La defensa hace naufragar al Fuenlabrada en Lituania

Lietuvos Rytas 101 - 84 Montakit Fuenlabrada

El Fuenlabrada no pudo ni siquiera luchar por la victoria contra el Lietuvos Rytas - Pablo Fuste (SB)
El Fuenlabrada no pudo ni siquiera luchar por la victoria contra el Lietuvos Rytas – Pablo Fuste (SB)

La defensa penalizó a Baloncesto Fuenlabrada en su partido de la Eurocup contra el Lietuvos Rytas lituano. El conjunto madrileño llegaba al partido después de un duro partido contra el Valencia Basket y las dudas de si Marko Popovic se quedaría en el equipo. Antes del encuentro se anunciaba que el croata y el conjunto madrileño rechazaban la oferta del  Panathinaikos.

El partido comenzó ya de una manera complicada en el primer cuarto para Fuenlabrada. El conjunto lituano conseguía una amplia ventaja con un contundente 30 a 16 al final del periodo. Todo un cuarto donde Fuenlabrada no supo cómo jugar ni qué hacer contra el Lietuvos Rytas. De la mano de David Logan, el Lietuvos supo manejar los tiempos, los ritmos de juego y todas las facetas del mismo. El equipo lituano salió dispuesto a llevarse un partido que le diera la oportunidad de poder llegar al final de la fase de grupos con opciones para pasar de ronda, y así lo hizo.

El Lietuvos se marcó un cuarto de grandes rentas en el marcador a su favor. Logan, Brodius y Giedraitis se alzaron como piezas claves para poner los cimientos de la que a la postre sería la victoria local. Mientras, en el bando fuenlabreño Popovic se echó el equipo a las espaldas y maquilló la desventaja de su equipo. Popovic se alió con Diagné para hacer más fácil dicha labor; pero los fuenlabreños no supieron acercarse más debido a los fallos en rebote que dejaron el marcador, en el ya citado 30-16.

El segundo cuarto empezó de color lituano. Por medio de Gudaitis bajo los aros, un juego veloz y alegre y otra vez Logan (tuvo un bajón en el primer cuarto) lograron que la ventaja que tenían no peligrara en ningún momento, a pesar de que el Fuenlabrada reaccionó en varios momentos del cuarto.  Smits, Cruz y Rupnik mediante una serie de triples pusieron en jaque la victoria lituana, pero fue solo un espejismo a tenor del juego desplegado por el Lietuvos a lo largo del cuarto.

La desventaja visitante no hacía otra cosa que incrementarse cada minuto que consumía el encuentro, llegando al descanso con 20 puntos de diferencia entre ambos equipos a favor del Lietuvos y dejando el marcador en 63-43.

La vuelta del descanso no trajo buenas noticias para Fuenlabrada. Los problemas se multiplicaban tanto en defensa como en ataque. Logan mediante triples y Lapeta bajo los aros ahogaron cualquier reacción que pudiera tener el equipo español. Con parciales bastante desiguales (28-10), el Lietuvos marcó un ritmo de juego que ahogó a Fuenlabrada. El equipo español buscaba maquillar el resultado lo más posible para poder igualar la diferencia con un hipotético duelo entre ambos por el cuarto puesto del grupo, pero no fue suficiente el esfuerzo para dejar el marcador en 86-63.

El último cuarto fue también lituano. Con un juego más pausado pero a la vez efectivo, el Lietuvos siguió mandando en el marcador, ahora ya sin miedo alguno y ya pensando en el próximo partido. La débil mejora del Fuenlabrada en defensa no consiguió inquietarles nada y entre Popovic y Rupnik recondujeron la desventaja de casi 30 puntos hasta los 17 finales, a base de triples. El partido acabó con un 101-84. Dejando muchos deberes por hacer a Fuenlabrada en la vuelta en el Fernando Martín.

Comments