SRIPLEY.RIPLEY@GMAIL.COM

Los jóvenes de Miami Heat no saben cerrar los partidos

El clutch del equipo debe mejorar

Josh Richardson
JOSH RICHARDSON, CLAVE DEL PRESENTE Y FUTURO DE MIAMI HEAT (SRIPLEY.RIPLEY@GMAIL.COM)

El regreso de Dwyane Wade a Miami trajo consigo recuerdos y momentos emotivos a Florida, también pudimos ver al veterano escolta, hablando con uno de los jóvenes del equipo, Josh Richardson.

La conversación de Wade y Josh fue entorno a que siguiese trabajando duro en su juego y que el núcleo de jugadores jóvenes del equipo tiene que aprender a ganar los partidos apretados.

En la derrota el sábado por la noche contra Memphis, Josh Richardson asumió el último tiro del partido, el cual falló, “un buen tiro” en palabras de Erik Spoelstra, y las palabras del escolta fueron que no iba a dejar que eso le afectase, que iba a tomar el consejo de Wade e iba a seguir trabajando hasta que uno de esos tiros entrase y valiese una victoria para el equipo.

“Creo que es bueno para mí y para los jóvenes del equipo ser capaces de tomarlos (esos últimos lanzamientos)” En concreto con Josh, es el segundo tiro de su carrera que asume en partidos que se van a decidir en la última posesión con menos de 30 segundos de juego.

“Tienes que estar listo, Yo he tomado grandes tiros en mi carrera a otros niveles y algunos los he metido y otros los he fallado, yo creo que soy lo suficientemente maduro para tirarlos, por lo que significa y seguir adelante. Creo que es bueno para todos nosotros”.

Anteriormente, estos tiros eran terreno de Wade, el año anterior el ya ex Heat, asumió 22 tiros de 38 situaciones de último tiro dentro de los últimos 30 segundos, convirtiendo 12 de ellos, pero con la ausencia del de Chicago, Miami Heat tiene que encontrar entre sus jóvenes su nuevo clutch player. Respecto a la temporada anterior, solo Goran Dragic y Hassan Whiteside tienen experiencia en estas situaciones, con resultado de 2-3 para el base esloveno y 0-1 para el pívot titular del equipo.

Esta temporada, estos tiros han caído en manos de Dion Waiters, 1-5, Richardson,1-2, y el novato Rodney McGruder,1-1. Dando como resultado 2 victorias y 3 derrotas en estos partidos que se deciden en la última posesión con menos de 30 segundo para ejecutar el tiro.

La temporada anterior el equipo logró 17-13 contando los playoffs, y 28-23 en general en acciones que uno de los equipos estaba 5 puntos arriba y quedaban menos de 5 minutos de partido, el tiempo que define el clutch.

Este año la situación es un poco diferente, 2-7 en el clutch y 1-7 en partidos decididos por 7 puntos o menos, para situarnos, solo los jóvenes Wolves de Minneapolis tienen peor porcentaje que Miami Heat en el clutch (1-6).

En el partido contra Grizzlies, Dion Waiters quiso asumir ese último tiro, pero la mejor opción era pasar el balón a Josh Richardson para el tiro. Waiters está centrado en hacer las mejores jugadas en el clutch y cree que se ha ganado la confianza de Spoelstra para hacerlo.

“Él (Spoelstra) me saca a la cancha y me deja jugar, es importante” Declaró Waiters, quien está lanzando al 35% en los últimos cuartos, mejor que James Johnson, 31.4%, o Justise Winslow 27%, entre los jugadores de la rotación habitual de jóvenes de Miami.

“Nunca tuve eso (confianza del entrenador). Todo el tiempo sé lo que tengo que hacer y creo en mí mismo, tengo más confianza que nunca. Tener un entrenador que te permite salir y jugar lo hace todo más fácil«.