Disney | ABC Television Group (CC)

El inevitable paso adelante de Justise Winslow

El equipo le necesita debido al mal verano realizado

Justise Winslow ha dado este año un paso adelante en el equipo, pero aún debe dar varios más - Disney | ABC Television Group (CC)
Justise Winslow ha dado este año un paso adelante en el equipo, pero aún debe dar varios más – Disney | ABC Television Group (CC)

En el Draft de 2015, los Miami Heat se llevaron un regalo que no se esperaban. Pese a tener el décimo pick, parecía que los jugadores con mayor proyección iban a ser elegidos en las primeras 6 o 7 elecciones. Sin embargo, Justise Winslow, al que se le colocaba precisamente en torno al sexto o séptimo puesto, no fue elegido por los nueve primeros equipos por diferentes motivos. De manera inesperada, los Heat se llevaron el robo del Draft de aquel año, por lo que los aficionados esperaban lo mejor de él.

En la dirección ya sabían que Winslow es un jugador diferente, de hecho, todos lo vimos el año pasado. No es alguien a quien se pueda pedir inmediatamente promediar más de 20 puntos o que llegue a dobles dígitos en rebotes/asistencias o que domine en su posición como lo han hecho otros jóvenes jugadores como Anthony Davis, Karl-Anthony Towns o Andrew Wiggins. Winslow es un jugador que debe cocinarse a fuego lento, como han hecho muchos otros, y que, por tanto, no hay que meterle prisa.

La temporada pasada partía como suplente, pues Dragic-Wade-Deng (o Joe Johnson) eran titulares exteriores junto a Bosh y Whiteside… hasta que se complicó todo. Desde el banquillo, fue uno de los jugadores más usados por Spoelstra con 28.6 minutos por partido, pues pese a no aportar grandes estadísticas (6.4 puntos, 5.2 rebotes y 1.5 asistencias) sus intangibles dan mucho. Su capacidad defensiva es enorme, pese a que está empezando su segunda temporada y su IQ en el juego le permite leer el juego con enorme facilidad, especialmente para defender.

Por ello, el plan era claro. No debe ser un jugador que explote de inmediato, sino que conforme vaya aumentando su experiencia en la liga tendría que ir mejorando sus prestaciones, al estilo Draymond Green, C.J. McCollum o Kyle Lowry. Sin embargo, el plan se ha ido al traste debido al mal verano que ha dejado al equipo con lo mínimo. Su momento ha llegado antes de lo previsto, tal y como él mismo ya dijoy debe responder. Seguirá siendo el stopper del equipo, ese jugador utilizado para frenar a los grandes, pero debe empezar a aportar ya mismo en puntos y asistencias. Por el momento, se ha notado una mejoría (asiste y anota el doble), pero preocupa su irregularidad en el triple. Como hiciera Green, debe trabajarlo para colocarse como un tirador notable, pues hoy en día un equipo no puede permitirse defensas cerradas por un poco poder anotador desde el triple.

De hecho, se espera que en un futuro a muy corto plazo Justise Winslow pueda acabar convirtiéndose en un jugador todoterreno al estilo Green, quien se codea con el triple-doble en sus estadísticas. Su polivalencia, su potencia física e inteligencia en el juego le permiten defender, asistir, rebotear… como hace el de los Warriors. Únicamente debe dar un paso adelante en la anotación.

¿Será capaz de conseguirlo este año?