Fuente: Mark Runyon (CC)

Los 10 contratos NBA más altos de la agencia libre 2016

lista recopilatoria y actualizada

mike conley grizzlies nba
Mike Conley, el jugador mejor pagado en la historia de la NBA. Mark Runyon (CC)

El verano 2016 está dejando algunos de los contratos más altos de la historia de la NBA, causa directa del nuevo contrato televisivo que se firmó. A más de uno le han «pillado» desprevenido ciertas sumas, y en su momento ya comentamos cómo debíamos mirar a esta nueva era de contratos NBA para comprenderla sin más sustos.

Así pues, comencemos con la lista recopilatoria de los grandes contratos de esta agencia libre 2016:

1 – Mike Conley (Memphis Grizzlies), 5×153

El contrato de Mike Conley fue todo un escándalo en su momento, no solo por ser el más alto de lo que llevamos de agencia libre, sino por ser el más alto de la historia de la NBA. Los 30.6 millones de dólares anuales que se embolsará el base de Grizzlies fueron un tremendo impacto en el aficionado medio, pero la duda no debe caer sobre los millones que percibirá (ya que es simplemente una causa directa de la nueva economía NBA), sino sobre si es merecedor de un contrato máximo, algo que muchos han puesto en duda.

Sea como sea, la realidad es que el bueno de Conley se ha embolsado el contrato más lucrativo de la historia de la liga.

2 – DeMar DeRozan (Toronto Raptors), 5×139

El escolta de Toronto Raptors fue uno de los grandes nombres de esta temporada con la franquicia canadiense. Junto a Kyle Lowry dirigió a su equipo a una temporada histórica, y sus esfuerzos se vieron reflejados en este contrato máximo. Si existen dudas a por qué a pesar de ambos ser máximos, Conley percibirá mayor cantidad de dinero, ello se debe a que la cantidad que puede ser ofrecida a un jugador depende de su antigüedad en la liga, con lo que al llevar Conley más temporadas, más dinero pudo recibir.

Muchos fueron los equipos tras los servicios del escolta, pero finalmente y tras un esfuerzo económico del equipo, DeRozan seguirá defendiendo a los Raptors durante 5 temporadas más.

3 – Andre Drummond (Detroit Pistons), 5×130

El center de los Detroit Pistons, fue otro de los jugadores que logró llevarse un máximo, en su caso recibiendo 130 millones de dólares en 5 temporadas. El conjunto de Stan Van Gundy cuenta con él como una pieza fundamental de su esquema, y se espera que con el paso de las temporadas se convierta en la gran fuerza en la pintura que todo el mundo pensó que sería en cuanto llegó a la liga.

4 – Bradley Beal (Washington Wizards), 5×128

El escolta anunció en su momento que quería hacerse con un contrato máximo en esta agencia libre, y los Washington Wizards acabaron cediendo por ello. A pesar de que siempre se ha visto en Beal el potencial de una estrella (especialmente en el aspecto ofensivo del juego), sus constantes lesiones no le han dejado demostrar toda esa capacidad que se le intuye, por lo que su contrato resulta una de las grandes incógnitas en lo que llevamos de agencia libre.

5 – Nicolas Batum (Charlotte Hornets), 5×120

El francés ha sido otro de los grande beneficiados de este aumento salarial, y los Hornets recompensaron su gran temporada con un contrato de 120 millones de dólares a repartir en 5 años. Batum ha demostrado ser una pareja de baile perfecta para Kemba Walker, ya que su capacidad para oganizar el ataque y cumplir defensivamente, suponen un completemento de lujo para el base de Hornets, el cual despliega todo su potencial cuando puede atacar libremente.

6 – Al Horford (Boston Celtics), 4×113

Al Horford ha resultado ser uno de los protagonistas del verano gracias a su destacado papel en una telenovela que enfrentaba a Hawks, Wizards y Celtics por hacerse con él. Finalmente, estos últimos lograron hacerse con sus servicios tras ofrecerle el contrato más suculento de todos. Boston Celtics gana a un complemento perfecto (y posible reclamo de Kevin Durant), y Al Horford gana una millonada como nunca antes hubiera imaginado.

7 – C.J. McCollum (Portland Trail Blazers), 4×106

C.J. McCollum, el MIP de esta pasada campaña, lograba una renovación por el máximo que alargaría su estancia en la franquicia de Portland durante 4 años más, y en los que percibiría un total de 106 millones de dólares (eso sí, dicho contrato no entraría en vigor hasta la temporada 2017-18). El enorme salto de calidad que McCollum proporcionó a los Blazers este último año fue uno de los principales motivos por los que los de Terry Stotts dieron una muy agradable sorpresa. Junto a Damian Lillard, McCollum tiene la oportunidad de formar parte de uno de los mejores backcourts de la liga durante mucho, mucho tiempo.

8 – Hassan Whiteside (Miami Heat), 4×96

Whiteside pudo ser otro protagonista de una gran telenovela como Horford, pero a pesar del drama anterior a la agencia libre, el jugador no tardó demasiado en decidir su futuro, el cual ató a la franquicia que le permitió darse a conocer a nivel mundial. Los de Florida no han tenido un verano demasiado positivo por el momento, pero saber que podrían retener a una de las grandes fuerzas de la pintura en los próximos años, seguro que les valió un buen respiro.

9 – Chandler Parsons (Memphis Grizzlies), 4×94

Los Memphis Grizzlies querían definitivamente mantenerse como un equipo referencia en la NBA, tras una temporada plagada de lesiones que no les permitió brillar en absoluto. Así pues, junto al gran contrato firmado por Mike Conley, llegó el de Chandler Parsons, que junto a Marc Gasol, se convierten en uno de los tríos más peligrosos de la NBA. Con Parsons, Memphis gana a un más que necesario anotador, además de haber demostrado ser un jugador tremendamente versátil.

10 – Evan Fournier (Orlando Magic), 5×85

Segundo francés en el top-10 de los contratos, y lo cierto es que la temporada que ha protagonizado, bien merece que los Orlando Magic confíen en él de semajante manera. A pesar de que en sus primeros años en la liga no consiguiera destacar demasiado, Fournier demostró esta pasada temporada que podía ser una gran fuerza ofensiva, sobre todo teniendo en cuenta la era actual de la NBA en que el triple es uno de los valores más preciados.