Scott Ripley (sripley.ripley@gmail.com)

Los Charlotte Hornets agravan la crisis de los Bulls

Chicago Bulls 91-103 Charlotte Hornets

Nicolas Batum Charlotte Hornets
Nicolas Batum, protagonista en la victoria de Charlotte. Scott Ripley – sripley.ripley@gmail.com

Los Chicago Bulls visitaban a los Charlotte Hornets con la intención de seguir encontrando una identidad de juego que parece estar más ausente que nunca. Los locales, por su parte, buscaban confirmar la buena dinámica para seguir afianzándose en la parte noble de la Conferencia Este.

Los visitantes comenzaron a buen nivel, con un Jimmy Butler inspirado que ayudaría a mantener la igualdad durante el primer cuarto. Los de Steve Clifford por su parte se encargarían de aprovechar los recurrentes errores defensivos que perseguirían a los de Chicago durante toda al noche. Así pues, a pesar de que el cuarto sería principalmente controlado por Charlotte, llegaríamos al final del mismo con resultado favorable para los Chicago Bulls, 26-22.

En el segundo cuarto los locales darían un golpe sobre la mesa. A pesar de abrir el marcador de estos segundos doce minutos, los Chicago Bulls sufrirían un ya no tan extraño estancamiento ofensivo, lo que ayudaría a los Charlotte Hornets a propinar un parcial de 16-0 gracias en gran medida a Kemba Walker, Nicolas Batum y Cody Zeller. La ventaja llegaría incluso a alcanzar los dobles dígitos y los de Illinois vieron reducida su efectividada en tiros de campo a un 26 por ciento, lo que situaría el marcador en un 40-48 favorable a los locales.

Los visitantes comenzarían la segunda mitad del partido recortando la desventaja e incluso situándose por delante del marcador gracias principalmente a, de nuevo, el acierto de Jimmy Butler. Sin embargo, dichas buenas sensaciones acabarían reducidas por el buen hacer del dúo formado por Nicolas Batum y Cody Zeller, siendo el primero el principal generador de la ofensiva de los suyos, y el segundo mostrando un gran acierto y solvencia anotando bajo el aro. Nos situaríamos con un resultado de 67-75 superados los 36 minutos de juego.

En este último cuarto los visitantes intentarían apoyarse en sus mejores referentes ofensivos desde el banquillo para remontar el encuentro, Nikola Mirotic y Doug McDermott, pero no serían suficientes para aplacar a los de Steve Clifford, que con MKG y Sessions como principales soportes, y con Kemba Walker cerrando definitivamente el partido, lograrían llevarse una nueva victoria por 91-103.

Robin Lopez, expulsado tras un ‘fatality’

Robin Lopez vio cómo era expulsado del partido en el último cuarto tras protagonizar una acción muy poco habitual; el pívot de Chicago Bulls realizaría un doble codazo a dos jugadores distintos de los Charlotte Hornets, además, en la misma acción, Taj Gibson vería también finalizada su participación en el encuentro: