Petty Officer (CC)

Frank Vogel: »El equipo carece de espíritu»

Jeff Green cree que falta confianza

Orlando Magic Frank Vogel
Frank Vogel pide más sacrificio a los suyos. Foto: Petty Officer (CC)

El proyecto de Frank Vogel en Orlando está adquiriendo consistencia de forma lenta a base de mejorar los resultados. Tras la abultada derrota ante Toronto Raptors, el entrenador de los Magic no se centraba en el resultado. Hablaba de aspectos más fundamentales, como por ejemplo la actitud.

Al perder de una forma tan contundente, el equipo perdió »espíritu» como decía el mismo Frank Vogel. El equipo se mostraba extrañamente egoísta, con un mal movimiento de balón y pocas ayudas en defensa.

El discurso de Vogel para solucionar esta inconsistencia que había mostrado el equipo iba dirigido a la unidad, habló de que los chicos han de respetarse unos a otros y formar un bloque fuerte. Hizo hincapié en que los resultados sólo llegan unidos de una buena actitud sobre la cancha.

El término que Vogel eligió al decir que al equipo le faltaba espíritu puede tener diferentes interpretaciones según el jugador. Nikola Vučević describía jugar con espíritu de una forma muy diferente a la que el equipo mostró contra Toronto Raptors. Hablaba de intensidad defensiva, dar buenos pases y leer el partido. Elfrid Payton lo interpretó refiriéndose a la positividad y la actitud que debe tener el equipo al afrontar los partidos.

Jeff Green hablaba de falta de confianza: »Es frustrante salir y anotar 130 puntos y luego 70, es cuestión de falta de confianza».

El problema radica en que Orlando no había mostrado esta falta de actitud en lo que va de temporada. El número de asistencias es fiel reflejo de la actitud del equipo, la semana pasada promediaron 36, muchas más que en estos últimos partidos.

 Frank Vogel también analizaba los números: »Hemos tenido una locura de estadísticas».

Haciendo referencia a que el equipo ha ido comportándose de forma diferente dependiendo del momento. En el primer tercio de la temporada no funcionaban ni en defensa ni en ataque. Posteriormente sólo funcionaba la defensa, y ahora es el punto débil del equipo.