ESPN

Archie Goodwin, nuevo fichaje de los Pelicans

viene a suplir la baja de Lance Stephenson

archie goodwin suns
Archie Goodwin, nuevo fichaje de los Pelicans. ESPN

La reciente (y misteriosa) lesión en la ingle de Lance Stephenson, que le hará pasar por el quirófano y perderse de 6 a 10 semanas, ha hecho que finalice su breve y poco exitosa etapa en New Orleans. Lance, de 26 años, estaba jugando bien, saliendo como base suplente de Frazier y aportando 9’7 puntos, 4’8 rebotes y casi 3 asistencias por encuentro.

Su baja ha hecho que los Pelicans le corten y que vayan a por Archie Goodwin, cortado antes de empezar la temporada por los Phoenix Suns, en una decisión que sorprendió a los fans de la franquicia de Arizona. Archie se quedó sin sitio en Phoenix con la irrupción de Devin Booker, añadidos a los ya consolidados Brandon Knight y Eric Bledsoe. El base/escolta ha sido pretendido también recientemente por Nets y Wizards.

Archie Goodwin, número 29 del draft del año 2013, pasó 3 años en los Suns, siendo su última temporada la más prolífica, promediando 8’9 puntos, 2’5 rebotes y 2’1 asistencias con 19’5 minutos de juego en 57 partidos. Hubo momentos en los que, jugando como base titular, llego a promediar 18 puntos por partido, con 7 partidos con 20 puntos o más (1-11 con él de titular, por eso)

Ante las bajas de Jrue Holiday, Tyreke Evans, Quincy Pondexter y esta última de Lance Stephenson, los Pelicans buscan en Goodwin a un base que supla al hasta ahora único point guard del equipo, Tim Frazier.

Archie Goodwin pasó un año en la prestigiosa Universidad de Kentucky, la misma que Anthony Davis y Terrence Jones, con lo cual los Pelicans tendrán a 3 wildcats en su roster.

¿Qué pueden esperar los Pelicans de Archie Goodwin? Explosividad y una endiablada rapidez. Puede ser un asiduo a los highlights de la jornada. Más aprovechable de base que de escolta (leyendo también las necesidades del equipo). Además de un aire fresco que la plantilla necesita como el comer después del inicio desastroso del año (0-6).

Lo que no dará seguramente será tiro de tres puntos. Su 22’7 % en triples en sus 3 años en la NBA no es muy halagüeño. Además, su ratio de pérdidas con asistencias es malo. Pierde casi tantos balones como asiste. Desgraciadamente estos dos puntos son también, precisamente, algo que los Pelicans deben mejorar inmediatamente para revertir la mala situación en la que viven desde el inicio.

Pese a esto, es un jugador aún con mucha proyección, 8 meses más joven incluso que el rookie Buddy Hield, pese a que Archie ya ha estado 3 temporadas en la NBA. 

Sin duda la baja de Lance es un duro golpe para la franquicia, pero los de Louisiana necesitan mirar adelante, y la adquisición de Archie Goodwin ayuda a dar un respiro y a ilusionar un poco a los decepcionados fans. Archie no convertirá a los Pelicans en una franquicia ganadora, pero sí puede dar aire fresco a un equipo necesitado de ello.

Se espera a que esté disponible en el partido de este lunes ante los todopoderosos Warriors.