Nikola Jokić (Foto: Fiba.com)

Nikola Jokić y Serbia hacen temblar al Team USA en Río

ESTADOS UNIDOS 94 - 91 SERBIA

Nikola Jokić fue el máximo anotador del Estados Unidos-Serbia (Foto: Fiba.com)
Nikola Jokić fue el máximo anotador del Estados Unidos-Serbia (Foto: Fiba.com)

Una victoria más para el Team USA en estos Juegos Olímpicos, pero si la selección americana ya tuvo que sufrir de lo lindo para ganar a Australia hace dos días, lo tuvo aún peor frente a Serbia, en la reedición de la final del Mundial de 2014. Con el 94-91 en el marcador, los balcánicos tuvieron en sus manos la pelota del triple que habría valido el empate y la prórroga. Bogdan Bogdanović no tuvo la sangre fría para enchufar esos triples sobre la bocina a los cuales están bien acostumbrados los aficionados del Fenerbahçe, y Estados Unidos salvó el pellejo.

Frente a los todopoderosos estadounidenses, Sasha Djordjević apostó muy fuerte por el único jugador NBA de su plantilla: Nikola Jokić. El joven pívot de los Denver Nuggets no defraudó, llevando a cabo un partido mayúsculo, en el cual anotó 25 puntos (9/13 en tiros de dos, 2/2 en triples) y capturó 6 rebotes en casi 30 minutos en la cancha. Miloš Teodosić, por su parte, añadió detalles de clase conduciendo el juego de la selección serbia y aportando 18 puntos y repartiendo 6 asistencias y el otro interior, el corpulento Miroslav Raduljica del Olimpia Milano, en los 15 minutos que se mantuvo en la cancha antes de salir con 5 faltas, supo pelear frente a los gigantes estadounidenses DeMarcus Cousins y DeAndre Jordan, anotando 18 puntos.

El Team USA empezó mucho más enchufado, con un parcial de 9-0 y canastas de Kevin Durant, Paul George y un espectacular mate de DeMarcus Cousins, interrumpido por una canasta del propio Jokić. Otras estrellas se lucieron: Carmelo Anthony, Jimmy Butler, DeAndre Jordan… Estados Unidos parecía tener el control del encuentro frente a una selección que no sabía cómo parar su poderío. En los últimos minutos del cuarto Serbia intentó despejarse y encontró la vía de la canasta con Raduljica y Kalinić, cerrando el primer parcial con Estados Unidos liderando 27-15.

El segundo cuarto empezó con la misma tónica, pero con una Serbia menos renunciataria: a golpes de maestría de DeMar DeRozan y Kyrie Irving, contestaban Teodosić y Bogdanović, y en la segunda parte del segundo cuarto empezó a aparecer Nikola Jokić. Serbia logró recortar su desventaja en el marcador y los dos equipos se fueron al descanso con los americanos por delante 50-41.

La segunda parte empezó con Carmelo Anthony anotando y devolviendo la ventaja al doble dígito, pero Serbia supo mantenerse a flote. Bogdanović anotó un triple y Anthony contestó de la misma manera; Jokić empezó a cobrar protagonismo bajo aro, ya que Raduljica, cargado con 4 faltas, estuvo pocos minutos en la cancha. Teodosić logró acercar a Serbia hacia el -5, pero unas canastas de Jordan y DeRozan devolvían rápidamente la diferencia al +10. Los dos equipos se fueron a la batalla de los últimos 10 minutos con el 72-62 en el marcador.

El último cuarto se abrió con Jokić anotando y Estados Unidos intentando mantener alto el porcentaje de anotación. Simonović se sumó a la causa y Teodosić anotó el triple de la esperanza, pero DeRozan e Irving seguían a lo suyo. Los últimos 5 minutos del encuentro se vivieron con el Team USA manteniendo un colchón de 5 puntos de distancia que Serbia no fue capaz de reducir: a cada canasta obrada por los europeos, Estados Unidos contestaba sacando alguna genialidad de sus campeones. Solo tras unos tiros libres de Teodosić a falta de 1:18 los serbios veían a Estados Unidos a una posesión de distancia, pero no lograron la canasta del empate y el encuentro terminó con victoria americana por 94-91.

Estados Unidos se llevó la victoria y Serbia y Jokić la ovación de los apasionados de baloncesto. Por parte del Team USA anotación muy repartida con seis hombres en doble dígito (Irving 15 puntos, Jordan 13, Durant, George y Anthony 12 y DeRozan 11), señal que los campeones NBA saben jugar en equipo cuando hace falta y, como demostraron esta noche, saben hasta sufrir para conseguir victorias.