Nil Alemany (SB)

Los cinco mejores Christmas Games de New York Knicks

LA TRADICIÓN NAVIDEÑA EN NUEVA YORK

Históricamente los New York Knicks han sido un equipo ideal para jugar el Día de Navidad - Nil Alemany (SB)
Históricamente los New York Knicks han sido un equipo ideal para jugar el Día de Navidad – Nil Alemany (SB)

El día de navidad en la NBA es de los New York Knicks, así de claro. Tras el banquete navideño muchos neoyorquinos  salen de sus casas completamente uniformados con los clásicos colores azul y naranja con destino al Madison para vivir una de las citas deportivas más mágicas y familiares del año. El día 25 de Diciembre es todo un clásico para la franquicia de New York y es que los Knicks han disputado nada más y nada menos que 51 Christmas Games y es el equipo con más partidos ganados en esa fecha, 22 para ser exactos.

Los Knicks pueden presumir de ser uno de los equipos que más han contribuido al espectáculo navideño en la NBA y  como nada de esto tendría sentido sin el espectáculo que se produce en el parquet, vamos a recopilar los 5 mejores Christmas Games de la historia de los Knicks.

El nacimiento de la tradición. New York Knicks vs Providence Streamrollers, 1947.

A muchos, este partido les sonará a baloncesto del pleistoceno y en parte es un poco así. Los Streamrollers fueron uno de los equipos creadores de la BAA (la predecesora de la actual NBA), pero su paso por la liga fue efímero y su existencia se reduce a 3 años de historia.

En 1947 los de Providence jugaron el primer partido de navidad de la historia del basket americano. El susodicho partido se disputó en Nueva York, en el antiguo Madison, y los Knicks salieron victoriosos del encuentro con un resultado de 89-75 y con 20 puntos de Tommy Byrnes.

En concreto este partido nunca ha llamado la atención de los amantes del baloncesto, sin embargo, el hecho de que sea el primer Christmas Game lo hace merecedor de estar en esta lista.

El rey de la Navidad. New York Knicks vs New Jersey Nets, 1984.

Si hay un partido de Navidad mítico y del que todos se acuerdan es este sin ninguna duda. El 25 de Diciembre de 1984 el Madison fue testigo de una de las actuaciones más impresionantes de la historia de la NBA. Bernard King, el rey de New York por aquel entonces, anotó la friolera cantidad de 60 puntos, dato que hasta día de hoy se conserva como la mejor anotación navideña de la historia NBA.

A pesar de dicha actuación, los Knicks perdieron el partido por 120-114, con lo que no sirvió para nada.

Una navidad con caras nuevas. New York Knicks vs Boston Celtics, 1985.

En 1985 el Madison se vestía de gala para recibir a los aclamados Celtics de Larry Bird. Los de Boston llegaban a Nueva York con el aura de ganadores y esperando humillar a los Knicks en su propia cancha. Sin embargo, ese día la navidad neoyorquina nos regaló uno de esos milagros que ocurren solo por estas fechas, el nacimiento de una futura estrella, Pat Ewing.

El partido se desarrolló con la esperada superioridad de los Celtics, la cual se reflejaba claramente en el marcador. Los Knicks llegaron al último tramo de partido con una desventaja de 25 puntos, pero gracias a la ayuda de Pat Ewing y las nuevas caras del equipo el partido acabó yéndose a la prórroga, donde sorprendentemente los Knicks se alzaron con la victoria por 113-104.

El inicio de una rivalidad. New York Knicks vs Chicago Bulls, 1986.

Este fue el  primer partido en que un tal Michael Jordan y un tal Pat Ewing se veían las caras. Los dos jugadores eran las nuevas caras visibles de dos de las ciudades más importantes de Estados Unidos. Muchos consideran este partido como el comienzo de una rivalidad que se extendería más de una década.

Los Knicks se enfrentaban a unos Bulls liderados por Jordan, sin embargo, los de Nueva York no salieron intimidados por el potencial de la nueva estrella de la liga y tras un encuentro apretado se llevaron el partido en el último suspiro gracias a una genialidad de Pat Ewing. Con el marcador mostrando el 86-85 final los Knicks estallaron de alegría.

Aquellos maravillosos años. Chicago Bulls vs New York Knicks, 1994.

Hablar de los años 90, es hablar de Jordan y sus Bulls pero también lo es hablar de los Knicks. Ambos equipos protagonizaron una de las rivalidades más bonitas y que mejores recuerdos nos trae a los amantes del baloncesto.

Sin embargo, en 1994 Jordan se encontraba virtualmente retirado y los Knicks visitaban la ciudad del viento para dejar claro que la derrota que infligieron a los de Chicago en los PlayOffs de 1994 no había sido casualidadLos Bulls, sin su mesías, hicieron un alarde de generosidad y pundonor,  gracias a las actuaciones de Pippen y Kukoc se llevaron la victoria 107-104 tras una prórroga de infarto.

Y es que como anteriormente he dicho, hablar del Christmas Game es hablar de los Knicks, de New York y de las luces azules y naranjas. Feliz Navidad Knickerbockers!