Foto: Gazzetta dello Sport (screenshot)

Kobe Bryant quiere ayudar al baloncesto italiano

Entrevistado por la Gazzetta con Belinelli y Messina

Kobe Bryant y Ettore Messina han participado en un Clinic en Milán (Foto: FIP)
Kobe Bryant y Ettore Messina han participado en un Clinic en Milán (Foto: FIP)

Kobe Bryant nunca escondió el cariño que tiene a Italia, el país que le vio crecer y tirar las primeras pelotas hacia una canasta. El pequeño Kobe, de hecho, desde 1984 hasta 1991 siguió a su padre, que jugaba en la segunda división italiana, haciéndose mayor entre Rieti, Reggio Calabria, Pistoia y Reggio Emilia.

Retirado ya del baloncesto profesional, el legendario “Black Mamba” no para y sigue viajando por el mundo empeñado en varias actividades. En ocasión de la etapa en Milán del “Mamba Mentality Tour”, evento organizado por la marca de ropa deportiva Nike, Bryant participó como entrenador, junto con Ettore Messina, en el “Kobe Elite Clinic” con los mejores jugadores italianos Sub-17.

Durante su estancia milanesa, Kobe participó en una simpática charla con los compañero de La Gazzetta dello Sport, durante la cual, además de Messina, estuvo presente también Marco Belinelli, que recientemente fichó por los Charlotte Hornets. Kobe, expresándose en un italiano casi perfecto, con alguna que otra palabra en castellano colándose por ahí (¿será por los años compartiendo vestuario con Pau Gasol?), afirmó que quiere hacer algo para ayudar al baloncesto en Italia.

Primero, ¿qué se entiende por “Mamba Mentality”?

“Es algo muy sencillo” – dijo Kobe – “significa concentrarse al 100% con cuerpo y mente en lo que estás haciendo”.

Marco Belinelli siempre se ha declarado muy fan de esta “mentalidad Mamba”:

“Para mí siempre ha sido un ídolo y lo sigue siendo;” – confirmó el escolta de los Hornets – “siempre me ha encantado su afán de ganar, es uno que nunca se rinde y que trasmite esta mentalidad ganadora también a quien le rodea”.

También coach Ettore Messina aprecia a Kobe:

“Siempre me ha llamado la atención la enorme presión que él se crea sobre sí mismo y también a los que trabajan junto con él. Trabajar con él te empuja a mejorarte para estar a su nivel”.

¿Qué es lo más “italiano” que Kobe ha llevado consigo desde su infancia?

“La pasión. La pasión que demuestra la gente en todo lo que hace, sobre todo en los deportes, como el baloncesto y por supuesto el fútbol, es algo que aprendí aquí cuando era pequeño”.

Entre todo lo que quiere hacer Kobe, destaca el empeño en ayudar a Italia con el baloncesto. Efectivamente en el país transalpino no están de enhorabuena, tras haber fallado el objetivo de la clasificación olímpica, y también a nivel de club los equipos italianos hace años que no son competitivos en Europa como antaño. ¿Qué puede aportar Kobe?

“Yo empecé e jugar aquí, aprendí a jugar al baloncesto en Italia, entonces me encantaría ayudar a la próxima generación de jugadores para devolver el baloncesto italiano al nivel donde debería de estar: entre los mejores del mundo”.

Marco Belinelli confirmó que en Italia se aprende:

“Desde luego aquí se aprenden muchas cosas, sobre todo bajo el punto de vista técnico. Es una lástima ver este deporte en fase descendiente…  Tenemos realmente que hacer algo para llevar a Italia donde debería de estar”.

Messina subrayó la importancia que una figura como Kobe Bryant puede tener:

“Su mentalidad y su forma de comunicar son muy importantes. Si dependiera de mí, yo le pondría a hablar con los jugadores 10 minutos, porque te transmite cómo tienes que prepararte, a qué tienes que renunciar, cómo tienes que jugar para sobrepasar cualquier tipo de obstáculo, más allá del cansancio físico y mental. Me encantaría que pudiera hablar 10 minutos de ello también con los jugadores más importantes”.

Kobe empezó una nueva etapa de su vida, la del ex jugador. ¿Qué hizo el día siguiente a colgar las botas?

