Descubriendo a Jamal Murray

Talentoso combo base/escolta

 

Kentucky Wildcats Jamal Murray

Otro que se une a la cada vez más extensa lista de jugadores nacidos en Canadá que destacan en este mundo del baloncesto. Jamal Murray, natural de Ontario, ha pasado su año universitario de rigor, antes de dar el salto a la NBA, en el mejor escaparate posible: Kentucky. Con 19 añitos, algo menos de dos metros de altura y de 100 kilos de peso, pasa por ser uno de los jugadores exteriores más atractivos del próximo Draft. Combo base/escolta anotador y buen tirador, sus números le retratan: 20 puntos y 5,2 rebotes por partido con unos porcentajes destacables: 50.2% en tiros de 2 y 40.8% en triples.

Análisis anteriores en el mock de SomosBasket: Jakob PoeltlDemetrius Jackson, Ben Simmons, Brandon IngramHenry EllensonDeyonta DavisMarquese ChrissBuddy HieldIvica ZubacJaylen Brown, Ante ŽižićFurkan Korkmaz.

PUNTOS FUERTES

Jamal Murray es un jugador peculiar. Aúna habilidad y agresividad a un nivel que no es propio de un jugador de su edad. Es un jugador con marcada personalidad que sumado a su ética de trabajo ha desarrollado un tiro de tres a base de lanzar y lanzar miles de veces en el gimnasio. Su casi 41% de acierto desde el triple y sus ocho intentos por partido lo demuestran. Su tiro tiene un trazo fluido y aunque no es excesivamente rápido armando el brazo si que es certero. Su tiro tiene una muy buena elevación lo que le permite alejarse de sus marcadores cuando se dispone a ejecutarlo. Sin duda tiene una gran confianza en su mano. El canadiense es el clásico jugador que, llegado el momento y si se lo exigen las circunstancias, será capaz de vivir de su tiro a lo largo de su carrera. 

Jugador alto y con envergadura para las dos posiciones en las que puede emplearse en la pista: base y escolta. En la universidad ha sido habitual verle superar a sus pares aprovechándose de su tamaño, está por ver que sea capaz de hacerlo cuando juegue con los mayores. Lógicamente le costará bastante más aprovecharse de ésta circunstancia. Pero su manejo de balón sumado al buen control de su cuerpo le convierte en un jugador difícil de defender. Ésto es de gran ayuda a la hora de buscarse espacios para lanzar, lo cual hace con fluidez. Es capaz de soltar la mano desde casi cualquier parte de la pista y casi retorciéndose si es necesario. Con movimientos rápidos y suaves es capaz de cambiar de dirección el juego fácilmente, y su cambio de velocidad le permite aprovechar desajustes en las defensas contrarias a menudo. Ese control de su cuerpo le permite forzar faltas con relativa facilidad.

 Los jugadores que tengan que defenderle tendrán que estar dispuestos a recorrer todos los rincones de la pista, ya que no se lo piensa dos veces a la hora de lanzar un ataque, aprovechar un hueco para colarse directo a canasta, aprovechar una pantalla y lanzar desde cualquier parte, o realizar un crossover y a continuación dar un paso atrás y lanzar un triple o darlo hacia delante y encarar la pintura sin miedo. Porque además no parece que sea un chico que se arrugue ni le importe jugarse los balones calientes. Su personalidad calmada es capaz de contagiarla en el campo, nunca le veras perder los nervios ni andar como pollo sin cabeza en un partido loco.

Una pena que los Wildcats de Kentucky fuesen eliminados tan pronto en su carrera para revalidar el título de la NCAA. Hubiésemos podido comprobar en los partidos mas comprometidos y de más nivel cual hubiese sido su respuesta.

 

PUNTOS DÉBILES

En sus virtudes puede que encontremos alguno de sus defectos. ¿Qué es? ¿base o escolta? ¿No está aún definido o será un combo típico para alegría de su próximo entrenador? Si que parece un jugador al que le gusta llevar la voz cantante, pero ésto no es lo mismo que ser un buen base. Hay ocasiones en los Murray que parece tímido con el balón si tiene que plasmar en pista jugadas preestablecidas. Se muestra mucho más cómodo cuando el juego fluye y tiene que improvisar. Aunque el lado amargo de esta moneda es que tiene cierta tendencia a meterse en el único charco posible. No siempre toma la decisión adecuada y regala al equipo contrario poder anular un ataque por estos disipados momentos.

Su defensa no es muy buena. Es un defensor en ocasiones activo pero nunca contundente. Quizá sea debido a su peso, ya que a veces se le puede ver salir rebotado tras toparse con algún jugador grande que esté realizando el bloqueo para el pick,n,roll. Pero está claro que voluntad pone a la tarea y eso hace pensar que su defensa es fácilmente mejorable si cae en las manos adecuadas ya que aúna físico y voluntad. No tiene un buen desplazamiento lateral y tiende a sufrir intentando parar a jugadores de su misma altura o envergadura.

Está claro que en la NBA se va a encontrar rivales de una calidad y de un físico a los que no está acostumbrado, así que la defensa tendría que ser una de sus mayores preocupaciones. Tendrá que adaptarse a muchas cosas a las que aún su juego no se ha enfrentado. Murray es inteligente, disciplinado y posee una buena ética de trabajo por lo que es de esperar que pueda mejorar y paliar, aunque sea parcialmente, todas estas carencias. Porque dependiendo de cómo sea capaz de pulir defectos y desarrollar virtudes marcarán que posición ocupe en la cancha. ¿Será un base armador, o un revulsivo saliendo del banquillo por su capacidad ofensiva? ¿será un escolta completo que ayude al base lanzando el juego ofensivo o terminará viviendo de su tiro? El tiempo nos lo dirá, pero lo que está claro es que Jamal Murray tiene todo lo necesario para triunfar en la mejor liga de baloncesto del planeta.

 

Comments