Al Horford no podría encajar mejor en el sistema de los Boston Celtics/ Photo Mark Runyon BasketballSchedule.net

Al Horford, el sistema hecho jugador

Brad Stevens está encantado con su fichaje

Al Horford no podría encajar mejor en el sistema de los Boston Celtics/ Photo Mark Runyon BasketballSchedule.net
Al Horford no podría encajar mejor en el sistema de los Boston Celtics/ Photo Mark Runyon BasketballSchedule.net (CC)

Brad Stevens es un genio. Podríamos empezar y terminar cada artículo con este frase y nadie debería sentirse extrañado. El joven técnico ha conseguido que un grupo de jugadores con no demasiado talento individual, jueguen un baloncesto atractivo, generoso y, sobre todo, eficaz. Pero por muy bueno que sea tu entrenador, este tiene un poder limitado. Su papel es el de gestionar el material que el General Manager le consigue, y si bien el dicho: «Si la vida te da limones haz limonada», suena muy bonito y queda muy bien en los libros de auto-ayuda de Paulo Coelho, para ganar en la NBA necesitas talento, y el de Indiana lleva pidiendo esto a gritos durante toda su estancia en Boston.

Estas peticiones no eran ignoradas por Ainge, y este verano ha conseguido que la pieza que mejor encajaba en el sistema de los Boston Celtics hiciese las maletas rumbo a Massachusetts. Al Horford, de 30 años, firmaba el contrato de su vida con la franquicia que más lo necesitaba, y es que no ha podido terminar en un equipo que aprovechase mejor sus cualidades.

“Jugamos contra Atlanta diez veces la temporada pasada, así que teníamos una idea bastante buena de lo que hacían y ellos de lo que hacíamos nosotros,” dijo Brad Stevens para VICE Sports. “Una de las razones por las que fuimos muy fuerte a por Al desde el primer día fue que pensábamos que iba a encajar perfectamente en nuestro estilo de juego”.

No vamos a analizar el juego del dominicano, eso ya lo hizo nuestro compañero Andrés en este interesante artículo «Qué aportará Al Horford a los Boston Celtics«. Solo decir, o más bien remarcar lo explicado por mi compañero, que el sistema de Stevens se basa en la inteligencia de los jugadores. No es un sistema anclado, cerrado y que maniata la creatividad de sus piezas, todo lo contrario.

 “La parte que hace a Al especial es que te aporta mucha flexibilidad a la hora de jugar de diferentes formas”, dijo Stevens. “Ya sea en el pick and roll, o poniendo bloqueos ciegos. Ya sea en jugadas de 2vs2 o en carrera. Es un buen jugador en todas esas situaciones. Hay diferentes maneras de jugar, obviamente, pero cuanta más habilidad, cuanta más habilidad para botar, pasar y tirar tengas en la pista… nos van a jugar small a veces, así que la habilidad de moverse lateralmente en el puesto de center y defender a pequeños mientras, al mismo tiempo, eres capaz de pasar de dentro a fuera en el pick and roll, o desde el poste tras un cambio, es importante”.

mark runyon
¡Cambia! ¡Cambia!, es lo más escuchado en la NBA actual. La versatilidad al poder/Photo Mark Runyon BasketballSchedule.net (CC)

El mantra de este sistema es la frase «Read and React» (Lee y reacciona), no aprende y ejecuta. Si bien el ataque parte de varios movimientos predefinidos (cortes, cortinas, bloqueos dobles…) que tenemos todos más que memorizados, los jugadores tienen total libertad de elección, y buena parte el sistema depende de lo que sean capaces de interpretar y ejecutar. Los jugadores «hacen el sistema«, no es el sistema el que hace a los jugadores. Horford encaja de maravilla en este estilo que premia la inteligencia de sus integrantes.

Es muy bueno pasando el balón”, decía Stevens. “Es muy bueno a la hora de entender dónde deberían estar colocados sus compañeros, y mandar el balón a donde se supone que tienen que estar, y también es bueno no pasando el balón al otro equipo. Ya sabes, su porcentaje de pérdidas es ridículo, ridículo para un jugador que probablemente va a tener el balón algo más con nosotros. Siempre ha sido muy seguro con el balón, y esas cosas importan».

Obviamente los Celtics tienen mucho trabajo de pizarra detrás. Cuando hablo del peso de su inteligencia en el sistema, me estoy refiriendo a que las jugadas diseñadas por Stevens están llenas de opciones, y ahí entra la capacidad de decisión del jugador, que debe «leer y reaccionar» de la forma más adecuada en cada momento. No solo debe decidir, entre varias de las opciones que surgen de la pizarra, el jugador con balón, también tienen que interpretar la jugada el resto.

Es un gran bloqueador”, dijo Stevens. “Tenía una gran dinámica con un par de jugadores de Atlanta, jugadores que vivían de pasar bloqueos y cortar, especialmente Kyle Korver, y simplemente hace muchas cosas que jugadores generosos y ganadores hacen”.

Al no va a tener que ser el jugador que tire en todas las jugadas, o que tenga el balón siempre”, dijo Stevens. “Es un compañero y un ganador… Este tipo de jugadores siempre ayudan en el vestuario, siempre ayudan a la gente a su alrededor, siempre es bueno para los chicos jóvenes pasar tiempo con jugadores como Al y aprender de ellos. Creo que todo el mundo se va a beneficiar de su presencia».

Es normal que Brad Stevens esté encantado de contar en sus filas con alguien de las características de Al Horford. Un jugador de enorme inteligencia, que asumirá parte del peso creativo que deja huérfano Turner, y que se acopla perfectamente al sistema de los Boston Celtics. No hay que embutir a un DeMarcus Cousins en la dinámica, no hay que tapar el agujero que hubiese dejado un Kevin Love en la defensa, no.

Al Horford es el center que mejor se adapta a los Boston Celtics de Brad Stevens. No tienen que hacerlo encajar, no deben cambiar el sistema por él, solo, como diría Bruce Lee, hay que dejar que todo fluya, el puesto estaba hecho para él desde el principio, porque Horford no se tiene que ajustar el sistema, el sistema es Horford.