este equipo también.

Su objetivo debe ser el anillo, pero se antoja muy difícil en un Oeste muy duro. Equipos como los Clippers o los Jazz siguen progresando mientras que la constante amenaza de otros como Golden State u Oklahoma son determinantes. Sabemos de lo que es capaz Greg Popovich y sus chicos, pero igual esta tarea es demasiado complicada incluso para ellos. Los Spurs no están mostrando su dominio habitual en la regular season pero están siendo un equipo solvente. Siguen teniendo un ataque relativamente eficiente, siendo el segundo equipo con menos tiros de campo intentados de toda la liga. Su eficiencia en el triple es envidiable (39,6%) pero son los tiros libres una de las cosas que más están marcando la diferencia. Sin embargo, no están cumpliendo tan bien en otras facetas. Un equipo con dos interiores muy puros, además de jugadores del físico de Kawhi Leonard, Kyle Anderson y demás, no puede permitirse ser el quinto equipo con menos rebotes por partido.

Lo mejor de este equipo es que, a pesar de a priori parecer un equipo mucho menos preparado defensivamente respecto a otros años, sigue estando en la parte alta de la liga en cuanto a la eficiencia defensiva, algo que fue muy destacado en el equipo especialmente el año pasado. Tim Duncan era el ancla defensiva y esto se está notando en el equipo. Lo mejor de todo es que con la llegada de un nuevo pasador como Pau Gasol, ofensivamente muy preparado para jugar en los Spurs, hace que estos tengan más variantes en una de las pinturas más talentosas de la liga. El movimiento de balón sigue siendo la clave y lo demuestran todas las estadísticas que lo miden: asistencias, ratios de asistencias, asistencias por pérdidas, etc.

Los Spurs no son un equipo que se caracterice por hacer traspasos en medio de la temporada, por lo que podemos esperar pocos movimientos. Seguramente veamos a Kawhi Leonard peleando de nuevo por el DPOY, entrando en el All-Star, los All-NBA… Un equipo siempre por encima de las individualidades no da lugar a excesivos méritos individuales.

Utah Jazz

Rudy Gobert se ha convertido en uno de los mejores centers de la liga. Nil Alemany (SB)
Rudy Gobert se ha convertido en uno de los mejores centers de la liga. Nil Alemany (SB)

Los Utah Jazz han tenido una de las offseason más inteligentes sin duda alguna. Su primera ronda acabaría en Atlanta a cambio de un base que encaja a la perfección con la filosofía Snyder: George Hill. Además, caían en Salt Lake City dos veteranos de una inconmensurable calidad: Boris Diaw y Joe Johnson. El primero, además, en un traspaso-ganga increíble. En uno de los equipos más jóvenes de la liga, veteranos así son oro. La única baja sensible de este equipo es la de Trevor Booker, suplida de maravilla con Diaw. Su objetivo parece claro. Llevan años peleando por una entrada en la postemporada pero les ha faltado un pequeño escalón que subir. Este parece ser el año. Todas las piezas encajan en el tablero, la mayoría siguen en una progresión ascendente y tienen a un entrenador como la copa de un pino.

Lo peor de todo es el lidiar con las lesiones. Hombres muy importantes como Derrick Favors, Gordon Hayward, George Hill, etc. han causado baja muchos partidos. Aún así, los Jazz se han repuesto de esas bajas. Es el octavo equipo con más victorias esta temporada, a base de corazón y defensa. Pero también, de inteligencia en su ataque. Es uno de esos incómodos que te llevan a marcadores muy cortos.  Son Para hacerse una pequeña idea de como funciona la ofensiva de este equipo, hay que comentar que es el equipo con menos tiros de campo lanzados pero es el tercero en porcentajes de tiros. Poco y efectivo. Masticar y masticar las jugadas. Este hecho les ha llevado a ser el sexto equipo en rating ofensivo (108,8). Su gran defensa hace también que el rating neto sea el cuarto mejor de toda la liga.

No hay ningún rating defensivo en el que no figuren en el TOP10. Pocos puntos encajados en la pintura, en transiciones, tras pérdida… No son un equipo muy peligroso en la transición, pero pueden hacer daño en el poste, en el pick&roll y, por supuesto, la media distancia. Jugadores como Favors o Hayward les dan una compensación brutal. Rudy Gobert se autodenomina ya como uno de los mejores defensores de la NBA, merecidamente.

Sin duda el equipo debe seguir confiando en un bloque que, mermado, ha demostrado grandes cosas en esta liga. Si siguen apuntalando piezas, adaptándose y trabajando así, serán uno de los equipos que todos quieren evitar en los Playoffs. Muy incómodos, un pabellón imponente, una defensa apabullante, etc. Sin duda, es un equipo en el que es difícil destacar lo suficiente como para optar a premios más allá del DPOY de Gobert. Pero si que es cierto que Gordon Hayward merece ir al All-Star y estar por lo menos en la pelea por ser uno de los mejores aleros de la liga.

Denver Nuggets

Danilo Gallinari y unos jóvenes Nuggets siguen progresando. Laura Cristaldi (SB)
Danilo Gallinari y unos jóvenes Nuggets siguen progresando. Laura Cristaldi (SB)

Los Denver Nuggets han apostado por una línea muy continuista. Con pocas altas y/o bajas en la plantilla, pero con muchos jugadores que van progresando o que van dejando atrás los problemas físicos. Si bien es cierto que se llevaron a uno de los mejores ‘bases’ del Draft (Jamal Murray), la promesa del año pasado (Emmanuel Mudiay) no está acabando de rendir como se espera de él. Este año, también cazaron a Juancho Hernangómez en el Draft, pero la competencia en su puesto no le está permitiendo jugar con mucha asiduidad. Sin duda, el equipo está diseñado para el futuro. Tienen a muchos jóvenes con progresión, enormes jugadores de rol y muchos picks que ya pueden bien mejorar el futuro o bien pueden usarse como trade assets.

