Keith Allison (CC)

¿Debería ser traspasado Chris Bosh?

Se empieza a especular con una posible marcha

chris bosh
Chris Bosh, Miami Heat (Keith Allison CC)

Si no teníamos suficiente con toda la rumorología sobre su posible retirada, ahora Chris Bosh es noticia otra vez. Viendo que su vuelta está más cerca, los medios americanos empiezan a cuestionarse si habría que traspasar al pívot.

Todos somos conscientes de las capacidades de Bosh para el baloncesto, no es un secreto. Estando en plena forma, pocos jugadores pueden ofrecer lo que el ofrece. La versatilidad que aporta cuando juega es enorme, por lo que sería clave allá donde fuera. Sin embargo, ya son dos años a medio gas. Dos años en los que ofrece lo mejor y lo peor en cuestión de meses, y es por esto que se le empieza a poner en duda. Y más aún tratándose de un jugador que cobra el máximo salarial.

Por supuesto no es justo culparle a él. Cuando su salud se lo ha permitido lo ha bordado y ha llegado a comprometer su salud sólo por ayudar al equipo. Sin embargo, un negocio es un negocio, y si no eres capaz de estar a la altura de tu sueldo, en el país del capitalismo especialmente, se te enseña la puerta de salida a las primeras de cambio.

Por otro lado, hay que sumar que las relaciones entre el jugador y la institución están muy deterioradas, precisamente a consecuencia de todo el proceso. La sensación de Bosh es que los Heat no han sabido llevar la situación, y la han empeorado impidiéndole jugar. La razón de ello es que el tratamiento al que está sometido es totalmente incompatible con la práctica deportiva, y mientras que él está buscando nuevas vías para llevar las dos cosas en paralelo, los Heat se han cerrado en  banda. Para el equipo, la salud del jugador debe ser lo primordial en este caso, y el baloncesto vendrá cuando toque, sin forzar las cosas. Posiblemente, esto sea consecuencia de las prisas que se dieron el año pasado y que derivó en una recaída.

Así que el panorama es el siguiente: con las relaciones más dañadas que nunca, Chris Bosh se siente preparado para jugar, mientras que los Heat creen que está forzando otra vez. Puesto que no quieren arriesgar y él quiere jugar, es aquí donde la prensa entra especulando con un posible traspaso. Si un equipo le permite jugar y además los Heat reciben a cambio algo (además de quitarse de encima su contrato) que les venga bien, podrían quedar todas las partes más que satisfechas. La dificultad, obviamente, es encontrar un equipo dispuesto a asumir el riesgo de tomar su contrato sin saber siquiera si va a poder jugar.