SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
Derrick Favors, Utah Jazz (Philadelphia 76ers CC)

Las lesiones azotan a los Utah Jazz

Gobert, único titular sin lesiones

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Las lesiones no han permitido a los Utah Jazz contar con su quinteto titular al completo salvo en un partido. Rodney Hood, George Hill, Gordon Hayward, Derrick Favors o Alec Burks han sido bajas, y solo Rudy Gobert ha evitado la enfermería.

derrick favors Utah Jazz
Derrick Favors ha sido uno de los damnificados por las lesiones en los Utah Jazz. (Philadelphia 76ers CC)

Las lesiones han azotado a los Utah Jazz en gran medida durante los primeros 25 partidos. El equipo no ha podido contar con dos o más de sus jugadores en 9 encuentros hasta ahora.

Los Utah Jazz se encuentran a mediados de diciembre con un competitivo récord de 16-10, lo que les permite ocupar la sexta posición en la siempre complicada Conferencia Oeste de la NBA. El conjunto de Salt Lake City estuvo en boca de analistas y aficionados a la NBA durante el verano, todos esperaban grandes cosas de un equipo bien reforzado en ‘off-season’.

No obstante, los Jazz han tenido que hacer frente a un enemigo con el que no contaban, las lesiones. La temporada comenzó con Gordon Hayward, estrella del equipo, apartado de las pistas por una fractura en el dedo anular de su mano izquierda. Hayward no jugó los primeros 6 partidos, en los que el equipo obtuvo un balance de 3-3.

El pasado miércoles 7 de diciembre, Hayward se llevó un golpe en ese mismo dedo frente a los Suns y tuvo que ser espectador en la derrota dos días después en casa contra Golden State Warriors. El análisis de Rayos-X dio negativo y el jugador pudo disputar el siguiente encuentro contra Sacramento Kings. Todo quedó en un susto.

El día que Hayward hizo su debut en la temporada, en el Madison ante los NY Knicks, Utah Jazz perdió a otro de sus jugadores clave. George Hill había llevado el peso del equipo hasta entonces, deslumbrando en la dirección y mentiéndose a la afición en el bolsillo después de su fichaje este verano, pero ese día 6 de noviembre, Hill chocó contra Derrick Rose y se lesionó el pulgar derecho. No jugó durante los siguientes ocho partidos, periodo durante el que los Jazz sufrieron, gira por el Este incluida ante equipos de media y baja tabla. Balance de 3-5 en ese período.

Hill volvió al equipo contra los Nuggets en casa el 23 de noviembre, y enlazó tres partidos (Nuggets, Timberwolves y Hawks) sin bajar de los 20 puntos. Tras un mal partido ante los Rockets, Hill se lesionó el dedo pulgar del pie izquierdo y lleva sin disputar un partido desde el 29 de noviembre. Hace unos días leíamos que Hill había dejado de llevar la bota ortopédica de rigor, pero todavía no ha entrenado con sus compañeros.

Si sumamos la baja desde el inicio de la campaña de Alec Burks, apartado por una intervención de mantenimiento en su tobillo izquierdo, del que ya fuera operado en junio, y del ala-pivot titular Derrick Favors, nos encontramos un panorama muy desafortunado para el equipo de Salt Lake City en este comienzo de temporada.

Derrick Favors ha arrastrado problemas en su rodilla izquierda desde la pretemporada. No jugó el partido inaugural de los Jazz  lleva sin jugar un total de 13 encuentros. Esta pasada noche volvió al equipo ante OKC, como adelantábamos. Favors entrenó el martes con el resto del equipo.

Rodney Hood, el joven escolta que explotó el año pasado y se ha hecho con un puesto en el quinteto titular, ha tenido que sentarse durante algunos partidos. En primer lugar no jugó ante los Grizzlies el 14 de noviembre por un proceso gripal. Sin embargo, sus problemas en el bíceps femoral derecho son los que más preocupan al staff médico. Hood se ha perdido tres partidos no consecutivos por este problema, pero también jugó la pasada madrigada ante OKC.

Está claro que las lesiones no están respetando al equipo. Rudy Gobert es el único titular que no se ha perdido un sólo partido. Su buena defensa ha sido clave para mantener a los Jazz a flote y ha sido el ancla del sistema de Quin Snyder debido a su regularidad: 11.8 puntos, 11.6 rebotes, 2,8 tapones. Todas ellas las cifras más altas de su carrera.