Danilo Gallinari y Wilson Chandler están empezando a complementarse bien entre unidades, mientras Gary Harris sigue mejorando a pasos agigantados. Incluso Kenneth Faried está rindiendo mucho mejor de lo esperado. Eso, que es un arma de doble filo además. ¿Mejora a los Nuggets o a su propio trade value? Es de sobra conocido que los Nuggets han intentado traspasarle y esto puede ser un buen momento.

Nikola Jokić también está progresando mucho, siendo ya uno de los mejores pasadores en la pintura de toda la liga. Su producción en el rebote junto a sus compañeros les está llevando a ser el equipo con más rebotes por partido (48,4). Es uno de los pocos apartados estadísticos en los que podemos decir que domina, pero también hay que decir que no están entre los peores en ningún caso. Son un equipo mediano en todos los sentidos. Esa regularidad es lo que se les pedía y la razón por la que, realmente, no es una sorpresa que este equipo juegue así.

Con la plantilla que tienen, de estar todos sanos, con un entrenador como Mike Malone, no podíamos esperar peor cosa de unos Denver Nuggets que siempre son competitivos. Es un equipo claramente ofensivo, no sólo por acierto si no también por insistencia. Es uno de los que crea más puntos tras segundas oportunidades. También es un equipo que juega a un ritmo muy alto, con muchos jóvenes que pueden seguirlo. Con el gran talento que acumulan en la pintura y los grandes penetradores que abundan en el equipo, no es de extrañar que también sean de los mejores equipos en puntos en la pintura. Su problema es que no encuentran equilibrio defensivo pues sufren mucho en las transiciones y en puntos tras segundas oportunidades.

Es un equipo sin grandes nombres a la hora de hablar de All-Star, All-NBA, distinciones, etc. Sin embargo, hay que decir que Wilson Chandler está siendo uno de los candidatos al sexto hombre del año. Además, el Jamal Murray más adaptado (su inicio fue horrible) estará casi con toda seguridad en el podio por el Rookie del año.

Sacramento Kings

DeMarcus Cousins, uno de los jugadores más polémicos. Nil Alemany (SB)
DeMarcus Cousins, uno de los jugadores más polémicos. Nil Alemany (SB)

Los Sacramento Kings tuvieron un verano interesante, como todos los años. Marco Belinelli fue traspasado. Se firmaron varios veteranos de la talla de Tolliver, Arron Afflalo o Matt Barnes. Además, jóvenes como Garrett Temple, Papagiannis y Labissiere (estos dos últimos vía Draft) llegaron al equipo. Pero el cambio más grande fue, sin duda, la llegada de David Joerger. Estos últimos años ha estado haciendo un enorme trabajo con Marc Gasol y sus Memphis Grizzlies. Llega un entrenador que, en lugar de avivar los fuegos, los apaga. No todo fueron luces en verano, pues los Kings han acabado con un atasco de interiores de similar perfil mientras que la baja de Rajon Rondo ha sido suplida por un Ty Lawson irregular.

De hecho, el caso de los bases está siendo surrealista en Sacramento. Los bases están rindiendo mucho mejor desde el banco sea quién sea el que lo haga. Tanto Darren Collison como Ty Lawson están teniendo dificultades con la primera unidad. Incluso el segundo está rindiendo mejor de escolta. Un puesto de escolta en el que si bien estamos viendo un nivel bastante aceptable de Garrett Temple, también estamos viendo como Arron Afflalo está decepcionado bastante en  este inicio de temporada. Además, el tema de Rudy Gay sigue caliente pues parece dispuesto a irse en verano pero los Kings no acaban de dar  el paso adelante para traspasarle ahora y sacar algo de provecho por él. Los mismo podría decirse de un DeMarcus Cousins que sigue perjudicando muchas veces al equipo por su cabecita. Los rumores de traspaso no cesan y hay fans de los Kings que no verían con malos ojos traspasos  por esos jugadores. Incluso se habla de mover a Willie Cauley-Stein o Kostas Koufos. El caso es que se necesitan más cambios. Con los problemas «mentales» del equipo, no es de extrañar que sean de los equipos con más técnicas de la liga.

Es increíble que este equipo, con el físico que suelen tener en pista, no sea capaz de dominar en el rebote. Debería ser un equipo que rompa los tableros, con gente como Koufos, DMC, WCS y demás cogiendo todo lo que vuela sobre los aros. Además, su ofensiva no está encontrando ritmo, su acierto está siendo pobre… Y aún así están compitiendo. Al fin estamos viendo a unos Kings que si pueden pelear por la octava plaza pese a tener que luchar casi contra ellos mismos. Están consiguiendo sacar provecho de las pérdidas rivales, de ganar en su pabellón, y  de los puntos en la pintura, gracias también a los espacios que provoca tener a un pívot con el lanzamiento exterior de DeMarcus Cousins.

Para poner un techo a este equipo, es muy difícil hacerlo sin estar mirando varias cosas como el qué pueden hacer estos Kings. ¿Qué nos puede liar Divac en la mitad de temporada? Hay que ver si buscan algún movimiento que les perjudique a la hora de ganar ya, y si eso afecta a las aspiraciones y objetivos que puedan ponerse ellos mismos. Si empezaran a mirar hacia el futuro, no es de extrañar que los veamos como un equipo abocado al tanking a final de temporada.

1 Comment
  1. Eduardo Martin Sanchez says

    Kings en Playoffs!! #SacramentoProud 😉

Leave A Reply

Your email address will not be published.