Chandler Parsons, ¿el nuevo Mike Miller en Memphis?

El alero de Florida puede llegar a Memphis

Wikipedia CC
Wikipedia CC

Chandler Parsons, nacido el 25 de octubre de 1988 en Casselberry, Florida, es el jugador que todo entrenador de baloncesto querríamos tener en el equipo, un 3 alto (2, 06 m de altura y 103 kilogramos) que puede emparejarse con los aleros físicamente más imponentes de la liga. Pese a tener el típico físico de guapete de clase que pasa de esforzarse no hay nada más alejado de la realidad, ya que se faja con doses, treses e incluso cuatros para cerrar el rebote, no descuidando tampoco las tareas defensivas (dato fundamental para jugar en Memphis).

Pero si algo caracteriza el juego de Parsons es su capacidad para anotar desde la larga distancia, con casi 15 puntos de media en sus cinco primeras temporadas en la NBA, promedia unos porcentajes más que aceptables, tanto de dos puntos (53,2 %) como de tres puntos (38 %), aunque este dato ha ido mejorando las últimas tres temporadas – (37 , 38 y 41,4 %). Además no es un jugador que solo amenace desde el perímetro sino que también ha protagonizado algunos mates espectaculares.

Puestos a compararle con un jugador importante en la historia de los Grizzlies, para que el aficionado de Memphis pueda hacerse una idea de que tipo de jugador estamos hablando, vamos a hacerlo con Mike Miller. Ambos jugadores han sido formados en la Universidad de Florida, ambos rondan el 40% en triples y el 50% en tiros de dos, aunque Miller tiene un mejor porcentaje en tiros libres (76,9 frente al 70,5 de Parsons). Tienen un promedio de asistencias, rebotes, robos, tapones, pérdidas y faltas personales similar, aunque Parsons ha promediado más puntos.

Mike Miller: 10,8 puntos, 4,3 rebotes, 2,6 asistencias, 0,6 robos, 0,2 tapones, 1,5 pérdidas y 2,0 faltas.

Chandler Parsons: 14,3 puntos, 5,1 rebotes, 3,0 asistencias, 1,0 robos, 0,4 tapones, 1,7 pérdidas y 2,1 faltas.

Si el bueno de Chandler ofrece en Memphis un rendimiento como el de Miller en la temporada 2005- 2006, año en el que fue nombrado mejor sexto hombre de la NBA, y actuaciones como la que el propio Parsons realizó el día 24 de enero de 2014 cuando anotó 10 triples en una parte frente a los propios Grizzlies , récord absoluto de triples en la mitad de un partido de toda la historia de la NBA, será muy bienvenido.

Pero para ello, Memphis deberá ofrecerle el máximo tal y como ha hecho Portland Trail Blazers, y enfrentarse a franquicias tan glamurosas como Los Angeles Lakers que también han mostrado interés.

Comments