Keith Allison (CC)

Orlando Magic se lleva la victoria gracias al último cuarto

BROOKLYN NETS 111 - 118 ORLANDO MAGIC

 

Evan Fournier, Orlando Magic
Evan Fournier fue la mayor arma ofensiva de Orlando. Keith Allison (CC)

Orlando Magic afrontaba el partido con ganas de desquitarse tras la derrota sufrida a manos de los Clippers, partido en el que Aaron Gordon realizaba su mejor marca personal con 33 puntos. Por otra parte Brooklyn Nets necesita victorias para mejorar su situación en la tabla, 14º con un récord de (7-17). Brook Lopez, Sean Kilpatrick y Bojan Bogdanovic llevan semanas siendo los puntales del equipo en ataque. En concreto el pívot es uno de los más claros ejemplos de la tendencia que están adquiriendo los ‘center’ en la liga, nos encontramos un panorama con pívots lanzando triples por encima de un 40%.

El encuentro comenzaba con una serie de malos ataques por parte de los dos equipos, Orlando Magic se precipitaba con el tiro exterior pero el dominio en el rebote le mantenía cerca en el marcador, ya que encontraba con mayor facilidad opciones de contraataque. Durante la primera parte el banquillo de Brooklyn estuvo a buen nivel, con intervenciones como por ejemplo Anthony Bennett.

Nikola Vučević volvía al equipo tras recuperarse de la lesión y lo hacía desde el banquillo. Su actuación a partir del segundo cuarto ayudó mucho a desatascar el juego del equipo y llegar con un encuentro igualado al descanso (21 ptos/10 rebotes/3 tapones). Los visitantes se distanciaban en el marcador gracias a una buena defensa sobre Bismack Biyombo, que les llevaba a robar balones o llevar al pívot a la línea (1 de 7 en tiros lbres ante Clippers). En los Brooklyn Nets Brook Lopez fue el mejor con 22 puntos, 6 rebotes y 5 tapones.

A partir del tercer cuarto se produce un cambio en la mentalidad defensiva de los jugadores de Orlando. En la misma jugada Ibaka y Biyombo realizan dos tapones consecutivos a Jeremy Lin. En ataque Nikola Vučević continuaba siendo el máximo referente. El partido llegó empatado a los dos últimos minutos pero Evan Fournier, con penetraciones y aprovechándose de su tiro exterior en las situaciones que le dan distancia al pasar el bloqueo sentenció sin demasiados problemas el partido para los Magic.