La razón por la que Amar’e Stoudemire quiso retirarse en los Knicks

Ha sido donde se sintió realmente una estrella

Stoudemir'e ha querido retirarse como knickerbocker/ Wikimedia (CC)
Stoudemir’e ha querido retirarse como knickerbocker/ Wikimedia (CC)

Amar’e Stoudemire, ese ala-pívot explosivo que las lesiones le han marcado su carrera hasta tal punto de tener que retirarse a la edad de 33 años, ha llenado muchos titulares en los últimos días y no solo por su salida de las canchas en sí; sino también por sus formas y su mensaje.

Y es que Stoudemire ha pasado 8 temporadas en los Phoenix Suns —equipo que lo seleccionó en el Draft—, 5 y media con los Knicks, media campaña con los Mavericks y una temporada, la pasada, en los Miami Heat; pero en su despedida solo ha tenido palabras de agradecimiento para los New York Knicks; ¿por qué?

En primer lugar, cabe destacar que, según varios periodistas de Phoenix, la primera idea de Stoudemire era la de jugar esta temporada en los Suns y dar por terminada su carrera al final de la misma; pero los Suns no tenían hueco para él en el roster. Sea o no cierto, lo que sabemos al 100% es que Amar’e Stoudemire firmó un contrato por un día con los New York Knicks para poder retirarse siendo un knickerbocker, agradeciendo a la organización neoyorquina el detalle y destacando que «aunque su carrera la haya llevado a otros lugares del país, su corazón se quedó siempre en la Gran Manzana. Once a Knick, always a Knick«. Olvidándose del resto de franquicias y, especialmente, olvidándose de los Suns, la franquicia que lo drafteo y donde jugó su mejor baloncesto.

A falta de una razón que solo el propio Stoudemire podría confirmar; parece que el motivo por el cual Stoudemire ha decidido retirarse de esta manera ha sido la sensación de que en los Knicks ha sido una verdadera estrella. Y es que el Amar’e Stoudemire de los Phoenix Suns del «Seven Seconds or Less»estaba siempre oculto tras el doble MVP Steve Nash o hasta detrás del propio Mike D’Antoni como «creador» del sistema de juego.

Pero en los Knicks, hasta la llegada de Carmelo Anthony, Amar’e Stoudemire era el jugador franquicia, el jugador a seguir, con una racha de 9 partidos consecutivos superando los 30 puntos y situándose entre los candidatos al trofeo MVP.

Sentirse una verdadera estrella ha podido ser el factor diferencial por el cual el corazón de Stoudemire solo sea para los New York Knicks.

Comments