La extraña offseason de los Cavaliers

Movimientos que generan dudas

lebron james cavs
Keith Allison (CC)

El anillo conquistado por los Cleveland Cavaliers y LeBron James el pasado mes de junio fue real e históricamente impresionante. Sin embargo y dejando mi júbilo a un lado los de Ohio no me dieron la sensación de ser el mejor equipo. No vi a unos Cavaliers que me inspirasen confianza más de diez minutos consecutivos y desde hace meses veía obligatorio realizar cambios en la offseason de este verano.

Sin embargo los Cavaliers me han sorprendido más aún este verano con su pasividad, interés por mantener el bloque y sus pequeños e inteligentes movimientos. Es lógico cuando ganas un anillo querer mantener el bloque o tocarlo lo menos posible, por lo que mantener a jugadores como Kevin Love se puede entender, aunque en mi caso prefiera su traspaso, pero si ves cómo tus rivales se refuerzan y cómo tu plantilla pierde efectivos no puedes quedarte de brazos cruzados.

Anillo y mantener el bloque

Antes de nada pongámonos en contexto. Los Cleveland Cavaliers se proclaman campeones de la NBA por primera vez en la historia. Magnífico si, pero hay que ponerse a trabajar ya para ir a por el back-to-back. La propia franquicia confirmó que Kevin Love no saldría traspasado y que el bloque se mantendría, ¿decisión correcta?

Fundamentalmente aquí hago referencia a Kevin Love. Su salario ahora no pinta tan feo con el aumento salarial y la locura de este verano, pero desde luego es elevado y no va en relación a su rendimiento. Su perfil de cuatro abierto, donde sigue siendo el mejor de toda la liga, es fundamental para el equipo y solo con Channing Frye se quedan cortos, pero pueden buscar otras opciones. Mi favorita es el usar a LeBron de power-forward y añadir un 3&D más al juego exterior. Entran en juego los Boston Celtics, equipo que se interesó varias veces en el producto de UCLA y con el que podrían haber acordado un buen traspaso fácilmente. Jugadores como Avery Bradley, Jae Crowder o Amir Johnson, más algún pick interesante o alguna trade exception, podrían haber entrado y reforzado mucho el bloque de los Cavs alrededor de sus dos estrellas, LeBron James y Kyrie Irving.

El resto del equipo, obviando dificultades económicas, me parecía obligatorio de mantener. Sí, incluso al loco de J.R. Smith, que por primera vez en su carrera no nos ha decepcionado enormemente en una fase fundamental de su carrera y su equipo.

Las salidas

Turno de valorar las salidas y qué conllevan a los Cavs. Matthew Dellavedova, Sasha Kaun y Timofey Mozgov han abandonado Ohio este verano. En principio no parecen bajas traumáticas, y no lo son, pero observando más detenidamente llegan los inconvenientes.

Matthew Dellavedova

El base/escolta australiano se ganó la fama con su marcaje a Stephen Curry en Las Finales de 2015 y desde entonces no para de crecer. Un perro de presa en defensa, acusado de ser demasiado duro, y con un excelente tiro exterior, además de una muy buena lectura del pick&roll. Es decir, tres elementos clave para jugar en estos Cavs y con los que potenciaba su rendimiento en pista.

Base suplente de Kyrie Irving, con la llegada de Mo Williams parecía que perdería minutos, pero todo lo contrario. Delly ha jugado este año más que nunca y la gran oferta económica de los Bucks era irrechazable tras ganar el anillo. Hueco importante el que deja el australiano, ya que los Cavs necesitan otro base que aún no han firmado, a pesar de que muchas veces si no está Irving juegan sin base.

Timofey Mozgov

Con la firma de Ty Lue como entrenador jefe de los Cavs, el ex-jugador dejó claro que pasarían a jugar small-ball, y así fue. Desde su paso de asistente a jefe, el ruso ha pasado de ser importante, titular indiscutible para David Blatt, a estar el fondo del banquillo. La oferta de los Lakers era un dinero que Timo no podía rechazar.

Desde luego que ya no era importante en los Cavs, de hecho apenas jugaba en Playoffs y mucho menos en Las Finales, pero era el recambio de Tristan Thompson en el puesto de pívot y los de Ohio tenían que encontrar un pívot de garantías. No es una salida tan preocupante como la de Dellavedova, pero es un vacío a rellenar.

Sasha Kaun

Muchos no sabréis ni quién es este jugador. La salida de Sasha Kaun es testimonial, al igual que su paso por Cleveland. Blatt le convenció para salir de su retiro y unirse a los Cavs, sin embargo no ha jugado casi nada y tampoco se le veía demasiado cómodo. Eso sí, el anillo y el año de sueldo no se lo quita nadie. Temporada inolvidable del ruso, sin dudas. Les costará años a los Cavs encontrar un jugador así. Gracias por todo Sasha.

Resumen de las salidas de los Cleveland Cavaliers. No hay dinero para igualar ni pelear ofertas, pero la salida de Dellavedova duele, la del ruso Mozgov se olía a kilómetros y de la del otro ruso habrá seguidores del equipo que ni se habrán enterado.

Las llegadas

Obviando los traspasos, algo que se veía no llegaría, había que hacer cosas. Golden State Warriors y San Antonio Spurs han estado moviéndose, prácticamente solo los Toronto Raptors, que también han sufrido cambios, se han movido por el estilo de Cavs. Un base de garantías, un alero y un pívot eran como mínimo los jugadores a fichar, teniendo en cuenta que tanto LeBron James como J.R. Smith apuntan a renovar.

Aquí algo me llamó la atención. Los equipos como los Cavaliers son los típicos que atraen veteranos que buscan el anillo y renuncian dinero, sin embargo o bien no se han interesado los Cavs en los veteranos o bien los veteranos no se han interesado en los Cavs.

