Wikimedia (CC)

Los Hawks hunden más a unos Heat mermados por las bajas

ATLANTA HAWKS 93-90 MIAMI HEAT

Wikimedia (CC)
Wikimedia (CC)

Los Atlanta Hawks llegaban a este encuentro con un récord de 7-2 y el quinteto de gala, mientras que los Miami Heat tenían el récord inverso (2-7) y sumaban a Justise Winslow con problemas en su muñeca a las bajas de previos partidos como Goran Dragic que sigue recuperándose de su tobillo, Wayne Ellington que todavía no ha debutado en temporada regular y Chris Bosh que no volverá a vestir la camiseta de los Heat.

El partido comenzaba con una buena defensa de Miami Heat que lograba forzar 7 pérdidas de Atlanta en el primer cuarto. Dion Waiters y Josh Richardson, a falta de más jugadores exteriores de referencia, se hacían cargo del ataque local, siendo los más agresivos con balón y anotando la mayor parte de los puntos de Miami Heat. Dennis Schröder, a pesar de la defensa exterior de los Heat, conseguía anotar sus tiros, mientras Paul Millsap lo tenía fácil para dominar la pintura, salvo en el rebote donde Hassan Whiteside ya sumaba 9 rebotes al término de los primeros 12 minutos.

La entrada de Tyler Johnson en el partido permitía a los Heat seguir por delante en el marcador a pesar de que los Hawks comenzaban a dar muestras de mejoría con un juego más parecido al que les había llevado a esa marca de 7-2. El partido seguía sin mucho control del balón, aunque ahora eran los Miami Heat quienes regalaban gran parte de sus posesiones, mientras Mike Muscala se ponía las botas con tiros abiertos aprovechando los espacios dejados por los defensores. Con un parcial de 19-5 liderado por Dwight Howard y Tim Hardaway Jr., los Hawks se iban al descanso ganando 49-43.

Los Hawks ampliaron su ventaja hasta los 10 puntos gracias a las pérdidas de los Heat, capaces de perder balones hasta sacando de fondo. El despertar ofensivo de Hassan Whiteside, nulo en ataque hasta ese momento, permitió la remontada local con un parcial de 14-2. Muscala seguía siendo el hombre con más espacios y dos triples suyos dejaban a los Hawks 5 arriba para el último cuarto de este partido protagonizado por las pérdidas.

Millsap y Hardaway Jr. hacían daño al comienzo del último cuarto y las diferencias se acercaban al coqueteo con la sentencia del partido hasta el momento en que Hassan Whiteside aparecía de nuevo en pista. La intimidación estaba servida por parte del 21, pero una asistencia inteligente para McGruder y su aporte en el rebote ofensivo devolvieron a los Miami Heat a diferencias de dos posesiones. Josh Richardson con una penetración y Tyler Johnson con un triple contrarrestaban las bandejas a aro pasado que conseguían consecutivamente Tim Hardaway Jr. y Dennis Schröder.

A falta de 14 segundos y con los Hawks 3 puntos arriba, Rodney McGruder palmeaba dentro el fallo en la bandeja de Waiters para apretar más el partido. La misma situación se planteaba tras los tiros anotados de Kent Bazemore primero, y de Dennis Schröder después. En el primer caso, Josh Richardson resolvió con un mate, en el segundo sin tiempo para más y tres abajo Dion Waiters intentó un triple para forzar la prórroga que no entró. 93-90 para los Atlanta Hawks.

Leave A Reply

Your email address will not be published.