Massachusetts National Guard (CC)

Gasol, Gibson, Millsap, Ibaka… o Jared Sullinger

Toronto se interesó por todos, al final llegó Sully

Jared Sullinger, reciente adquisición de Toronto Raptors - Massachusetts National Guard (CC)
Jared Sullinger, reciente adquisición de Toronto Raptors – Massachusetts National Guard (CC)

Toronto Raptors fichó recientemente a Jared Sullinger, procedente de Boston Celtics, pero no era ni mucho menos su primera opción. La primera era Pau Gasol, que de hecho estuvo muy cerca de convertirse en un raptor. Puede que suene sorprendente, pero viendo el rendimiento de los de Toronto últimamente, si hubiesen conseguido firmar a Pau el equipo podría ser aspirante al campeonato sin ninguna duda.

El jugador y la directiva canadiense mantuvieron largas conversaciones. Kyle Lowry y DeMar DeRozan ayudaron a intentar reclutar al seis veces All-Star español y Toronto tenía preparado un gran traspaso para aligerar los salarios de la plantilla y hacer hueco al contrato del agente libre. El traspaso lo componía Terrence Ross y seguramente uno de los jugadores jóvenes. Una vez que quedó claro que Tim Duncan iba a retirarse, Gasol escogió a San Antonio Spurs, citando su talento y su rica historia reciente. Pau llamó personalmente a los Raptors para darles la noticia y agradecerles los esfuerzos por contratarle.

Con Gasol fuera de mercado, los Raptors centraron su atención en Taj Gibson de Chicago Bulls, un jugador que les interesaba a largo plazo. En Toronto creían tener un acuerdo que enviaría al Air Canada Centre a Taj Gibson y al alero Tony Snell, pero entonces los Bulls se incorporaron a la carrera por Dwyane Wade y cambió la situación. A los Bulls ya no les interesaba ese traspaso, y lo que necesitaban era alivio salarial, algo que los Raptors no estaban dispuestos a aceptar.

Los Raptors también intentaron hacerse con los servicios del internacional español Serge Ibaka antes de que fuese traspasado a Orlando, pero Oklahoma City pedía a cambio a Cory Joseph, Patrick Patterson, Norman Powell y la novena elección en la noche del Draft. Evidentemente, en Toronto no interesaba ese cambio, y menos por un jugador que acaba contrato la próxima temporada.

Otro jugador que también interesaba en Toronto era Paul Millsap. La directiva llamó a Atlanta para preguntar por él después de preguntar también en la fecha límite de traspasos en febrero, pero los Hawks decidieron quedarse con su All-Star después de que Al Horford decidiese no renovar y firmar con Boston Celtics.

Y, después de todo esto, acabamos en la situación actual. La contratación de Horford por parte de los Celtics dejaba a Sullinger como el tercero en discordia, por lo que los Celtics rescindieron su qualifying offer e hicieron de Sullinger un agente libre sin restricciones, y el GM de los Raptors, Masai Ujiri, no perdió el tiempo en concertar una reunión. Los Raptors se sentaron con Sullinger y con su agente el domingo en Las Vegas y poco después llegaron a un acuerdo. El jugador firmó un contrato de un año por 6 millones de dólares.

Esta es una solución provisional para los Raptors, puesto que no creen que Sullinger sea su solución a largo plazo para el puesto de ala-pívot. De hecho, si Sullinger esta temporada demostrara ser un diamante en bruto, los Raptors casi seguro lo perderían el año que viene, del mismo modo que han perdido a Bismack Biyombo este verano. El contrato de un año les permite tener cierta flexibilidad, más de la que les hubiese dado cualquiera de los otros jugadores que habían perseguido. En cuanto al coste, es una ganga debido al precio de mercado actual tras el nuevo contrato televisivo.

Sullinger fue titular en 73 de los 81 partidos que disputó la temporada pasada, registrando 23’6 minutos por noche y promediando casi un doble-doble, incluyendo un récord personal de 8’3 rebotes por partido. Al precio al que lo han firmado los Raptors, es una apuesta de bajo riesgo y que desde luego en Toronto no dudaron en realizar.