Pau Gasol, lanzando su rabia en el último partido. Foto:FIBA

La selección española se lo juega todo ante Argentina

Momento, datos, claves...

La selección española agradeciendo el apoyo al público tras la última victoria. Foto: FIBA
La selección española agradeciendo el apoyo al público tras la última victoria. Foto: FIBA

En el día de hoy la selección española tiene un duelo vital en esta fase de los Juegos Olímpicos contra el combinado nacional de Argentina. En dicho partido, España se juega a todo o nada seguir viva en la competición, aunque en la recámara también tiene algunas remotas posibilidades que se comentarán más adelante.

Como llega a la cita clave la selección española

Pau Gasol, lanzando su rabia en el último partido. Foto:FIBA
Pau Gasol, lanzando su rabia en el último partido. Foto:FIBA

En los dos últimos partidos, sobretodo más en el segundo que en el primero, España ha logrado recomponerse, ser la de antes y volver a inspirar confianza e ilusión en el público español. Y es que parece ser que tras estar de nuevo entre la espada y la pared ha vuelto a salir esa España que nos ha maravillado a todos acompañada del mejor Pau Gasol.

Pero la vuelta del mayor de los Gasol a su gran nivel no es lo único que ha cambiado en el conjunto dirigido por Sergio Scariolo. Y es que en el partido de Lituania se vio una España completamente diferente a la vista en los tres últimos partidos. En defensa, mucho más activa defendiendo hombre a hombre y tapando líneas de pase, donde son vitales los dos ex jugadores de la Penya Ricky Rubio y Rudy Fernández. Pero sobretodo, con una expresión corporal diferente. Una que hizo sucumbir a Lituania, invicta en el grupo hasta que se topó con España.

Pero lo mejor del partido no fue la enorme paliza que le endosó España a Lituania (con el +50, la mayor diferencia que ha sacado nunca la selección española en unos Juegos Olímpicos), sino que España jugó como nos tiene acostumbrados. Y sin tener que tener a Pau Gasol en pista una gran cantidad de minutos (tan solo jugó 23 tras haber superado los 30 en los anteriores) para sacar grandes ventajas.

Aparte, pudimos volver a ver la mejor versión de Ricky Rubio, quien ya nos advertía ante Nigeria que empezaba a sacar su sonrisa y lo confirmó ante Lituania con 3 de 4 en triples (!) y siendo una amenaza constante tanto en defensa como de cara al aro. Secundado también por un buen Sergio Rodríguez que, siendo uno de los jugadores más regulares en todo el torneo, es un base de garantías para cubrir al de Masnou.

Rudy Fernández, que parecía que no se encontraba durante todo el torneo demostró que defensivamente es clave para España y en ataque también dio muestra de que puede ser una amenaza cuando resulte necesario. Pero sobretodo, vimos que la selección española si que tiene un banquillo de garantías con jugadores como Felipe Reyes, quien está dominando los aros a su antojo, Víctor Claver, quien a pesar de necesitar coger más confianza en ataque es un ancla defensiva importantísima para España. Para sorpresa de muchos, la vuelta a un buen nivel de Juan Carlos Navarro, demostrando que en los momentos decisivos puede seguir sacando todo su talento a relucir. Como dice el dicho, «quien tuvo, retuvo».  Y finalmente, el buen nivel que ha demostrado Willy Hernángomez cuando ha tenido minutos seguidos en pista y se ha sentido importante, en especial en el último cuarto ante Nigeria.

Claves ante Argentina

Sergio Llull, clave en el aspecto defensivo. Foto. FIBA
Sergio Llull, clave en el aspecto defensivo. Foto. FIBA

En primer lugar, la selección española debe volver a sacar los colmillos en defensa. Sobretodo en el exterior. Jugadores como el Facu Campazzo, Manu Ginóbili o el «Chapu» Nocioni, hacen mucho daño desde el exterior. Sobretodo los dos primeros, siendo capaces de lanzar de tres o desbordar en el uno contra uno. Por lo que de nuevo, será vital la aportación del menorquín para presionar a Campazzo y dificultarle así su organización del juego. Por su parte, es de esperar que Ricky Rubio sea el encargado de dificultarle a Ginóbili que crea a través del uno contra uno y que el español saque provecho de su superioridad físico. Y que importante va a ser el físico en este partido.

Argentina disputó un partidazo en la última jornada ante la amfitriona Brasil donde llegaron a disputar dos prórrogas para acabar llevándose la victoria. Y esas dos prórrogas pueden resultar claves en el día de hoy, ya que jugadores como el mismo Ginobilo o Nocioni lo suelen acusar debido a su edad y su rendimiento puede verse bastante perjudicado. Por lo que la selección española parte con gran ventaja en este aspecto, ya que en el último partido, ante la selección de Lituania, se pudo permitir dar descanso a sus jugadores. Siendo Nikola Mirotic el que más minutos disputó con 24.

En el apartado ofensivo, será vital que la selección española domine en la pintura. Tanto Pau Gasol, como que Nikola Mirotic lo acompañe en el peso de la anotación. Y los relevos de Felipe Reyes y Willy Hernángomez sigan ofreciendo garantías, sobretodo en el dominio de los rebotes. Finalmente, aunque no se espera que el nuevo jugador de los San Antonio Spurs vuelva a repetir su gran noche en el tiro (cinco de cinco en triples), si que jugadores como los Sergios, el mismo Mirotic o en alguna ocasión Navarro, al igual que Rudy o Ricky, deben ser una amenaza desde el tiro exterior y ser fiables.

Finalmente, destacar la aportación más que necesaria del jugador de los Minnesota Timberwolves. Si en el último partido España pudo abrir una rápida ventaja fue gracias a que el base se sintió con confianza tanto en el tiro como para atacar el aro. Y eso debe seguir así.

Las combinaciones para que España pase a cuartos

  • Será 2ª si… Gana a Argentina
  • Será 3ª si… Pierde con Argentina, Nigeria gana a Brasil y Lituania a Croacia
  • Será 4ª si… Pierde con Argentina, Croacia gana a Lituania y Nigeria a Brasil.
  • Queda eliminada si… Pierde con Argentina y Brasil gana a Nigeria.

Obviamente, tras que el Team USA consiguiera derrotar a Francia por los pelos y consiguiera la primera posición del grupo A, la posición que más interesa a España es la tercera para así evitar a los estadounidenses hasta una hipotética final. Pero para ello, se debe dar la sorpresa de que Nigeria gane a Brasil y después confiar en que tras el último partido, Lituania le haga el favor a España de ganar a Croacia.

Lo mejor, es que España jugará sabiendo el resultado de Brasil y podrá decidir en el caso de que la amfitriona pierda, aunque… ¿es lo mejor?