www.eldiario.es

Davin White pone el ritmo del Iberostar en Miribilla

Bilbao Basket 81-91 Iberostar Tenerife

139354_81_146121_81
Foto via Liga Endesa

El partido comenzó con mucha igualdad y alternativas para ambos conjuntos. Las defensas brillaban por su ausencia y eso se aprovechaba en ataque para anotar con relativa facilidad. Con el paso de los minutos, Iberostar Tenerife fue encontrándose mejor en pista y eso le permitió lograr un pequeña ventaja de 5 puntos a mediados del cuarto(10-14). En la segunda mitad del cuarto los locales reaccionaron y con varias canastas consecutivas tomaron las riendas del partido para acabar el cuarto por delante 23-18.

El inicio del  segundo cuarto fue un toma y daca entre los dos equipos, sin embargo los locales empezaban a no tener fluidez en el movimiento de balón, mientras que los insulares iban recortando la ventaja hasta llegar a igualar el partido a 28 jugando un partido muy serio y dinámico en la parte ofensiva, además de cerrar bien el rebote defensivo. Tanto es así que en este segundo acto los insulares lograron ventajas de 5-6 puntos y las lograron mantener durante unos minutos. No obstante los locales lograron despertar en los minutos finales para irse al descanso por delante gracias a un triple de Nikolic, 44-43.

Tras el descanso,  Retabet Bilbao Basket salió concentrado y logró en los primeros minutos ventajas de 5-6 puntos que parecían allanar el camino, pero los visitantes gracias a un trabajo incansable lograron volver al partido e igualarlo a 62 a pocos minutos del final. Además, una última acción muy positiva de los insulares les llevó por delante en el luminoso al cuarto decisivo, 62-64.

El cuarto final empezó horrible para los locales gracias a dos canastas del Iberostar que le situaban 6 puntos arriba. A partir de ahí fue un querer y no poder para los locales, ya que la irregular defensa y el espeso ataque hizo que los visitantes fueran siempre por delante. Con el paso de los minutos, los tinerfeños fueron logrando ventajas aún más amplias hasta lograr ese marcador de 81-91 con el que se llegó al final del choque.