Nil Alemany (CC)

Brandon Jennings, jugador clave en los Knicks

es candidato a sexto hombre del año

Brandon Jennings
Brandon Jennings desarrollar un rol muy importante en los Knicks. Nil Alemany (SB)

Brandon Jennings es un personaje peculiar. Firmó con los Knicks por un año y 5 millones de dólares, y desde que llegó, enamoró al público con su entrega y su «locura». Es uno de los primeros hombres fuera del banco y uno de los últimos en sentarse. Phil Jackson, cuando lo contrató, le dijo que apunte a ser el «sexto hombre del año».

«No pienso en ganar el trofeo a sexto hombre del año,» Explica Brandon Jennings a New York Post, hace unos días. «Solamente quiero entregar todo de mí. El ganar partidos va a hacer los méritos por sí solo, disfruto el hecho de estar ahí fuera jugando. Me rompí el talón de Aquiles y nunca pensé que volvería a jugar. El solo hecho de estar en la cancha, con esos jugadores, es motivador».

Jennings fue contratado para ser el suplente de Derrick Rose, y sus números no son desorbitantes. Sin embargo, su juego sí lo es. Juega con tal pasión, que contagia a todo el equipo y obliga a sus compañeros a entregar todo. Es gran factor para que los Knicks se encuentren con un récord de 14-10, y está en carrera no solo para el trofeo a Sexto hombre del año, si no al de ‘Most Improved Player’.

Tuvo una gran temporada de novato, en 2009-10, llegando a anotar 55 puntos en un juego. Sin embargo, en todos los equipos en los que estuvo (Milwaukee, Detroit y Orlando) jamás tuvo récord positivo. Y luego se rompió el talón de Aquiles, en enero de 2015.

«Es una de las mejores experiencias de mi carrera,«Dijo, refiriéndose a su presente. «Jugando con los Knicks, y todo lo que eso acarrea».

«Solamente quiero dar mi 100%, especialmente en un equipo como este. Nunca estuve rodeado de tantos jugadores All-Star, la oportunidad de jugar con Carmelo Anthony y Derrick Rose. Soy solamente el muchacho que hace que sucedan las cosas».

El amor entre Jennings y la afición llegó ante un partido contra los Washington Wizards, cuando hizo sacar de sus casillas a un jugador del otro equipo, consiguiendo una falta técnica.

A pesar de estar anotando a un 39% de tiros de campo, parece que su efectividad en los momentos decisivos es muy alta. Sus triples y asistencias en el partido contra los Lakers destrabaron el juego y le salvaron la noche a Carmelo Anthony, que venía jugando muy mal.

Jeff Hornacek, por su parte, emplea en pasajes del juego a Rose y a Jennings juntos, lo que hace un dúo muy poderoso ofensivamente, pero muy débil defensivamente. Es posible que el próximo año los Knicks no tengan el lujo, ya que tendrán que optar por alguno de los dos.

«A veces es una opción muy buena, otras veces no.» Explica Jeff Hornacek, sobre este dúo. «Ambos jugadores están acostumbrados a manejar el balón, así que requiere mucha práctica para que adquieran química. La ventaja es que te da dos armas al manejar la pelota y ser más impredecible».

«Brandon Jennings es un jugador de calle. Vive entrenándose, jugando todo el tiempo, en todos lados. Cuando va a la ciudad de Nueva York, juega en las canchas de cemento. Simplemente ama el juego«.