Mike Dunleavy

Movimiento muy inteligente. Los Cavs necesitaban reforzar su plantilla con un jugador así, versátil, veterano y eficiente. La salida de Delly a Milwaukee reparó una trade exception a los Cavs, que inteligentemente la utilizaron para adquirir al jugador cuando los Bulls buscaban hacer espacio salarial para la llegada de Dwyane Wade.

Dunleavy, a sus 35 años, acumula dos temporadas con muchos problemas de lesiones que han bajado su rendimiento. Si está sano aportará mucho a los de Ohio, una especie de Richard Jefferson 2.0, más ofensivo, para la próxima temporada. La única pega, lo dicho, las lesiones.

Chris Andersen

El relevo de Mozgov, aquí ya empiezan las dudas. Había disponibles bastantes pívots interesantes para suplir al ruso y los Cavaliers firman al más viejo y desgastado. El ex-compañero de LeBron en Miami ya no es el jugador que maravillaba con mates y tapones salvajes, se queda más bien justito en las últimas dos temporadas.

No tendrá muchos minutos, viene a cumplir el rol de Mozgov, e incluso encaja mejor en el estilo de juego gracias a su «atletismo» y «movilidad». Fue traspasado a Memphis Grizzlies para el final de temporada y mejoró su rendimiento, por lo que es una incógnita cómo servirá a los de Cleveland. Lo que está claro es que la retirada es cada día una mayor realidad para el veterano pívot.

Kay Felder

kay felder

Movimiento muy bueno el de David Griffin para hacerse con el base de Oakland. Felder era uno de los mejores bases NCAA de los últimos años y su única pega de cara a la NBA es su altura. Elegido en el 54 del último Draft, es el jugador más bajito en ser drafteado en los últimos 27 años junto a Nate Robinson, Isaiah Thomas y Tyler Ulis.

En principio puede aportar desde el primer día, aunque no es un base que encaje tan bien como Delly en el esquema de Lue, se trata de otro revulsivo y organizador para la plantilla. Un jugador con más potencial que el australiano y por el que muchos apuestan como uno de los robos del Draft.

Richard Jefferson

No es un jugador nuevo pero como si lo fuese. Anunció su retirada al ganar el anillo y en la celebración anunció que seguiría jugando. Veterano, 3&D y que ha sorprendido al volver a ser un jugador útil en momentos importantes. Otro jugador cerca de la retirada cuyo fuelle se va terminando.

En resumen, dos (tres) jugadores muy veteranos, desgastados y más cerca de la retirada que del anillo y un rookie que puede aportar desde el primer día, pero que se queda corto para suplir la salida de Dellavedova y que no es el perfil ideal. Buenos retoques pero insuficientes.

El rendimiento de los veteranos

Los veteranos le gustan a todo el mundo y más a los equipos que son contenders y no quieren comprometer mucho dinero. Así se ha visto como David Lee ha firmado con los Spurs o Zaza Pachulia con los Warriors, jugadores que aportarán y encajan, no así de claras están las firmas de Dunleavy o Andersen.

Los Cavs cuentan con Mo Williams, Richard Jefferson, Mike Dunleavy, James Jones, Channing Frye y Chris Andersen como veteranos. De estos seis, Jefferson, Dunleavy y Frye tendrán minutos siempre y cuando les respeten las lesiones, jugadores importantes que pueden aportar. Andersen y Williams dependerán casi totalmente de su estado físico. De Jones no hace falta ni hablar.

Con los veteranos nunca se sabe. Lo mismo una temporada se salen cuando no te lo esperabas y a la siguiente, cuando cuentas con su rendimiento, se desploman en picado. Un caso muy reciente, precisamente con los Cavaliers, fue la firma de Shawn Marion. Matrix venía de seguir siendo importante en los Mavericks, pero en los Cavs apenas aportó y se retiró tras una única temporada con pena y ninguna gloria en Ohio.

Es por esto que me preocupa que de una plantilla de quince o catorce jugadores haya seis veteranos de los cuales tres apuntan a importantes. Su rendimiento es una incógnita hasta el día que se pongan las botas y no hay una unión, no de momento, como la que hace que todos los veteranos que jueguen en Dallas multipliquen su rendimiento. Además sigue faltando otro base.

Ya sacamos cinco opciones a base suplente de Irving, de los cuales Ronnie Price ya se ha comprometido con OKC y Andre Miller no encaja en absoluto. Por lo tanto aparecen Mario Chalmers, Norris Cole y Nate Robinson como opciones. El primero sería el ideal por su defensa y tiro exterior, aunque viene de una grave lesión.

Muchas dudas y equipo top

A pesar de que las firmas no sean las ideales y que sorprenda el hecho de que los Cavs no se han hecho con ningún jugador destacado en la Agencia Libre, es un hecho que volverán a estar arriba y su química y unión de equipo no pueden hacer más que crecer.

Quinteto titular: Kyrie Irving, J.R. Smith, LeBron James, Kevin Love y Tristan Thompson

Quinteto suplente: Base back-up/Mo Williams/Kay Felder, Iman Shumpert, Mike Dunleavy, Richard Jefferson y Channing Frye + Chris Andersen

Una excelente plantilla, no hay duda que valga. Tampoco tengo duda de que el próximo año será más complicado repetir título, tanto por rivales (Golden State), como por la forma en la que se ha ganado este año, difícil por no decir imposible, y que no sabremos cuándo volveremos a ver.

Los Cavaliers han querido apostar por el quinteto que les ha dado el anillo, legítimo, apostar por su big-three y apostar por veteranos. Apuesta arriesgada que no me da las mejores sensaciones para conquistar otro título. Pero ya sabéis, mientras esté LeBron todo es posible, ¿no?

Comments