¡Trabajé! [Ríe] Me desperté, salí a correr un rato, fui al despacho y… ¡curré! No te puedes parar ni un segundo y vivir en el pasado, sobre las cosas que has hecho. Siempre hay que mirar hacia adelante y tengo muchos proyectos. Efectivamente para mí habría sido fácil pensar que tuve 20 años de carrera exitosa, pero ahora se acabó, entonces ¿qué hay qué hacer? Otras cosas, ¡adelante!”.

Belinelli demostró una vez más su admiración:

“Es una persona increíble, me considero privilegiado por haberme enfrentado a él y poderme considerar amigo suyo. Cómo ha contestado a esta pregunta es símbolo aún más de su mentalidad ganadora, de uno que no se rinde y no se para nunca. Intento aprender de él».

¿Coach Messina se imagina a Kobe Bryant sentado en un banquillo entrenando a un equipo?

“Por ahora ¡imposible! Creo que Kobe durante el último año ha experimentado una cosa única que no había pasado nunca, pasó de ser un jugador odiado por todos – a excepción de los aficionados de su equipo – a hacerse querer por todas las aficiones de toda la liga, porque al final el mundo del baloncesto en general es deudor a Kobe y creo que tanta demostración de cariño ha sorprendido incluso a él. Entonces, ¿para qué estropear todo este amor haciendo el entrenador?

Kobe rio con ganas a esta última afirmación de Messina y contó su tour de despedida:

“Ha sido un año fantástico, encontrando a todos estos aficionados, saludarlos, agradecerlos… Porque me han empujado con este odio, me han empujado a mejorar, motivándome para despertarme a las 3 o 4 de la madrugada para empezar a trabajar, haciendo pesas, corriendo, viendo vídeos, dándome las ganas de querer ir más allá”.

Messina añadió otra pincelada:

“Para mí el “Mamba-Day” fue durante el All-Star Game [el técnico italiano estaba presente como fiel escudero de Gregg Popovich también en esa ocasión], porque pude ver cómo todo el mundo realmente le admiraba: LeBron, Curry… ¡todos! Fue increíble, no solo por cómo los aficionados y por cómo la liga le honró en ocasión de aquel partido especial, pero sobre todo por ser parte de ese evento y poderlo abrazar cuando salió de la cancha”.

Kobe devolvió el aprecio demostrado por el entrenador asistente de San Antonio:

“Si pudiera cambiar algo, llamaría ahora mismo el GM de los Lakers y diría que quiero a Messina como entrenador. Pero está empeñado en San Antonio, ¡qué pena!”

También tuvo buenas palabras para Belinelli:

“Siempre me ha gustado ver jugar a Marco, porque juega con mucha inteligencia, siguiendo la acción y moviéndose sin el balón. Cuando lo encuentras, ¡es demasiado tarde! Él juega siempre con la cabeza, juega con el cuerpo… es difícil encontrar a jugadores como él, porque muchos jugadores no piensan, quieren solo correr, saltar y rematar, pero Marco estudia el juego”.

Cuando dé comienzo la nueva temporada, ¿qué sentirá Kobe al ver los partidos NBA?

“Los partidos son demasiado largos, ¡no puedo verlos por la tele! Estoy trabajando ahora… dos horas sí, pero no puedo ponerme enfrente de la tele por tres/cuatro horas. Me estoy empeñando en otras actividades ahora que requieren el mismo nivel de concentración de cuando jugaba al baloncesto, entonces no me sobra el tiempo libre”.

Mamba Mentality.

“Exacto, eso es. Ahora me concentro en lo que estoy haciendo actualmente”.

De cara a la próxima temporada sin Kobe, Belinelli tuvo ocasión de homenajear a otro retirado ilustre, ex compañero de equipo suyo:

“La próxima temporada será diferente, faltará algo sin Kobe, además se retiró otro grandísimo del baloncesto como Tim Duncan, con el cual tuve la suerte de jugar junto, entonces una liga sin Kobe y sin Tim será otra cosa, pero desgraciadamente así es la vida. No me imagino a Kobe viendo partidos, quizás una prórroga de una final NBA, ¡pero quizás!”

¿Según Messina existirá algún día otro Kobe Bryant?

“No, porque todos estos campeones están hecho con un molde que luego se tira: ¡son únicos e inimitables! Llegarán otros campeones, porque el deporte es así, pero como él no, ¡por suerte, hablando como adversario!”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.