Solomon Hill, duro con él y sus compañeros/ ESPN

Solomon Hill habla claro sobre el mal inicio de los Pelicans

El fichaje de los Pelicans ve claras las carencias del equipo

Solomon Hill, duro con él y sus compañeros/ ESPN
Solomon Hill, duro con él y sus compañeros/ ESPN

Después de la reciente derrota ante los Spurs por 98-79 en San Antonio, el vestuario de los de New Orleans habló sobre el partido y sobre el mal inicio de la temporada. El entrenador Alvin Gentry habló sobre los Spurs:

«Si no sabes lo que necesitas mejorar en tu equipo, después de jugar contra ellos, lo sabrás. Ellos tienen la habilidad de explotar tus debilidades. Si pierdes el balón ante ellos, te lo hacen pagar.»

Y eso es una evidencia, ya que 10 pérdidas de los Pelicans acabaron en 19 puntos de los Spurs.

Anthony Davis, la estrella del equipo, remarcó lo que dijo Gentry sobre como los Spurs hacen pagar tus carencias, pero un fichaje de esta temporada, Solomon Hill, fue el que habló más alto y más claro.

«Veo esto como un ejemplo de los que queremos ser» dijo Hill, «queremos tener el don ofensivo que tienen los Spurs, queremos ser un equipo que corra y que tenga el tempo en ataque que tienen los Warriors. Pero estos dos equipos tienen algo en común: defienden. Nosotros tenemos que mirar al vestuario y entender que no tenemos a ningún Aldridge, Kawhi Leonard, Ginobili o Durant y Curry.»
«Tenemos a Anthony Davis y a una serie de jugadores hambrientos. Estas pequeñas cosas (perder balones y que ellos conviertan las pérdidas en canastas sencillas) son las que tenemos que arreglar, porque estas pequeñas cosas son las que marcan la diferencia entre una victoria y una derrota»

Entre estas pequeñas cosas, se puede incluir el acierto en el triple. 4 de 22 el sábado ante San Antonio, para un total de 12 de 63 en los tres primeros partidos (un 19%). En este inicio, los Pelicans van encaminados a lo que Gentry quiere, ya que marchar los primeros en la liga en cuanto a posesiones por partido (110’6), lo que falla es la ejecución (23º en eficiencia).

Solomon Hill, pese a llevar solo 3 partidos, descubrió bien las carencias de su nuevo equipo y no se ando con rodeos, en un discurso pasional, muy poco habitual a estas alturas de la temporada, añadió:

«Cuando ellos (Pelicans) llegaron a los playoffs en 2015 tenían a Eric Gordon, Ryan Anderson, Tyreke Evans, Anthony Davis y a Jrue Holiday. Eran jugadores top y lo más importante, anotadores. Ahora no tenemos eso, nadie en nuestro equipo (exceptuando a la Ceja) se convertirá en el próximo Kobe. Entonces, lo que tenemos que hacer son estas pequeñas cosas. Tenemos que respetar nuestro rol y nuestra identidad. Pero tenemos que estar hambrientos. Cada noche tenemos que salir a la cancha con hambre. Solo así haremos que las cosas pasen, porque no pasarán solas, sin hacer nada. Y esa es la que debe ser nuestra identidad.»

Viendo el roster, tan solo E’Twaun Moore (con un 36’8 % de triple en su carrera) parece capaz de abrir las defensas para que Davis se luzca dentro. Y no se puede dejar siempre el equipo en manos de un jugador que juega 40 minutos o más por partido. Y más teniendo en cuenta su historial de lesiones.
Así pues, se esperan las vueltas de Quincy Pondexter, Holiday e incluso Tyreke Evans como agua de mayo para ayudar a la causa. Hasta entonces, otros han de dar un paso adelante desde la línea de 3, especialmente el propio Solomon Hill (solo se le pide que meta los triples en los que está solo), Langston Galloway y especialmente del rookie 6 del draft Buddy Hield (que viene de un 46% en triples en su año senior en Oklahoma, pero que aún no ha encontrado la consistencia en New Orleans).
A pesar del duro pero realista discurso de Solomon Hill. Anthony Davis, la super estrella, quiso ser un poco más optimista.

Sobre la problemática del triple, Davis dijo que; «es duro no meter los tiros lejanos. Cuando no entran, tienes que encontrar otras vías para ganar. Pese a esto, tenemos jugadores capaces de hacerlo. Solo tenemos que encontrar la manera en la que estén acertados, y cuando lo estén entonces tendrán más confianza y jugarán mejor. Pero hasta que este momento no llegue, lo que hay que hacer es apretar en defensa»

Y sobre el duro inicio, Davis comentó que «me gusta donde estamos» «es diferente al año pasado, donde se perdieron los primeros 6 partidos y 11 de los primeros 12, y estabamos en un bucle de lesiones sin fin» «el año pasado fuimos barridos por equipos como Orlando. Ahora es diferente, hemos jugado contra Golden State, San Antonio… pero de todas formas, no debemos consentir caer en un pozo como el que fue la temporada anterior.»

Esta bien reconocer los errores, y parece que lo tienen claro, pero malo es hablar de falta de hambre o ponerse trascendentes cuando tan solo ha pasado una semana de competición.
El siguiente partido en casa ante los Milwaukee Bucks es más importante de lo que parece.